CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Guerra comercial EE.UU.-China

Empresas

¿Qué hizo Huawei para terminar en este gran aprieto con Estados Unidos?

Por David Goldman

Nueva York (CNN Business) — Huawei ha sostenido una endeble relación con Estados Unidos durante una década, que llegaron a un punto de ebullición la semana pasada cuando la administración de Trump prohibió a las empresas estadounidenses hacer negocios con la compañía china.

Aunque Estados Unidos han sospechado durante mucho tiempo que Huawei está involucrado en actividades ilegales, no está claro que Huawei haya hecho algo específico recientemente para convertirse en el objeto de tal preocupación. La prohibición fue una sorpresa para los observadores.

MIRA: ¿Qué hizo Huawei para terminar en este gran aprieto con Estados Unidos?

La administración de Trump aflojó temporalmente, solo un poco, sus restricciones del lunes. Pero el indulto fue limitado y estaba dirigido a un pequeño grupo de proveedores de redes rurales estadounidenses que utilizan equipos de Huawei. Para Huawei y la mayoría de las compañías estadounidenses, la prohibición se mantiene firmemente en su lugar.

¿Qué hizo que Huawei terminara en aprietos con EE.UU.?

La guerra comercial entre Estados Unidos y China

Estados Unidos y China han estado envueltos en una amarga guerra comercial durante más de un año, y Huawei ha estado atrapado en medio de la guerra.

Huawei podría servir como un enorme chip de negociación: es una gigantesca empresa china de telecomunicaciones con ambiciones de convertirse en el fabricante de teléfonos inteligentes número 1 del mundo y una de las pocas compañías que fabrica equipos de redes 5G para empresas inalámbricas. Huawei registró 105.000 millones de dólares en ventas el año pasado, más que IBM.

LEE: Google seguirá enviando actualizaciones de software para teléfonos Huawei por 90 días más

El presidente Donald Trump sugirió que podría considerar la posibilidad de aliviar a Huawei de los aranceles como parte de las conversaciones comerciales en curso con China.

Vínculos con el gobierno de China

En 2012, la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Estados Unidos publicó un informe luego de una investigación de un año que encontró que Huawei representaba una amenaza de seguridad para Estados Unidos. El informe concluyó que Huawei y la compañía de telecomunicaciones china ZTE actuaron en nombre del gobierno chino, y no se les debería permitir operar una infraestructura estadounidense crítica que controla las redes inalámbricas del país.

Huawei dice que opera independientemente del gobierno chino, pero Estados Unidos ha sospechado durante mucho tiempo que la compañía espía en las redes que opera su tecnología. Huawei ha negado en repetidas ocasiones las acusaciones de espionaje, pero Estados Unidos ha desestimado a Huawei en contratos de banda ancha e inalámbricos, y la administración de Trump ha intentado presionar para que se deje de comprar equipos de telecomunicaciones a Huawei.

MIRA: Golpe a Huawei, Google y otras cortan negocios: ¿guerra fría de tecnológicas?

La compañía no quiso hacer comentarios para este artículo, pero ha negado repetidamente los vínculos con el gobierno chino y disputó las afirmaciones de que sus equipos representan un riesgo. ZTE negó las acusaciones, pero el año pasado aceptó la supervisión del gobierno de EE.UU.

Vínculos con Irán

El gobierno de Trump presentó cargos penales contra Huawei a principios de este año, alegando que la compañía planeaba eludir las sanciones de Estados Unidos a Irán.

Como parte de ese caso, Canadá detuvo a la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou. Ella enfrenta una posible extradición a Estados Unidos.

Huawei supuestamente engañó a las instituciones financieras y al gobierno de los Estados Unidos sobre su negocio en Irán. Entre los cargos contra Huawei, Estados Unidos afirma que el fundador de Huawei, Ren Zhengfei, le dijo falsamente al FBI en 2007 que la compañía no violaba ninguna ley de exportación de EE.UU. y que no había tratado directamente con ninguna compañía iraní.

