CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Alimentos

Tyson Foods retira más de 190.000 libras de trozos de pollo distribuidos en todo Estados Unidos

Por Susan Scutti

(CNN) — Tyson Foods, Inc., retiró más de 190.000 libras de trozos fritos de pollo deshuesado que pueden estar contaminados con plástico duro, dijo la compañía en un comunicado.

El producto no se vende en tiendas minoristas de comestibles, y el retiro voluntario se limita a los clientes del servicio de alimentos, incluidas las escuelas de todo el país, dijo la compañía con sede en Pennsylvania.

Tyson Foods recibió tres quejas de las escuelas sobre material extraño en el producto alimenticio, informó el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), que dijo que no había recibido ningún informe confirmado de lesiones o enfermedades relacionadas con comer los trozos de pollo. Este producto no es parte del Programa Nacional de Almuerzos Escolares, pero fueron comprados por separado por escuelas individuales, dijo el USDA.

Cualquier persona preocupada por una lesión o enfermedad debe comunicarse con un proveedor de atención médica, dijo la agencia.

El producto retirado lleva el número de establecimiento “P-1325” sellado dentro de la marca de inspección del USDA, dijo la compañía. Los trozos de pollo se venden en cajas de 32,81 libras (código 0599NHL02) que contienen cuatro bolsas de 8,2 libras.

Producto retirado por Tyson Food.

El producto se produjo en una planta el 28 de febrero y se envió a centros de distribución en estos estados: Arizona, Arkansas, California, Colorado, Connecticut, Florida, Georgia, Idaho, Illinois, Iowa, Kansas, Kentucky, Maryland, Massachusetts, Michigan, Misuri, Montana, Nevada, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Ohio, Oklahoma, Pensilvania, Tennessee, Texas, Utah, Virginia y Wisconsin.

Las escuelas y otras instituciones que tengan trozos de pollo posiblemente contaminados aún en sus congeladores deben desecharlos o devolverlos al lugar de compra.

Los consumidores que tengan preguntas deben contactar a la compañía.