CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Jóvenes

Aumento del suicidio ocurrió entre adolescentes y preadolescentes después de “13 Reasons Why”, dice estudio

Por Susan Scutti

(CNN) — Netflix lanzó “13 Reasons Why“, una serie sobre el suicidio de una niña de 17 años, el último día de marzo de 2017. Inmediatamente, el servicio de transmisión rentable recibió críticas de organizaciones de prevención del suicidio por no retratar el suicidio de manera responsable. Una nueva investigación sugiere que, como se temía, la serie causó un efecto de “contagio suicida” entre los jóvenes.

Un aumento estimado del 13% en el suicidio entre niños y adolescentes, de 10 a 19 años, ocurrió en los tres meses posteriores al lanzamiento del programa, hallaron los investigadores. Esto corresponde a 94 suicidios más de lo que se esperaría, según el estudio publicado el miércoles en la revista JAMA Psychiatry.

“No se observaron efectos en otros grupos de edad”, dijo a CNN en un correo electrónico el Dr. Thomas Niederkrotenthaler, autor principal del estudio y jefe de la Unidad de Investigación de Suicidio y Promoción de la Salud Mental de la Universidad de Medicina de Viena.

MIRA: “13 reasons why”, el problema del suicidio a su nivel más crudo

Efectos de contagio de los medios de comunicación

Aunque muchos solicitaron una encuesta nacional de datos de muertes después de la serie, “esto no fue posible hasta la reciente publicación de los datos de suicidio de 2017 por parte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC, por sus siglas en inglés)”, explicó Niederkrotenthaler.

Él y sus colegas analizaron los datos de los CDC antes y después del lanzamiento del programa en 2017 para estimar los suicidios entre diferentes grupos de edad e identificar posibles cambios en los métodos específicos utilizados. También examinaron las publicaciones de Twitter e Instagram para estimar la cantidad de atención de las redes sociales centrada en el programa.

Los datos de las redes sociales mostraron que el interés público en el programa fue mayor en abril de 2017 e insignificante después de junio de 2017.

Poco después del lanzamiento de “13 Reasons Why”, Niederkrotenthaler y sus colegas notaron “un claro aumento de suicidios entre hombres y mujeres de 10 a 19 años de edad” incluso después de explicar el aumento estacional que generalmente ocurre en esos meses.

LEE: ¿Realmente “13 Reasons Why” aumentó las búsquedas en internet sobre el suicidio? (2017)

El estudio “estimó 66 suicidios más de lo esperado entre los hombres, lo que representa un aumento del 12,4%, y 37 suicidios más entre las mujeres, lo que representa un aumento del 21,7%” entre el 1 de abril de 2017 y el 30 de junio de 2017, el período de mayor interés en las redes sociales, dijo Niederkrotenthaler.

“El hecho de que esta asociación solo se observó en el grupo demográfico que fue similar al personaje de 17 años de Hannah Baker, y el mayor aumento proporcional entre las niñas, así como la ausencia de cambios en los suicidios en grupos de otras edades, es claramente consistente con un posible efecto de imitación”, dijo.

Los efectos de imitación pueden explicarse por la vulnerabilidad y la “identificación con el personaje principal que muere por suicidio”, explicó. “Los niños que son vulnerables al suicidio, por ejemplo, aquellos que tienen pensamientos suicidas y se identifican con la protagonista Hannah Baker, corren cierto riesgo si no buscan ayuda”.

Se puede encontrar ayuda hablando con un “adulto de confianza”, dijo, o llamando, si se está en Estados Unidos, a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio, al 1-800-273-8255.

Dado que “es imposible saber si las personas que murieron por suicidio realmente vieron el programa”, Niederkrotenthaler instó a tener cuidado al interpretar los resultados del estudio. También carecía de datos para intentos de suicidio, aunque varias salas de emergencia de EE. UU. informaron aumentos en las autolesiones entre los adolescentes después de que la serie se emitió en Netflix, dijo.

INFOGRAFÍA: Las preocupantes cifras del intento de suicidio en niños y adolescentes en EE.UU.

Aún así, un estudio separado publicado el mes pasado sacó conclusiones similares al nuevo estudio. Encontró un aumento del 28,9% entre los niños que murieron por suicidio en el mes posterior al estreno del programa.

En ese momento, Netflix declaró: “Este es un tema de importancia crítica y hemos trabajado arduamente para asegurarnos de que manejamos este tema delicado de manera responsable”.

