CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
El informe Mueller

¿No entendiste todo lo que dijo Mueller? Acá una traducción de la jerga legal para no abogados

Por análisis de Chris Cillizza

(CNN) — El fiscal especial Robert Mueller abandonó el escenario nacional el miércoles, pero no antes de enviar un mensaje muy claro al país: Donald Trump tuvo mucha, mucha suerte.

La declaración de 10 minutos de Mueller se produjo después de una investigación de casi dos años sobre el intento de interferencia de Rusia en las elecciones de 2016 y si el presidente, o alguien cercano a él, había obstruido esa investigación. Las palabras de Mueller sobre el cargo de connivencia entre los rusos y la campaña de Trump coincidieron en gran medida con el informe de más de 400 páginas publicado por la oficina del fiscal especial esta primavera, dejando en claro que “no había pruebas suficientes para acusar por una conspiración más amplia”.

MIRA: Robert Mueller cierra la investigación sobre interferencia por parte de Rusia

Pero fueron las palabras de Mueller sobre la posibilidad de que Trump hubiera tratado de obstruir la investigación donde Mueller claramente quería dejar su marca. Enfatizó dos cosas de importancia real, las cuales, con un poco de lectura entre líneas, brindaron una idea de lo que Mueller realmente piensa con respecto a Trump y la obstrucción. Aquí están:

1) “Si hubiéramos tenido la confianza de que el presidente claramente no había cometido un delito, lo hubiéramos dicho”.

2) “Acusar al presidente por un delito no era, por lo tanto, una opción que pudiéramos considerar”.

Tomemos esas afirmaciones una por una.

La primera es un eco de una línea clave en el informe de Mueller, y uno que el secretario de Justicia, William Barr, incluyó en su carta de resumen de cuatro páginas enviada al Congreso inmediatamente después de que el Departamento de Justicia recibiera el informe, que decía esto: “Si bien este informe no concluye que el presidente cometió un delito, tampoco lo exonera”.

Trump ignoró esa línea en su evaluación de los hallazgos del informe, tuiteando: “Sin colusión, sin obstrucciones, completa y EXONERACIÓN Total. ¡MANTÉN A ESTADOS UNIDOS GRANDE!”.

LEE: Lo que sabemos hasta el momento del informe de Mueller: Trump quiso obstruir, pero su equipo lo desafió

Recuerda que Mueller es alguien que elige sus momentos y sus palabras con mucho cuidado. (Apenas habló públicamente durante la totalidad de la investigación del fiscal especial). Por lo tanto, es imposible descartar el hecho de que Mueller mencionó específicamente la conclusión del informe de que el presidente no había sido exonerado por obstrucción. De hecho, Mueller reiteró el hecho de que, si su oficina hubiera podido exonerar a Trump, lo habrían hecho. Y no lo hicieron.

Ese punto lleva a la segunda declaración crítica de Mueller. Ha habido mucho debate sobre si Mueller habría procesado a Trump por obstrucción si la oficina del fiscal especial no estuviera gobernada por el precedente del Departamento de Justicia que dijo que no se puede acusar al presidente en ejercicio. El secretario de Justicia Barr le dijo a una comisión del Senado a principios de este mes que Mueller “nos dijo tres veces en esa reunión, en respuesta a nuestro interrogatorio, que enfáticamente no lo estaba diciendo, pero para la opinión de la [Oficina de Asesoría Jurídica], había encontrado obstrucción”.

LEE: Pelosi dice que Barr “le mintió al Congreso” y “eso es un crimen”

Es imposible escuchar la afirmación de Mueller el miércoles de que “acusar al presidente de un delito no es, por lo tanto, una opción que podamos considerar” como algo más que como una respuesta directa (y una refutación) a esa afirmación de Barr. Mueller dijo rotundamente el miércoles que la razón por la que la oficina del fiscal especial no consideró acusar a Trump de obstrucción fue porque no era una opción que se le permitiera considerar bajo el precedente del Departamento de Justicia.

¿Podrías conciliar las dos declaraciones: la de Barr al Senado y la de Mueller hoy? Tal vez. Se puede entender que la declaración de Mueller dice que su oficina no consideró acusar a Trump debido al fallo de la Oficina de Asesoría Jurídica, no que en realidad no acusaran a Trump por esa razón. Eso haría que los comentarios de Barr y Mueller fueran ciertos. Y eso es posible, pero hombre, se siente raro.

Mueller sabía, o al menos esperaba, que este sería su último gran momento bajo los reflectores. Escogió sus palabras con cuidado. Hizo hincapié en ciertos elementos de su informe, particularmente cuando él y Barr parecían diferir, a propósito. Quería aclarar dónde estaban atadas sus manos, por qué estaban atadas y qué significaba eso para su capacidad de presentar un caso contra Trump.

LEE: Mueller le envió una carta a Barr con preocupaciones por el resumen de su informe

Lo que Mueller estaba diciendo el miércoles en realidad se entiende mejor por lo que no estaba diciendo, y lo que no estaba diciendo era que el presidente de Estados Unidos era una víctima inocente en todo esto. (Y Trump afirmó en un tuit después de la declaración de Mueller, “Nada cambia con el Informe Mueller. No había pruebas suficientes y, por lo tanto, en nuestro país, una persona es inocente. El caso está cerrado. Gracias”, tuiteó Trump).

Mueller no dijo que no había obstrucción por parte del presidente. Mueller no dijo que no habría acusado a Trump, incluso sin el dictamen de la Oficina de Asesoría Jurídica. Y al hacerlo, dijo muchísimo.