CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Celebridades

Elton John no quiso suavizar el sexo y las drogas en “Rocketman”, la película sobre su vida

Por Marianne Garvey

(CNN) — Elton John no se aleja de sus días salvajes. De hecho, dijo que presionó a los productores de la película Rocketman para una representación honesta de su pasado lleno de sexo y de cocaína.

“Algunos estudios querían atenuar el sexo y las drogas para que la película obtuviera una clasificación PG-13. Pero simplemente no he llevado una vida clasificada PG-13”, escribió John en un artículo para The Guardian. “No quería una película llena de drogas y sexo, pero igualmente, todos saben que tuve muchas de las dos cosas durante los años 70 y 80, así que no parecía tener mucho sentido hacer una película que implicara que después de cada concierto, volví tranquilamente a mi habitación de hotel con solo un vaso de leche tibia y la Biblia de Gideon por compañía”.

Antes de aterrizar en Paramount Pictures, Rocketman pasó por Focus Features y Walt Disney Studios.

Dedicó casi dos décadas a que se hiciera la película, porque —según escribió— además de querer que las cosas se suavizaran, muchos productores simplemente no vieron su visión.

“Algunos estudios querían que perdiéramos el elemento de fantasía e hiciéramos una película biográfica más directa, pero eso no era lo importante”, escribió John.

“Como dije, viví mucho en mi cabeza cuando era un niño. Y cuando mi carrera despegó, lo hizo de tal manera que casi no me pareció real. Yo no fui exitoso de la noche a la mañana, había estado andando por los clubes, grabando discos, escribiendo canciones con Bernie [Taupin] e intentando venderlas a personas que no estaban interesadas durante cuatro o cinco años antes de que sucediera algo importante. Pero cuando sucedió, se disparó como un misil: hay un momento en Rocketman, cuando estoy jugando en el escenario en el club Troubadour, en Los Ángeles, y todo en la habitación comienza a levitar, yo incluido, y honestamente, eso es lo que sentí”.