CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

Más de un millón protestan en Hong Kong, dicen los organizadores, por la ley de extradición china

Por James Griffiths, Eric Cheung, Chermaine Lee

Hong Kong (CNN) — Más de un millón de manifestantes tomaron las calles de Hong Kong este domingo, dijeron los organizadores, para oponerse a un polémico proyecto de ley de extradición que permitiría a China extraditar a fugitivos de la ciudad. Se trataría de la manifestación más grande desde la entrega de la ciudad a China en 1997.

El Frente Civil de Derechos Humanos, el grupo que organizó las protestas, dijo que 1,03 millones de personas marcharon, una cifra que representa más de uno de cada siete de los 7,48 millones de habitantes de la ciudad.

La policía de Hong Kong proyectó la cantidad de manifestantes en cerca de 240.000.

Los críticos dicen que el proyecto de ley dejará a cualquier persona en territorio de Hong Kong vulnerable a que las autoridades chinas la detengan por motivos políticos o delitos comerciales inadvertidos y socavará el sistema legal semiautónomo de la ciudad.

El proyecto de ley ha provocado un estancamiento político, protestas entre la comunidad empresarial generalmente conservadora de la ciudad e incluso problemas físicos en la legislatura de la ciudad, así como críticas al gobierno de Hong Kong por parte de Estados Unidos y la Unión Europea.

El gobierno dice que el proyecto de ley está diseñado para tapar las lagunas en la ley actual, al permitir que Hong Kong decida, caso por caso, si enviar o no fugitivos a territorios con los que no tiene acuerdos formales de extradición, como Taiwán, Macao y China continental. Los legisladores han dicho que la garantía de un juicio justo no se incluirá en el proyecto de ley.

Los manifestantes agitaban pancartas y vestían de blanco, el color designado para la protesta. “¡Hong Kong, nunca te rindas!” corearon algunos.

El domingo por la tarde, los manifestantes se reunieron en Victoria Park, en el centro de Hong Kong, agitando pancartas y vistiendo de blanco, el color designado de la manifestación. “¡Hong Kong, nunca te rindas!”, coreaban algunos.

Se escuchó a otros manifestantes cantar “dimitir”, “archivar la ley malvada”, “contra la extradición a China” y pedirle a Carrie Lam, la directora ejecutiva de Hong Kong, que renuncie, mientras los manifestantes avanzaban por la ruta de 3 kilómetros al Consejo Legislativo, en el distrito de negocios del Almirantazgo.

Al menos siete personas fueron arrestadas, publicó la policía en Twitter.

Alrededor de las 7:30 p.m. hora de Hong Kong (7:30 a.m., hora de la costa este), de cinco a seis hombres con máscaras planearon ocupar una calle principal en la ciudad, dijo la policía de Hong Kong en Twitter.

La policía dijo que empleó gas pimienta antes de que los manifestantes escaparan del área. Los agentes instaron a los manifestantes a dispersarse.

Miles también se reunieron para protestar contra el proyecto de ley de extradición en ciudades de toda Australia este domingo. Se planean marchas similares en otras ciudades del mundo, dijo el grupo político de Hong Kong Demosisto en un comunicado.

Alrededor de las 10:30 pm hora local (10:30 am, hora de la costa este), los organizadores anunciaron que la protesta había terminado. Los periodistas de CNN en el lugar informaron que una gran parte de los manifestantes se habían dispersado para entonces, dejando a varias personas dando vueltas alrededor del Consejo Legislativo.

El domingo pasado, el gobierno de Hong Kong emitió una declaración en la que reconocía las protestas en curso en toda la isla, pero reiteró que debate del proyecto de ley impugnado aún está programado ser reanudado el 12 de junio. “Instamos al Consejo Legislativo a que analice el proyecto de ley con calma, de manera razonable y respetuosa para garantizar que Hong Kong siga siendo una ciudad segura para los residentes y las empresas “, dijo.

Asesinato de turista

Un caso de asesinato espeluznante en Taiwán, donde una mujer de Hong Kong de 20 años presuntamente fue asesinada por su novio mientras estaba de vacaciones allí, aceleró el proceso del proyecto de ley. Actualmente, el sospechoso no puede ser enviado desde Hong Kong para enfrentar a la justicia en Taiwán.