Después de la publicación del estudio de Niederkrotenthaler, Netflix dijo en un comunicado que ambos estudios “no explican los aumentos [de suicidios] de niñas en noviembre de 2016 y de niños en marzo de 2017, antes de que se iniciara el programa. Los expertos coinciden en que no hay una sola la razón por la que las personas se quitan la vida, y que las tasas en adolescentes han aumentado trágicamente durante años”.

LEE: Tasas de suicidio de adolescentes aumentaron tras el debut en Netflix de “13 Reasons Why”: estudio

En defensa de “13 Reasons Why”, Brian Yorkey, creador y productor ejecutivo de la serie, y la Dra. Rebecca Hedrick, psiquiatra y asesora de la serie, escribieron en una columna de The Hollywood Reporter esta semana que las descripciones “inquebrantables” de bullying, el abuso, la depresión y el suicidio retratados en la serie “ayudaron a eliminar los estigmas que los jóvenes experimentan cada vez más al crecer hoy”.

Su objetivo era “arrojar luz” sobre estos temas, escribieron. Para “todos los guiones”, entonces, los guionistas y productores de la serie trabajaron con psiquiatras, maestros y otros expertos para “garantizar que incluso las escenas más desafiantes se basaran en la realidad”.

“Numerosas investigaciones independientes” apoyan el impacto positivo del programa, incluido un estudio que cita pruebas de que los matones cambiaron su comportamiento después de ver la serie, agregaron. “Hemos escuchado de personas de todo el mundo que la serie les dio el coraje de hablar sobre los problemas que antes se les dificultaba discutir, incluso con sus propias familias”, escribieron Yorkey y Hedrick.

El contagio positivo también es posible

Uno no puede sacar conclusiones definitivas “causales”, aunque el nuevo estudio de Niederkrotenthaler contiene “pruebas convincentes” de que “el exceso de suicidios puede haber sido debido a la serie”, escribió Tyler J. VanderWeele, un bioestadístico de Harvard, y dos coautores, en un editorial publicado junto con el estudio en JAMA Psychiatry. “Esto parece haber sido un ejemplo en el que pudo haber estado en juego el contagio o la imitación del suicidio”.

Sin embargo, los efectos de contagio no son universalmente dañinos. Posibles “compensaciones complejas” entraron en juego después de “13 Reasons Why”, escribieron VanderWeele y sus co-autores. Esto incluye las disminuciones en la intimidación observadas en el estudio citado por el creador de la serie. Y, aunque la evidencia sugiere que ver o sufrir violencia genera más violencia, “experimentar un evento positivo hace que sea más probable que se actúe de manera altruista”, afirmó el editorial. Se podría hacer un mayor esfuerzo, entonces, para “equilibrar los informes negativos con aquellos sobre lo que es bueno en una comunidad”, sugieren los autores.

MIRA: Estudio revela que son más las niñas y mujeres que se suicidan por envenenamiento

“Un pequeño cambio en las prácticas de presentación de informes podría tener beneficios sustanciales. Del mismo modo, que los medios muestren la resiliencia, en lugar del suicidio, puede ayudar a los que tienen dificultades”, escribieron.

La evidencia sugiere que “el contenido de los medios se ha vuelto cada vez más negativo y polarizante”, escribieron los autores de la editorial. “Dado que el cerebro humano está más atento a los eventos potencialmente peligrosos, las fuentes de los medios con más material negativo tienen más espectadores, lo que incentiva los informes negativos”.

En última instancia, no se necesitan “censuras estrictas” o “restricciones a la libertad de expresión”; en cambio, el editorial aboga por que los productores de medios tomen conciencia de los efectos dañinos de mostrar irresponsablemente el suicidio.

Niederkrotenthaler dijo a CNN que espera que sus hallazgos “alienten las colaboraciones entre la industria del entretenimiento y la prevención del suicidio”.

LEE: ¿Cómo encontrar ayuda profesional para la depresión y la ansiedad?

El problema con la serie era que presentaba el suicidio como una consecuencia lógica de los problemas típicos de la vida durante la adolescencia, mientras que obtener ayuda “se describía como inútil”, dijo. “Incluso si hay experiencias negativas con la búsqueda de ayuda en el pasado, siempre vale la pena darle otra oportunidad. Siempre es lo correcto buscar ayuda y hablar con adultos de confianza”.

Mira aquí las líneas de atención y prevención del suicidio en América Latina y España.

Y en Estados Unidos, hay varias opciones para buscar ayuda en este tipo de casos (mira aquí).