CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

El tío de la niña de Utah de 5 años desaparecida fue acusado y un cuerpo fue encontrado cerca de la casa de ella

Por Chris Boyette, Ray Sánchez, Madeline Holcombe

(CNN) — Investigadores en Utah encontraron restos que creen que son de una niña desaparecida de 5 años después de que el sospechoso proporcionó un mapa de un área que las autoridades registraron, dijo el miércoles por la tarde un jefe de Policía.

Alex Whipple, el tío de la niña, fue acusado formalmente de asesinato con agravantes y otros cargos. Los investigadores habían mantenido la esperanza de encontrar a Elizabeth Shelley viva, dijo la Policía.

“Desde luego, queríamos llevar a Lizzie a casa”, dijo el jefe de Policía de Logan City, Gary Jensen.

LEE: La Policía busca a una niña de 5 años desaparecida en Utah; su tío fue arrestado y las autoridades creen que el caso “no va a terminar bien”

La madre de la niña agradeció a los que ayudaron en la búsqueda. “Lizzie era una niña tan cariñosa y generosa. Esperamos poder verla como un ejemplo de cómo vivir”, dijo en un comunicado.

El abogado de Whipple dijo que su cliente dio información a las autoridades.

“Me reuní con el Sr. Whipple esta mañana y repasamos el caso. Creía que sería apropiado revelar la ubicación del cuerpo”, dijo la abogada Shannon Demler. “Me lo dijo, y yo le dije a las autoridades y las llevé allí alrededor de la 1 pm de hoy”.

Demler indicó que la ubicación estaba muy cerca de la casa de Elizabeth.

Imágenes divulgadas por la policía de Alexander Whipple

Whipple, de 21 años, quien ha sido el principal sospechoso en la desaparición de la niña, también fue acusado de un cargo de secuestro de niños, dos cargos de obstrucción de la justicia y un cargo de profanación de un cuerpo, dijo Jensen. “No tenemos un motivo en este momento”, dijo el jefe a los periodistas.

Whipple había estado bebiendo y jugando videojuegos con la madre de Elizabeth y su novio que vivía con ella la noche anterior a la desaparición de la niña, según documentos judiciales archivados en el condado de Cache.

El sospechoso, localizado por la Policía horas después de que Elizabeth desapareció, dio a los investigadores versiones contradictorias de su paradero la noche anterior, según los documentos. En un momento dado, salió de la sala de entrevistas de la Policía y “comenzó a lamer sus manos” y trató de limpiarlas.

Whipple finalmente admitió estar en la casa de Elizabeth y le dijo a la Policía que salió a caminar para “disfrutar del paisaje” después de que su hermana y su novio se fueron a su habitación, según los documentos. Una vez más, los investigadores descubrieron inconsistencias en su línea de tiempo.

Durante la entrevista con la Policía, según los documentos, el sospechoso se refirió al “mal” en el mundo y sus “luchas de niño y cómo su familia lo ha tratado horriblemente a lo largo de su vida”.

Whipple le dijo a la Policía que el alcohol le hace “perder el conocimiento” y que “a veces hace ‘cosas criminales’ cuando pierde el conocimiento”, dicen los documentos. Había manchas oscuras consistentes con sangre en sus pantalones y cortes en sus manos.

Los investigadores que buscaban a la niña descubrieron más tarde un cuchillo roto y manchado de sangre que faltaba en la cocina de su madre y un tubo de PVC con una huella de sangre de una mano, según los documentos.

No muy lejos, la Policía encontró la falda verde azulada con encaje blanco que Elizabeth llevaba enterrada debajo de tierra y corteza. La falda estaba manchada de sangre. Un pequeño bloque de hormigón cercano también se tiñó de sangre.

La sangre en la ropa del sospechoso, su reloj y el cuchillo coincidieron con Elizabeth en una prueba de ADN, según los documentos. La huella de la palma en el tubo coincidió con el sospechoso.

Elizabeth fue vista por última vez en su casa por su madre el sábado a las 2 am, según el capitán de la Policía de Logan, Tyson Budge. La familia de Shelley también vio por última vez a Whipple, quien había ido a la casa de la familia a visitar el viernes por la noche, alrededor de esa hora.

Whipple, quien fue arrestado desde entonces, fue el principal sospechoso de la desaparición de la niña. “Tenemos pruebas sólidas que relacionan a Alex con la desaparición de Lizzie”, dijo Jensen.

Jensen dijo que tenían pruebas forenses que los vinculaban a los dos, “materiales positivos para el ADN”, pero que no iban a dar más detalles.

Whipple había sido arrestado en una orden de violación de libertad condicional el sábado. Elizabeth no estaba con él cuando lo encontraron, dijo la Policía.

Apareció en la corte el martes y se ordenó que se mantuviera sin fianza, según KSTU, afiliada de CNN.

Ahora los investigadores buscan determinar un área de búsqueda para la niña usando cámaras de seguridad y sistemas de timbre inteligente cerca de la casa de Shelley.

La Policía ha publicado imágenes de vigilancia del atuendo de Whipple el viernes con la esperanza de que negocios y residentes verifiquen sus imágenes, sus patios, edificios, contenedores y botes de basura en busca de algo que no reconozcan.

Jensen dijo que Whipple ha estado ejerciendo su derecho a permanecer en silencio y no ha estado cooperando con la investigación.

Steve Almasy de CNN contribuyó a esta noticia