CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Empresas

Fiat Chrysler retira su propuesta de fusionarse con Renault

Por Rob McLean, Rishi Iyengar

Nueva York (CNN Business) — Fiat Chrysler retiró su propuesta de fusionarse con el fabricante de automóviles francés Renault, un acuerdo que habría cambiado la industria automotriz mundial y habría ayudado a los fabricantes de automóviles a competir en la carrera de los vehículos eléctricos y autosuficientes.

La compañía dijo este miércoles que “ha quedado claro que las condiciones políticas en Francia no existen actualmente para que tal combinación se desarrolle con éxito”. Renault dijo que el gobierno francés había solicitado a su junta directiva que aplazara la votación sobre la fusión.

Francia, que posee el 15% de Renault y es el mayor accionista de la compañía, había indicado previamente que apoyaría una fusión si las compañías protegían los empleos y las plantas automotrices francesas.

Renault dijo en un comunicado este jueves que estaba decepcionado por no poder continuar con la fusión que, según dijo, tenía “un gran mérito financiero” y una “lógica industrial convincente”.

MIRA: Fiat Chrysler anuncia retirada de miles de vehículos

Las acciones de Renault se hundieron casi un 7% en París después de que se retiró la propuesta. Las acciones de Fiat Chrysler abrieron a la baja en Milán, pero luego recuperaron sus pérdidas.

El acuerdo habría creado al tercer fabricante de automóviles más grande del mundo detrás de Volkswagen y Toyota. General Motors habría caído al cuarto lugar en el ránking mundial.

La propuesta fue el último ejemplo de fabricantes de automóviles establecidos que buscan asociaciones para compartir los costos del desarrollo de nuevas tecnologías, incluidos vehículos eléctricos y sistemas de conducción autónomos.

fiat-chrysler

Fiat Chrysler posee marcas que incluyen Jeep, Dodge, Alfa Romeo y Maserati. Entre sus principales mercados se encuentra América del Norte, donde Renault no tiene una presencia significativa.

Cuando hizo la primera propuesta de fusión el mes pasado, Fiat Chrysler dijo que una combinación produciría un ahorro anual de costos de más de 5.600 millones de dólares. La compañía dijo que ninguna planta se cerraría como resultado de una fusión.

Renault ya es parte de una alianza global importante con los fabricantes japoneses de automóviles Nissan y Mitsubishi Motors. Renault y Nissan son dueños de grandes participaciones.

La alianza fue puesta bajo presión cuando Carlos Ghosn, el arquitecto de la asociación y expresidente de Nissan y Renault, fue arrestado el año pasado en Japón y acusado de irregularidades financieras.

LEE: Para 2040, más de la mitad de los autos nuevos serán eléctricos en el mundo

Nissan declinó comentar sobre el retiro de la propuesta de Fiat Chrysler.

Nissan, Renault y Mitsubishi Motors emplean a más de 470.000 personas en casi 200 países. Vendieron más de 10,6 millones de autos en todo el mundo en 2018.

Los tres miembros de la alianza renovaron su compromiso mutuo el año pasado luego de que Ghosn fue arrestado, pero las tensiones persisten entre los socios.

Fiat Chrysler se formó como una fusión de dos fabricantes de automóviles con problemas. Fiat compró una participación de control en Chrysler luego del rescate de la compañía por parte del gobierno de EE.UU. en 2009. Se fusionaron formalmente en 2014.

Fiat Chrysler ocupa un cuarto lugar en ventas en EE.UU. y octavo en todo el mundo. La compañía también ha dejado atrás a sus competidores en la adopción de vehículos eléctricos y tecnologías de autoconducción.

Sergio Marchionne, su exdirector general que falleció hace un año, había hablado abiertamente de la necesidad de fusionar a Fiat Chrysler con un fabricante de automóviles más grande para darle la escala y los recursos para competir.

Marchionne incluso había buscado una fusión con General Motors, pero fue esta rechazada. Había sido mucho más contundente que otros ejecutivos de automóviles sobre la amenaza que nuevos participantes como Google representaban para los fabricantes de automóviles.

– Chris Isidore y Sherisse Pham contribuyeron a este informe