LEE: Puede que Google haya acabado con las intenciones de Huawei de ser la marca de teléfonos más importante del mundo

Huawei se declaró inocente, y ha negado los cargos. China dijo que los cargos eran una campaña de desprestigio. Meng niega los cargos. Ren no ha comentado sobre los cargos, pero le dijo a CNN que no planea viajar a Estados Unidos, donde podría ser procesado.

Presunto robo de propiedad intelectual

El gobierno de Trump también demandó a Huawei por supuestamente robar secretos comerciales de T-Mobile.

Según la demanda federal, Huawei trabajó durante años para robar la tecnología de prueba de teléfono patentada de T-Mobile, conocida como “Tappy”. Huawei suministró teléfonos a T-Mobile y tuvo acceso a cierta información sobre Tappy debido a esa relación, según la demanda. Al parecer, se pidió a los empleados de la empresa que enviaran información como fotos, medidas y los números de serie de varios componentes.

El gobierno de Estados Unidos alega que la administración de Huawei prometió bonificaciones a los empleados que recopilaron información confidencial sobre los competidores.

MIRA: Huawei contraataca y demanda a Estados Unidos

Huawei se declaró inocente y también ha negado los cargos en ese caso.

Batalla por el futuro de la tecnología

La tecnología de Huawei es esencial para el futuro de 5G, una tecnología que Estados Unidos desea dominar desesperadamente.

Huawei es el líder de 5G, y brinda tecnología que admite el despliegue de 5G de las redes inalámbricas. Sus únicos competidores importantes son Nokia y Ericsson, y Huawei es una compañía mucho más grande, capaz de proporcionar la tecnología más rápida y más barata.

Aunque Estados Unidos ha evitado en su mayoría la tecnología de red de Huawei, sigue siendo frecuente en las zonas rurales de América. También está profundamente arraigada en Europa, Asia y otras regiones.

LEE: Huawei es el protagonista principal del Mobile World Congress, el mayor evento de tecnología móvil del mundo

Estados Unidos quiere asegurarse de que sus compañías de telecomunicaciones estén a la vanguardia de la nueva tecnología. El 5G podría ayudar a dar paso a la próxima ola de tecnologías que cambian la economía, incluidos los automóviles sin conductor.

¿Esperanza para el futuro?

A pesar del reciente callejón sin salida entre Huawei y Estados Unidos, una disputa previa entre la administración de Trump y una empresa de tecnología china muestra un camino potencial para Huawei.

En abril de 2018, el Departamento de Comercio de EE.UU. dijo que ZTE mintió a los funcionarios estadounidenses sobre el castigo a los empleados que violaron las sanciones de EE. UU.. Estados Unidos prohibió a las compañías estadounidenses vender componentes a ZTE, lo que impide que la compañía compre chips y vidrio a sus proveedores clave.

Sin embargo, un mes después, Trump dijo que personalmente trabajaría con el presidente de China Xi Jinping para que ZTE “vuelva a los negocios, rápido”. Dijo que el castigo de Estados Unidos estaba costando demasiados empleos chinos. La administración de Trump levantó esas sanciones en julio después de que ZTE aceptó la supervisión.

Si la administración de Trump usa a Huawei, una compañía mucho más grande que ZTE, como una moneda de negociación similar en su guerra comercial con China, podría exigirle a China concesiones políticas a cambio de suavizar las restricciones a la compañía.

MIRA: El presidente de Huawei defiende la seguridad de su compañía en el Mobile World Congress 2019

Huawei, sin embargo, no está esperando que los dos países resuelvan el problema. Huawei demandó al gobierno de Estados Unidos en marzo para luchar contra los esfuerzos de Estados Unidos para frenar su influencia global. Funcionarios del gobierno de Estados Unidos no han comentado sobre el caso.