CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Los padres dicen que la policía les apuntó cuando su hija de 4 años se llevó una muñeca de una tienda

Por Christina Maxouris, Hollie Silverman

(CNN) — Una pareja de Phoenix está exigiendo 10 millones de dólares a la ciudad después de que un video mostraba a los agentes de policía apuntándoles con un arma de fuego después de que su hija de 4 años supuestamente robó una muñeca de una tienda de Family Dollar.

Dravon Ames y su novia Iesha Harper le dijeron a CNN que no se dieron cuenta cuando su hija salió con una Barbie de la tienda el mes pasado. Han presentado una notificación de reclamación contra la ciudad por 10 millones de dólares, que sirve como antecedente de una demanda.

Poco después de salir de la tienda, Ames dijo que la pareja se detuvo en un complejo de apartamentos para dejar a su hija con una niñera. Entonces un agente comenzó a golpear contra su ventana, gritando y amenazando con matarlos.

“Nuestras manos estaban arriba, solo estamos tratando de no recibir un disparo, tratando de mantener la calma”, dijo Ames. “Tenía un arma desenfundada”.

El agente no se identificó a sí mismo, dice la familia

Ames dijo que no había sirenas ni luces para indicar que habían sido detenidos de antemano y que el policía que les apuntaba con un arma no se identificó de inmediato como agente.

El incidente tuvo lugar el 29 de mayo, dijo la familia. La policía dijo que se les informó del video el 11 de junio.

En el video borroso de 12 minutos publicado en la página de Facebook del departamento, se puede ver a un agente esposando a Ames, primero en el suelo y luego contra un vehículo policial. El agente le da una patada a Ames y se le oye gritar varias veces: “Cuando te digo que hagas algo, lo haces”.

Otro agente parece estar sacando una pistola en el lado del pasajero del vehículo de la pareja antes de que Harper salga del auto, sosteniendo a un niño pequeño, con un segundo menor a su lado.

Se ve a un agente tratando de arrancar al niño de sus brazos antes de que un espectador se ofrezca para llevarse a sus hijos.

Harper, que tenía cinco meses de embarazo en ese momento, dijo que estaba aterrorizada.

“Realmente pensé que me iba a disparar frente a los niños”, dijo a CNN por teléfono este viernes. Ella optó por entregar a sus dos hijos a un “completo desconocido porque no confiaba en que la policía los tuviera”.

Durante el video, se puede escuchar a los agentes diciéndole que levante las manos.

La ciudad tiene 60 días para responder a la notificación de reclamo y el siguiente paso es presentar una demanda, dijo Thomas Horne, el abogado de la familia. En su aviso, dice que los agentes cometieron agresión y encarcelamiento ilegal, entre otros, y que tanto el departamento de policía como la ciudad son responsables por “políticas, capacitación y supervisión inadecuados”.

El departamento está investigando

Las autoridades dijeron que el incidente está bajo investigación.

“El Departamento de Policía de Phoenix toma en serio todas las acusaciones de conducta indebida y, por este motivo, este incidente está siendo investigado actualmente por la Oficina de Normas Profesionales”, dijo el departamento.

No está claro quién grabó el video o lo que ocurrió de antemano. No hay imágenes de la cámara del cuerpo del incidente, dijo Tommy Thompson , sargento del Departamento de Policía de Phoenix, a CNN.

Thompson dijo que no pueden proporcionar información adicional debido a un litigio pendiente.

Le dijo a KNXV, afiliado de CNN, que el agente que está siendo visto pateando la pierna de Ames ahora está en un régimen especial. El departamento de policía no ha nombrado a ninguno de los agentesinvolucrados.

Thompson también le dijo a la afiliada que había algo más que el reclamo de la muñeca robada, pero que no lo explicaría. La afiliada informó que la policía dijo que había otros objetos robados en el vehículo, además de la muñeca.

Mientras que el reclamo de la familia dijo que el incidente ocurrió “alrededor del 29 de mayo”, la declaración de la policía dijo que fue el 27 de mayo.

La jefe de policía, ‘perturbada’ por la acción del agente

En un video publicado en la página de Facebook del departamento este viernes, el jefe de policía de Phoenix Jeri Williams dijo que estaba “perturbado por el lenguaje y las acciones de nuestro agente”.

“Le aseguro que este incidente no es representativo de la mayoría de los oficiales de policía de Phoenix que prestan servicios en esta ciudad”, dijo Williams.

La jefa dijo que comenzó una “investigación interna inmediata” tan pronto como se enteró del video.

“Deseo que las investigaciones se puedan manejar de manera instantánea, pero cada una toma tiempo y merece la debida diligencia antes de que podamos discutir detalles específicos”, dijo.

Harper y Ames dicen que sus hijas están traumatizadas y que su hijo de 4 años ha estado teniendo pesadillas y mojando la cama desde el incidente.

Su segunda hija, de solo un año de edad, sufrió un “brazo muerto” después de que el oficial intentara arrancarla de su madre.

La pareja todavía está conmocionada también. Ames dijo que estaba preocupado por sus hijos y que se sentía indefenso durante el incidente.

“Se supone que debo proteger a mi familia, estoy esposado… Estoy escuchando a mi hija gritando, a mi novia siendo maltratada. Me afectó mucho”, dijo.

El reverendo Jarrett Maupin, un portavoz de la familia, dijo a CNN que Ames tiene suerte de estar vivo.

“Era totalmente obediente, sumiso aún no lo suficiente como para salvarlo de la feroz violencia del departamento de policía”, dijo Maupin.

La pareja dice que ambos fueron liberados poco después del arresto y no fueron acusados.