CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

China eleva la retórica antiestadounidense con viejas películas de guerra y alertas de viaje

Por Steven Jiang

(CNN) — El último mensaje de Beijing de China a su gente: Estados Unidos es malo, no vayas allí.

En los últimos días, el gobierno ha emitido dos nuevas alertas de viaje para los ciudadanos que se dirigen a EE.UU., mientras que los medios estatales han aumentado su retórica antiestadounidense. Es el último indicio de que Beijing está apostando por una guerra comercial prolongada entre las dos economías más grandes del mundo.

El 10 de mayo, el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elevó los aranceles del 10% al 25% sobre 200.000 millones de dólares en productos chinos, y luego amenazó al gigante tecnológico chino Huawei con una posible prohibición de exportación.

MÁS: ¿Es Latinoamérica el próximo campo de batalla entre China y EE.UU.?

En respuesta, China incrementó los aranceles sobre 60.000 millones en productos estadounidenses el sábado pasado y se ha comprometido a lanzar otras “contramedidas necesarias”.

El martes, el Ministerio de Cultura y Turismo de China advirtió a sus ciudadanos sobre los riesgos de viajar a Estados Unidos en una alerta, citando casos frecuentes de “tiroteos, robos y hurtos”.

El mismo día, el Ministerio de Relaciones Exteriores del país, junto con la embajada y los consulados de China en EE. UU., emitió una alerta de seguridad alegando “repetidos hostigamientos” a ciudadanos chinos en el país norteamericano por parte de policías locales.

Ambos avisos aconsejan a los ciudadanos chinos a “crear conciencia sobre la seguridad” en EE. UU., y se producen poco después de una alerta del Ministerio de Educación que advirtió a estudiantes y académicos chinos sobre los peligros de estudiar en Estados Unidos debido a los crecientes problemas con las visas.

‘Enemigo del mundo’

La nueva alerta de viaje no llegó sola.

El gobernante Partido Comunista de China lanzó una campaña de propaganda de guerra comercial, con esfuerzos recientes, realizados a través de los medios estatales, que se centran en la “intimidación comercial” y la “hegemonía” de Estados Unidos. En un artículo digno de mención, publicado el martes en el diario The People’s Daily, Estados Unidos fue etiquetado como el “enemigo del mundo”.

MÁS: ¿Está China atacando empresas de EE.UU. en represalia por Huawei?

Aunque los editoriales y comentarios antiestadounidenses citan desde al presidente de Francia, Emmanuel Macron, hasta el filósofo del siglo XVIII Adam Smith, los medios estatales también comenzaron a hacer referencia a una batalla muy específica y sangrienta entre las fuerzas estadounidenses y chinas durante la Guerra de Corea de 1950-53.

Poco conocida en Occidente, la batalla de Triangle Hill en 1952, o Shangganling en chino, ha sido glorificada en China durante décadas como un punto de inflexión en la guerra cuando la resistencia y el sacrificio de los soldados chinos llevaron a la “derrota” de Invasores estadounidenses.

Aunque las cifras de víctimas continúan en disputa, tanto el ejército chino como las fuerzas de la ONU dirigidas por Estados Unidos sufrieron miles de muertes después de más de 40 días de intensos combates. En artículos chinos, libros de texto y películas, sin embargo, los soldados chinos, superados en número, se convirtieron en los vencedores indiscutibles.

“El ejército estadounidense pagó un precio tan alto … que Triangle Hill (colina del triángulo) se convirtió en su ‘Heartbreak Hill’ (colina de angustia)”, dijo un comentario publicado el lunes en las redes sociales chinas por una cuenta bajo la autoridad del ciberespacio del país. “Fue un momento decisivo en que el mundo reconoció (la fuerza) de China y su ejército”.

La publicación en línea contenía una entrevista en video con un veterano del combate y la llamó “la columna vertebral de la Nueva China”.

La televisora estatal CCTV también ha emitido una serie documental titulada “La Gran Guerra para Resistir a los Estados Unidos y Ayuda a Corea del Norte”, completa con imágenes históricas y narraciones patrióticas.

En un largo comentario publicado el miércoles en el periódico Study Times del partido, el autor revisó las negociaciones entre Estados Unidos y China durante la Guerra de Corea y dejó pocas dudas sobre la intención del artículo.

MÁS: Se reúnen presidentes de China y Rusia en Moscú

“A lo largo de dos años de negociaciones, el mundo demostró que lo que el gobierno de EE. UU. no logró obtener en la mesa de negociaciones, tampoco lo logró a través del uso de aviones y cañones”, dijo.

‘Mantenga la calma y sea racional’

Algunos observadores de China se muestran escépticos de que la endurecida estrategia de los medios de comunicación de Beijing arroje resultados positivos.

“¿El bando chino cree que puede usar propaganda cada vez más vitriólica para fines domésticos sin enojar también a la administración Trump e incluso reducir aún más las posibilidades de un retorno a las negociaciones a corto plazo?”, escribió Bill Bishop, quien publica el popular boletín en línea Sinocism.

Incluso antes de que Beijing emitiera las nuevas alertas de viaje, las estadísticas del gobierno de EE. UU. mostraban que los visitantes chinos a Estados Unidos cayeron más de un 5% a 2,99 millones en 2018, cuando comenzó la guerra comercial, siendo la primera caída anual de los viajes chinos a Estados Unidos en 15 años.

MÁS: China vs. EE.UU.: ¿la guerra comercial se está saliendo de control?

Y de todos los estudiantes internacionales que acuden a universidades estadounidenses, que contribuyeron con 39 mil millones de dólares a la economía de EE. UU. en el año académico 2017-2018, más de un tercio provino de China, según la Asociación de Educadores Internacionales NAFSA, con sede en Nueva York.

Tras la última advertencia del Ministerio de Educación, algunos analistas ya pronostican una disminución en los estudiantes chinos que asisten a las universidades de Estados Unidos, mientras que otros dicen que gran parte de la ansiedad y el pánico son exagerados.

“No puedo especular sobre lo que piensa o puede hacer cada gobierno, pero no he visto ninguno (de los problemas de visa en los Estados Unidos) en cientos de nuestros estudiantes”, dijo Tomer Rothschild, cofundador de Elite Schools of China, una consultoría educativa en Beijing que ayuda a unos 150 estudiantes chinos a inscribirse en las mejores universidades de Estados Unidos cada año.

“Les digo a los padres que se mantengan racionales y que mantengan la calma”, dijo.