CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

Estos perros detectaban explosivos en Siria, ahora se están adaptando a la vida civil

Por Jennifer Hansler

(CNN) — No te dejes engañar por sus ojos brillantes, sus lenguas salidas o sus sonrisas de perros: Rhino, Rambo y Der no son cachorros normales.

Estos pastores belga malinois de cuatro años de edad son perros de detección de minas retirados que han pasado gran parte de sus vidas trabajando para eliminar explosivos en Siria. Ahora están de vuelta en Estados Unidos, trabajando para hacer la transición a la vida civil con la esperanza de encontrar nuevos hogares.

El trabajo de los perros de detección de minas como Rhino, Rambo y Der han desempeñado “un papel fundamental” para ayudar a la recuperación de las áreas liberadas de ISIS, dijo Jerry Guilbert, jefe de programas de la Oficina de Eliminación y Reducción de Armas en el Departamento de Estado la semana pasada.

Der, un perro detector de minas retirad, trabajando en Siria.

“Estos perros han sido absolutamente críticos para facilitar el trabajo de nuestros socios implementadores que están haciendo esta autorización en el terreno”, dijo. “Y es por el trabajo que estos perros han hecho (que) Estados Unidos, tanto en Iraq como en Siria, ha podido eliminar más de 80.000 peligros explosivos… de casi mil sitios de infraestructura crítica en áreas que se han liberado del control de ISIS”.

Según Guilbert, en los lugares donde se ha expulsado a ISIS, la organización terrorista “atrapó todo lo que fuera útil para las personas que iban a regresar a las áreas que ocupaba”.

“Antes de que se pueda proporcionar esa estabilización crítica y asistencia humanitaria, deben eliminarse esos peligrosos explosivos”, explicó Guilbert.

Rhino, un perro detector de minas retirado, trabajando en Siria.

Muchos de los explosivos tienen desencadenantes que “pueden ser muy, muy difíciles de detectar por medios convencionales”, dijo, y agregó que “tratar de descifrar estos desencadenantes en condiciones de campo de batalla, en montones de escombros, es casi imposible”.

Ahí es donde entran los perros. Pueden olfatear explosivos e incluso pueden detectar grandes explosivos desde fuera de los edificios.

MIRA: Perros de Detección Médica, los perros que huelen el cáncer (fotos)

“Antes de enviar seres humanos para limpiar un edificio o verificar el sitio de infraestructura crítica para la contaminación de artefactos explosivos, una de las cosas que hacemos es llevar a estos perros detectores de minas especialmente entrenados para oler el perímetro, determinar si hay explosivos en ese edificio y en función de donde los perros puedan estar indicando, averiguar dónde en el edificio pensamos que esos peligros explosivos puedan estar”, dijo Guilbert.

Muchos de los perros detectores de minas “continuarán trabajando hasta que ya no puedan trabajar más”, dijo Guilbert. A menudo son adoptados por sus manejadores en los países donde servían, pero a veces, como en el caso de estos tres perros, son repatriados a Estados Unidos.

Rhino, Rambo y Der ahora viven en Houston, tratando de aclimatarse a la vida civil con la ayuda de Mission K9 Rescue, una organización dedicada a los perros de trabajo que se están jubilando y que están retirados.

Cada perro tiene patios individuales, se alimenta dos veces al día y “tiene todos los juguetes que podría querer”, dijo Louisa Kastner, vicepresidenta de la organización, la semana pasada.

El proceso de rehabilitación varía para cada perro, explicó Kastner, pero la organización trata de rodear a los perros con “interacciones positivas constantes” y “hacer lo mejor que podamos para que se sientan seguros”. Algunos perros tardan meses en hacer la transición a sus nuevas vidas y ser adoptados, mientras que otros han vivido con Mission K9 Rescue.

LEE: No tuvo éxito como perro detector de drogas pero ahora es el mejor amigo de la conservación en Argentina

“Todos lo están haciendo increíblemente bien”, dijo Kastner el viernes en un correo electrónico a CNN. “Desafortunadamente, con el proceso de rehabilitación nada es rápido, los dejamos ir a su propio ritmo y nunca intentamos apresurarlos o empujarlos en su rehabilitación. Nos avisan cuando están listos”.

Cuando le preguntaron si pensaba que sería difícil encontrar un hogar para los tres perros, Kastner dijo que no creía que fuera difícil en absoluto.

“Creo que solo es cuestión de encontrar el hogar adecuado”, dijo.