Sin embargo, Taipei ya ha dicho que se negará a cooperar con la nueva ley si pone a los ciudadanos taiwaneses en riesgo de ser extraditados a China. La isla autogobernada ha visto a ciudadanos acusados de delitos en países que no reconocen a Taiwan haber sido entregados diplomáticamente a la custodia china, a pesar de las objeciones de Taipei. A principios de esta semana, Chris Patten, el último gobernador británico de Hong Kong, criticó el proyecto de ley.

“La gente ha sabido exactamente por qué no debería haber un acuerdo de extradición con China por años”, dijo Patten en un mensaje en video este jueves. “El argumento de que es mejor tener un tratado de extradición que secuestrar ilegalmente a personas de Hong Kong, ¿se supone que la gente realmente cree eso?”.

Los manifestantes participan en una protesta en rechazo a la ley de extradición propuesta el 28 de abril de 2019 en Hong Kong.

El mes pasado, representantes de la Unión Europea se reunieron con la Directora Ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, durante la cual expresaron su preocupación por el proyecto de ley. Los miembros de la Comisión Ejecutiva del Congreso de los Estados Unidos sobre China (CECC) también se han pronunciado en contra del proyecto de ley, advirtiendo que Lam podría “afectar negativamente la relación entre Estados Unidos y Hong Kong”.

¿No deseado e innecesario?

Los grupos empresariales en Hong Kong usualmente adoptan una postura neutral en temas políticos polémicos. Pero esta vez también se han manifestado en contra de la ley. En un intento por asegurar su apoyo, el gobierno ha limitado el alcance de los delitos extraditables, pero para algunos eso no es suficiente.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos en Hong Kong (AmCham) advirtió la semana pasada que había “demasiadas incertidumbres en las secciones fundamentales de la legislación propuesta” para que se aprobara en su forma actual.

“Hong Kong no está listo para ver que se apruebe este proyecto de ley y no vemos por qué se debe acelerar cuando la laguna que busca abordar ha existido durante 20 años”, publicó AmCham en un comunicado.

Una mujer sostiene una pancarta con el rostro de la presidenta ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam.

Pero el portavoz del gobierno Matthew Cheung dijo que la medida era sensible al tiempo.

“El sospechoso en el caso de asesinato en Taiwán está cumpliendo sentencias por otros delitos en Hong Kong, pero se espera que sea puesto en libertad en octubre”, dijo Cheung. “Por lo tanto, existe una necesidad apremiante de proporcionar una base legal para la asistencia que queremos prestar a Taiwán, antes de que (la legislatura) entre en receso de verano desde mediados de julio hasta octubre”.

Cheung no abordó las preocupaciones de Taipei sobre el proyecto de ley. Por otra parte, Lam dijo que era “infundado” sugerir que el gobierno de Hong Kong “simplemente seguirá las instrucciones dadas por el gobierno central y entregará a todos los fugitivos que el gobierno central desee”.

Oposición feroz

El proyecto de ley de extradición, particularmente un intento de acelerarlo a través de la legislatura semidemocrática de Hong Kong, ha revitalizado el movimiento opositor en la ciudad después de numerosos contratiempos.

Los organizadores afirmaron que 130.000 personas participaron en una protesta contra el proyecto de ley en abril. Si bien la policía dio una cifra más baja,22.800, sigue siendo la protesta más grande desde el Movimiento Paraguas 2014, una protesta en última instancia infructuosa sobre la reforma política que cerró partes de la ciudad durante meses.

Los manifestantes sostienen pancartas y gritan consignas durante la protesta. (Crédito: Anthony Kwan / Getty Images)

Los temores sobre el proyecto de ley y las críticas de una amplia franja de la sociedad de Hong Kong se repitieron en 2003 cuando medio millón de personas salieron a las calles para oponerse a la aprobación de una ley contra la sedición. Esa legislación fue archivada, pero el tema se ha convertido en un tema tan candente en Hong Kong que, a pesar de prometerlo, ningún gobierno ha intentado introducirlo.

La protesta de este domingo se produce días después del 30 aniversario de la masacre de la Plaza de Tiananmén, un momento crucial que destruyó las esperanzas de que China se democratizaría antes de que tomara el control de Hong Kong en 1997.

Hong Kong ha conmemorado la masacre con una vigilia con velas desde entonces, el único lugar en suelo chino donde se llevan a cabo recuerdos masivos. Los organizadores dijeron que más de 180.000 personas se unieron a una vigilia en el Parque Victoria de la ciudad este martes, el evento más grande desde el 25 aniversario de 2014.

Eric Cheung, de CNN, contribuyó a esta historia desde Hong Kong.