CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Empresas

Las aerolíneas están en camino a su peor año desde 2014

Por David Goldman

Nueva York (CNN Business) — Los altos precios del combustible, una guerra comercial internacional y la crisis de los Boeing 737 Max se están sumando a un 2019 miserable para la industria aérea. Las aerolíneas se preparan para su peor año desde 2014.

La industria de la aviación espera ganar 28.000 millones de dólares en ganancias este año, según una proyección publicada este domingo por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (ITIA), un grupo comercial global que representa a 290 aerolíneas. Esa perspectiva de ingresos es un 21% más baja que el pronóstico anterior de la asociación para 2019, emitido en diciembre. Sería el beneficio más bajo que la industria ha registrado en cinco años.

“El ambiente de negocios para las aerolíneas se ha deteriorado con el aumento de los precios del combustible y un debilitamiento sustancial del comercio mundial”, dijo el grupo en un comunicado. “Los márgenes se están reduciendo por el aumento de los costos en todos los ámbitos”.

LEE: Cinco trucos de viajes que las aerolíneas no quieren que sepas

ITIA espera que los costos de las aerolíneas aumenten 7,4% este año, superando el crecimiento anticipado en ventas de 6,5%. Eso significa que las aerolíneas ganarán aproximadamente un 11% menos en cada pasajero en 2019 que en 2018.

Los precios del petróleo, que han aumentado en los últimos meses a medida que crecen las tensiones entre Estados Unidos, Irán y Venezuela, son un factor importante en el destino de las aerolíneas para 2019. Los pagos por combustible de avión son una cuarta parte de los costos operativos de las aerolíneas, e ITIA dijo que el combustible de avión costará 27,5% más este año que hace dos años.

Las crecientes tensiones comerciales tampoco ayudan. Dañarán más directamente a la industria de carga, aunque el tráfico de pasajeros podría disminuir a medida que las personas reconsideren las vacaciones en algunos lugares y los consumidores gasten más dinero en importaciones.

ITIA espera que el crecimiento en la demanda de carga se ralentizará sustancialmente. El crecimiento en la demanda de pasajeros por viajes aéreos también se desacelerará, aunque mucho menos dramáticamente que la carga.

“No es fácil ganar dinero”, dijo Alexandre de Juniac, presidente ejecutivo de ITIA, en un comunicado.

Aunque la industria no mencionó el 737 Max en su pronóstico, el avión de Boeing sigue siendo uno de los más importantes de la industria. Las aerolíneas continúan lidiando con los vuelos cancelados porque no tienen todas sus flotas disponibles. Ese sigue siendo otro factor en las ganancias de las aerolíneas. Boeing ha dicho que compensaría a las aerolíneas por algunos de sus gastos.

LEE: ¿Cuáles son las aerolíneas más seguras del mundo para 2019?

ITIA señaló que la industria de la aviación todavía está en buena forma. Se espera que registre su décimo año rentable consecutivo, y las aerolíneas han “roto el ciclo de auge y caída” que caracterizó a sus negocios durante décadas. Las aerolíneas se han consolidado, la economía mundial ha sido fuerte y la demanda de viajes aéreos ha sido sistemáticamente alta en los últimos años.

Sin embargo, la industria advirtió que los inversores deben prepararse para los tiempos más difíciles que se avecinan.

“Una desaceleración en el entorno comercial ya no hunde a la industria en una crisis profunda”, dijo De Juniac. “Pero en las circunstancias actuales, el gran logro de la industria, la creación de valor para los inversores con niveles normales de rentabilidad, está en riesgo”.