CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Empresas

Huawei, una mirada al interior del gigante tecnológico de China

Por Kyle Almond

(CNN) — La empresa china Huawei es uno de los gigantes de la industria tecnológica. Es el proveedor de equipos de telecomunicaciones más grande del mundo, líder en tecnología 5G de próxima generación, y el año pasado superó a Apple como el segundo vendedor de teléfonos inteligentes más grande del mundo.

Pero para muchos, especialmente en Occidente, todavía hay un aire de misterio a su alrededor.

Y en Estados Unidos, sospecha.

LEE: Huawei podría ser la primera gran víctima de la guerra comercial China-EE.UU.

Durante años, a Washington le ha preocupado que el gobierno chino pudiera usar el equipo de Huawei para espiar a otras naciones. El gobierno de EE. UU. Dice que Huawei podría representar una amenaza para la seguridad nacional porque no puede decir no al gobierno chino.

Huawei negó esas acusaciones y dijo que rechazaría cualquier solicitud del gobierno chino para obtener acceso a la tecnología que vende a los operadores de telecomunicaciones. Pero la semana pasada, el gobierno de Trump incluyó en la lista negra a la compañía, colocándola en una lista de empresas extranjeras a las que se les prohibió recibir componentes de exportadores estadounidenses sin una licencia.

En un esfuerzo por disipar parte del misterio que lo rodea, Huawei ha abierto recientemente sus instalaciones a los medios internacionales.

Kevin Frayer, un fotógrafo de Getty Images que vive en Beijing, viajó al sur de China en abril para visitar tres campus de Huawei.

“Mi objetivo era llevar a la gente un paso más allá de las noticias de última hora y los titulares sobre Huawei, darles una idea de cómo se ve la empresa y quién trabaja allí”, dijo.

Huawei tiene 180.000 empleados en todo el mundo. Más de un tercio de ellos trabajan en los campus que Frayer visitó en Dongguan y en las cercanías de Shenzhen, que se considera el Silicon Valley de China.

Los empleados con los que se encontró trabajan en una variedad de roles: producción, investigación y desarrollo, y finanzas, solo por nombrar algunos.

“Los trabajos en Huawei son codiciados”, dijo Frayer. “Es una de las empresas mejor pagadas en China para trabajadores altamente calificados y muchos de sus empleados han recibido educación en el extranjero y en las mejores escuelas del país. Algunas de las mentes más brillantes son contratadas desde otras compañías, y Huawei también ha estado atrayendo a expertos extranjeros para que se unan”.

Frayer se maravilló ante el tamaño de los campus que visitó, especialmente la sede de Huawei en Shenzhen y el campus de investigación y desarrollo de estilo europeo en Dongguan.

“Cuando llegas por primera vez, es un poco abrumador lo extendido que está todo”, dijo. “Hay restaurantes y cafés, instalaciones deportivas y su propio sistema de transporte. Tienen villas y lujosos comedores para clientes de alto nivel y viviendas de bajo costo para empleados.

“En el nuevo campus de estilo europeo, los edificios están diseñados para reflejar la formación del fundador de la empresa como arquitecto. Y todos los días después del almuerzo, las luces se atenúan en la mayoría de las oficinas para que los trabajadores puedan dormir una siesta, lo cual es común en las compañías en China”.

Frayer dijo que los campus se parecen a los campus universitarios: tranquilos y relajados, a diferencia de gran parte del país.

“Los único que te recuerda que estás en China son las multitudes a la hora del almuerzo y al final de la jornada laboral”, dijo.

Frayer pudo hablar con algunos empleados y muchos de ellos expresaron preocupación por lo que consideran conceptos erróneos sobre la compañía.

“Estaban muy conscientes de los desafíos políticos y de la visión estadounidense y se esforzaron por explicar que Huawei es una empresa tecnológica que intenta innovar como cualquier otra empresa tecnológica, como dijo un ingeniero, para hacer las cosas que hacen la vida más fácil”.

Algunas de las áreas de investigación y desarrollo estaban prohibidas por el interés de proteger la propiedad intelectual, y en ocasiones se pidió a Frayer que no fotografiara a algunos clientes. Pero en general, dijo, Huawei era muy abierto en lo que permitían.

Llamó a la compañía un “gigante” y una fuente de orgullo nacional en China.

“Es difícil saber realmente cómo es trabajar allí, pero en general la gente se ve feliz e interesada en lo que está haciendo”, dijo Frayer. “Se podría sentir que es grande e importante y está creciendo”.

Sherisse Pham y Julia Horowitz de CNN contribuyeron a este informe.

Kevin Frayer es un fotógrafo de Getty Images que vive en Beijing. Síguelo en Facebook, Instagram y Twitter.

Editor de fotos: Brett Roegiers