CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Guerra comercial EE.UU.-China

Guerra comercial

Trump sugiere usar a Huawei como moneda de cambio en las negociaciones comerciales con China

Por Sherisse Pham, Abby Phillip

Hong Kong (CNN Business) — El presidente de de Estados Unidos, Donald Trump, planteó la posibilidad de reducir las restricciones a Huawei como parte de un acuerdo comercial más amplio con Beijing, a pesar de calificar al gigante de telecomunicaciones de China como “muy peligroso”.

Los comentarios, que parecen ir en contra de la política de línea dura de Washington sobre Huawei, se producen apenas una semana después de que el Departamento de Comercio de EE. UU. incluyera a la compañía en una lista negra, impidiéndole efectivamente hacer negocios con compañías estadounidenses.

LEE: 10 datos que muestran el alcance de Huawei en el mercado mundial

“Huawei es algo muy peligroso” desde el punto de vista de seguridad, dijo Trump a reporteros el jueves.

Pero luego planteó la idea de utilizar a la empresa de tecnología china como palanca en las negociaciones comerciales en curso con China.

“Es posible que Huawei incluso sea incluido en algún tipo de acuerdo comercial”, dijo Trump. “Si hiciéramos un trato, me imagino que se incluiría a Huawei en alguna forma, como parte de un acuerdo comercial”.

Estados Unidos ha calificado durante mucho tiempo a Huawei, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo y la marca número dos de teléfonos inteligentes, como un riesgo para la seguridad.

MIRA: ¿Tienes un Huawei? Así te afectará el rompimiento con Google

La administración de Trump ha presionado a sus aliados para restringir los equipos de Huawei en la construcción de sus redes 5G, citando preocupaciones de seguridad nacional. Washington teme que Beijing pueda usar el equipo de Huawei para espiar a otros países, pero no ha proporcionado ninguna evidencia de que tales actos hayan ocurrido.

Huawei ha negado en repetidas ocasiones que cualquiera de sus productos suponga un riesgo para la seguridad, señalando que Beijing nunca ha solicitado acceso a su equipo y que, si lo hiciera, la compañía se negaría a hacerlo. El gobierno chino niega haber robado propiedad intelectual y haber cometido prácticas comerciales desleales.

Washington no ha quedado satisfecho con esas garantías.

El jueves, el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, dijo que la disputa sobre Huawei podría profundizarse, reiterando el riesgo de seguridad que representa la tecnología de la firma y dijo que espera que otras compañías internacionales elijan no usar sus productos.

“Si pone su información en manos del partido comunista chino, es un verdadero riesgo para usted. Puede que no la usen hoy, que no la usen mañana”, dijo Pompeo en una entrevista con CNBC el jueves. “Decir que no trabajan con el gobierno chino es una declaración falsa”.

MIRA: ¿Cómo afectará a usuarios de Huawei la batalla por el 5G entre EE.UU. y China?

La semana pasada, el Departamento de Comercio prohibió que las compañías estadounidenses vendieran partes y componentes clave a Huawei, por considerar a la empresa una amenaza para la seguridad nacional y los intereses de la política exterior de Estados Unidos.

Y en enero, el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó cargos penales contra Huawei, acusando a la compañía de violar las sanciones estadounidenses a Irán y de robar propiedad intelectual.

La sugerencia de Trump el jueves de utilizar a Huawei como una importante moneda de cambio en las actuales negociaciones comerciales refuerza la posición de Beijing sobre la situación.

“Recientemente, Estados Unidos utiliza con frecuencia la ‘jurisdicción de brazo largo’ para reprimir a las empresas chinas”, dijo el jueves el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Gao Feng. “China insta a EE. UU. a detener las irregularidades para evitar un mayor impacto en las relaciones comerciales entre ambos países”.

MIRA: Huawei podría ser la primera gran víctima de la guerra comercial China-EE.UU.

“Si EE. UU. quiere seguir negociando, debería mostrar su sinceridad y corregir sus acciones equivocadas”, agregó Gao.

Esta no es la primera vez que Trump ha sugerido suavizar la presión sobre Huawei como parte de las conversaciones comerciales en curso.

En diciembre, la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, fue arrestada en Canadá a solicitud de las autoridades estadounidenses. Actualmente está a la espera de una audiencia sobre una posible extradición a Estados Unidos, donde enfrenta cargos federales en Nueva York por su papel en un presunto plan de Huawei para eludir las sanciones de Estados Unidos a Irán. Meng y Huawei niegan los cargos.

Poco después de su arresto, Trump dijo a Reuters que su gobierno estaba abierto a utilizar la detención de Meng como palanca en las negociaciones comerciales en curso con China.

Meng está buscando una suspensión de los procedimientos de extradición en parte basándose en los comentarios de Trump, que, según sus abogados, descalifica a Estados Unidos de seguir el caso en Canadá.

Yong Xiong contribuyó a este informe.