CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Turismo

¿Por qué está preocupada la industria de los viajes de EE.UU.?

Por Chris Isidore

(CNN) — Los extranjeros que viajan a Estados Unidos aportan miles de millones de dólares a la economía cada año. Pero ese flujo de personas y dinero ahora parece estar en riesgo.

MIRA: Hay una gran fiesta en el turismo mundial y Estados Unidos se la está perdiendo

El año pasado estableció un récord para el turismo: 78,6 millones de viajeros extranjeros fueron a Estados Unidos en 2018. Pero luego de ese año, el turismo está ahora en una depresión. Los viajes a principios de 2019 están en declive, especialmente en Canadá, México, China y Corea del Sur. Esa desaceleración comenzó en la segunda mitad del año pasado.

La industria de viajes está preocupada por lo grave y duradera que podría ser esa disminución.

El turismo es un motor económico serio para la economía estadounidense. El año pasado, EE. UU. obtuvo un superávit de 69.000 millones de dólares en viajes internacionales, lo que redujo el déficit comercial general del país en 11%, según Tori Barnes, vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Viajes de EE. UU., la organización que agrupa a la industria en el país. En promedio, los viajeros extranjeros gastan 4.000 dólares cada uno en visitas a Estados Unidos. Los turistas chinos gastan alrededor de 7.000 dólares.

LEE: Así es como Trump está afectando al turismo de Estados Unidos

“Es un impacto económico realmente significativo”, dijo Barnes.

Las compañías que confían en el turismo extranjero están empezando a sentir el golpe: por ejemplo, Tiffany’s reportó ventas decepcionantes esta semana, en parte por una caída en las compras de turistas extranjeros en sus tiendas de EE. UU.

¿Por qué se han reducido los viajes a Estados Unidos?

Los expertos señalan una serie de factores que trabajan en contra de los viajeros que van a Estados Unidos

“Es un dólar relativamente fuerte. Es una economía global que se está desacelerando. Y es política. Es un trío de factores que reducen los viajes a EE. UU.”, dijo Adam Sacks, presidente de Tourism Economics, una parte de Oxford Economics.

El dólar fuerte hace que sea más caro para los viajeros extranjeros gastar dinero en Estados Unidos. El dólar ha sido fuerte en comparación con las monedas mundiales, ya que la economía de EE. UU. sigue siendo sólida y otros países están en desaceleración.

MIRA: Visas de Estados Unidos: todo lo que debes saber

La desaceleración de la actividad económica en el extranjero es un problema apremiante para los viajes, particularmente de China, la quinta fuente de viajeros a Estados Unidos después de Canadá, México, Reino Unido y Japón.

Los viajeros chinos a Estados Unidos habían estado creciendo rápidamente cada año desde el final de la recesión, con un número de visitantes más que duplicado entre 2012 y 2017. Pero los viajes desde China se volvieron bajaron en abril de 2018, lo que dio como resultado una disminución total de 6% en los viajes de chinos a Estados Unidos el año pasado.

La disputa comercial entre Estados Unidos y China es un factor importante en la caída de los viajes. El comercio ha disminuido, reduciendo los viajes de negocios entre los países. También ha desacelerado la actividad económica, dando como resultado una fuerte caída en las compras discrecionales por parte de los chinos.

LEE: EE.UU. castiga a Cuba en dónde más le duele: el turismo

El gobierno chino ha emitido numerosas advertencias a sus ciudadanos sobre los viajes a Estados Unidos. Solo esta semana emitió una advertencia sobre la amenaza de violencia con armas de fuego en Estados Unidos, y otra advertencia a los estudiantes universitarios de que podría ser más difícil obtener las visas de estudiante que necesitarán para estudiar en colegios y universidades de Estados Unidos.

“Estamos viendo un cambio significativo en las actitudes de los chinos sobre los viajes a Estados Unidos”, dijo Sacks. “La publicación reciente de advertencias de viaje es solo una parte. Los medios estatales en China se han vuelto muy negativos hacia Estados Unidos”.

Mientras tanto, las disputas entre México y Estados Unidos parecen estar desacelerando los viajes entre los dos países. México es la segunda fuente más grande de turistas a Estados Unidos.

Los viajeros mexicanos a Estados Unidos disminuyeron 6% en 2017, el primer año en el cargo del presidente Donald Trump. Aunque los viajes se recuperaron a principios de 2018, se redujeron en los últimos cinco meses del año pasado y el primer trimestre de este año, según datos de viajes de EE. UU. y México.

Parte de eso se debe a la preocupación por cruzar la frontera por tierra. Los viajes aéreos de mexicanos aumentaron ligeramente, pero eso representa solo alrededor de 15% del total de viajes de mexicanos a Estados Unidos.

MIRA: México caerá en el ranking mundial de turismo, según secretario del sector

“Reconocemos que hay un problema en la frontera sur. Sabemos que la gente que puede volar aquí todavía está llegando”, dijo Barnes, ejecutivo de la Asociación de Viajes de Estados Unidos. Barnes teme que el empeoramiento de las relaciones entre Estados Unidos y muchos otros países está alimentando la desaceleración de los viajeros extranjeros.

“Pensamos que necesitamos tener un mensaje más acogedor”, dijo. Los viajeros extranjeros a Estados Unidos “son realmente una bendición económica. Deberíamos dar la bienvenida a todos los visitantes que pueden venir legalmente”.