CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Corte Suprema mantiene la política sobre el uso del baño de estudiantes transgénero en escuelas de Pensilvania

Por Ariane de Vogue

(CNN) — La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos mantuvo la decisión de una corte inferior que falló a favor de una política del distrito escolar de Pensilvania que permite a algunos estudiantes transgénero usar baños que coincidan con su identidad de género.

La demanda fue un desafío a la política del distrito escolar de Pensilvania sobre el uso de los baños que coincidan con su identidad de género por parte de estudiantes transgénero.

Los demandantes son estudiantes que dicen que la política viola sus derechos de privacidad y constituye acoso sexual en violación del Título IX, una ley federal que prohíbe la discriminación basada en el sexo en instituciones educativas que reciben fondos federales.

En los documentos judiciales, los abogados de los demandantes argumentan que “obligar a un adolescente a compartir un vestuario o un baño con un miembro del sexo opuesto puede causar vergüenza y angustia”.

“La política del Distrito fue un cambio drástico en la manera como vestuarios y los baños han sido regulados durante toda la historia de los sistemas de las escuelas públicas”, dijeron los demandantes.

Los abogados del distrito escolar dicen que tomaron la decisión de permitir que los estudiantes transgénero usen instalaciones alineadas con su identidad de género porque el distrito “cree que los estudiantes transgénero deben tener el derecho de usar el baño escolar y las instalaciones de casilleros con la misma base de los estudiantes que no son transgénero”.

Dicen que el permiso no es automático, pero que cuando un estudiante transgénero solicite usar instalaciones que concuerden con su identidad de género, tienen “varias conversaciones” con un consejero.

Como parte de su defensa, incluyen una foto de Aidan DeStefano, quien se graduó el año pasado de una de las escuelas, y es un hombre transgénero, para mostrar por qué no pertenece a un baño que corresponde al sexo que le fue asignado al nacer.

Un tribunal inferior se negó a emitir una orden judicial preliminar que se bloqueara la política.

Bajo la administración de Obama el Departamento de Educación y Justicia brindó orientación a los distritos escolares a los que recomendó que las escuelas permitan a los estudiantes transgénero usar baños y vestuarios que coincidan con su identidad de género.

Pero el gobierno del presidente Donald Tump retiró esa recomendación.

Cuando lo hizo, un caso pendiente relacionado con un estudiante de Virginia, Gavin Grimm, fue desestimado.

En este caso, la situación es a la inversa, pues la demanda no fue presentada por un estudiante transgénero, sino por estudiantes que se oponen a compartir un baño con personas trans.