CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Nancy Pelosi está ganando la batalla del juicio político

Por análisis de Chris Cillizza

(CNN) — Desde la inesperada declaración pública del fiscal especial Robert Mueller sobre sus hallazgos sobre la interferencia de Rusia en las elecciones de 2016 y el comportamiento potencialmente obstructivo de Donald Trump, los llamados para hacerle un juicio político al presidente han cobrado fuerza considerable.

Hasta el lunes por la noche, 59 demócratas de la Cámara de Representantes han pedido que Trump sea enjuiciado o que se inicie una investigación de juicio político, según el recuento de CNN. Y el domingo, el líder de la mayoría en la Cámara de Representantes, Jim Clyburn, de Carolina del Sur, que ocupa el tercer rango en la Cámara, pareció sugerir a Jake Tapper de CNN que el juicio político a Trump era inevitable.

“Eso es exactamente lo que siento, creo que ya lo hemos empezado”, le dijo Clyburn a Tapper, y agregó que Trump sería enjuiciado “en algún momento”.

La roca del juicio político parecía estar rodando cuesta abajo. Luego Pelosi organizó una reunión privada de su equipo líder el lunes por la noche. Y Clyburn inmediatamente cambió su tono.

“Probablemente estoy más lejos del juicio político que nadie en nuestra bancada”, dijo Clyburn el lunes por la noche. “No nos pondremos al frente de nuestras comisiones. Veremos lo que las comisiones propondrán. He dicho eso desde siempre”.

Ajaaaá.

Mira, un político se está alejando demasiado de sus esquís y luego se adapta después de darse cuenta de que esto es tan viejo como la política en sí. Pero lo que es notable aquí es la rapidez con la que Clyburn cambió su tono y cómo lo hizo inmediatamente después de sentarse con Pelosi y el resto de los líderes del partido.

MIRA: La confrontación entre Nancy Pelosi y Donald Trump

Lo que el giro de 180 grados deja claro es que Pelosi todavía está firmemente a cargo de su bancada y su enfoque de las acusaciones de obstrucción contra Trump, y las investigaciones más amplias sobre el gobierno del presidente.

Sí, ahora tienes 59 demócratas que piden el juicio político de Trump (o al menos el inicio de una investigación de juicio político). Pero ese grupo representa solo una cuarta parte de los 235 demócratas en total de la mayoría del partido. Eso no significa que el número no sea significativo, pero sí significa que sigue siendo una parte (relativamente) pequeña del grupo demócrata.

Y es importante mirar a QUIÉNES son esas 59 personas (y quiénes no lo son). Los 59 son, en general, los miembros más liberales del Congreso, la mayoría de los cuales representan distritos donde el juicio político ya es muy popular. Pelosi sabe que ella nunca va a parar a, por ejemplo, Alexandria Ocasio-Cortez de Nueva York o a Maxine Waters de California por presionar por el juicio político. Así que no pasa tiempo intentándolo.

Sin embargo, echa un vistazo a las personas en las que Pelosi CLARAMENTE se ha apoyado para evitar que pidan un juicio político.

En la parte superior de esa lista se encuentra el presidente de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler de Nueva York, cuya comisión realizará cualquier tipo de investigación de juicio político. A raíz de las declaraciones públicas de Mueller, Nadler dijo esto del camino a seguir: “Con respecto al juicio político, todas las opciones están sobre la mesa y nada debe descartarse”. Lo cual es, por supuesto, muy diferente de decir “necesitamos comenzar la investigación de juicio político ahora”.

LEE: Nancy Pelosi dice que Donald Trump está “involucrado en un encubrimiento”; así respondió Trump

Otra voz clave que Pelosi ha mantenido en línea es el presidente de Inteligencia de la Cámara, Adam Schiff, un compañero de California. Esto es lo que Schiff dijo cuando se le preguntó sobre el juicio político en “This Week” de ABC el domingo:

“Creo que vamos a hacer lo correcto para el país, y en este punto, la presidenta de la Cámara no ha llegado a una conclusión y yo tampoco. No es lo mejor para el país someternos a un proceso de juicio político destinado a fracasar en el Senado. Ese cálculo puede cambiar si el presidente continúa demostrando que no es adecuado para el cargo”.

Luego está el equipo directivo de Pelosi. El líder de la mayoría, Steny Hoyer, dijo inmediatamente después de la publicación del informe de Mueller que el juicio político “no valía la pena”, a pesar de que ha rechazado ligeramente esa afirmación. Clyburn se ha echado para atrás en las últimas 48 horas para estar más en línea con la posición preferida de Pelosi.

Los conservadores hicieron gran parte de los comentarios del representante de Nueva York Hakeem Jeffries en un podcast publicado el lunes que “las audiencias deberían comenzar de inmediato” sobre la obstrucción de la justicia, pero en realidad no notaron que el demócrata en el cuarto rango de la dirección también dijo esto: “llamar a esas audiencias, esa es una decisión que finalmente tomarán el presidente Nadler y la presidente Pelosi”.

LEE: Análisis: Donald Trump cae en la trampa de Nancy Pelosi

Mira: Pelosi no se convirtió en la primera presidenta de la Cámara (y luego reclamó ese título ocho años después de perderlo) por no poder entender de qué manera sopla el viento político. Su posición sobre el juicio político —en contra de él— es algo que puede cambiar, dependiendo de qué otra cosa (si acaso) sale a la luz con respecto a Trump y las acusaciones de obstrucción de la justicia.

Pero pintar a Pelosi como que está perdiendo el control de su bancada en cuanto al juicio político es entender mal lo que la presidenta de la Cámara está haciendo aquí y cuánto control retiene. A menos que y hasta que veas grandes grietas entre los líderes del partido en la Cámara de Representantes, Pelosi todavía está a cargo.