CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cambio climático

Groenlandia: la increíble foto de unos perros jalando un trineo con las patas bajo el agua muestra lo grave del derretimiento de la capa de hielo

Por James Griffiths

(CNN) — Steffen Olsen, científico del Instituto Meteorológico de Dinamarca, estaba en una misión de rutina en el noroeste de Groenlandia para recuperar herramientas de monitoreo oceanográfico y meteorológico colocadas por sus colegas en el hielo marino cuando se encontró con un problema.

No pudo verlas: el hielo marino, generalmente plano y blanco, estaba cubierto de agua, como resultado de una inundación por el derretimiento la capa de hielo de Groenlandia, la segunda más grande del planeta.

La increíble foto que tomó, de perros esquimales tirando de un trineo con las patas bajo el agua, rápidamente se volvió viral, destinada a unirse a las imágenes de osos polares hambrientos, glaciares que empequeñecen, morsas varadas y lagos que se secan en el panteón de las evidencias de nuestra actual catástrofe climática.

Como dijo Olsen en Twitter, las comunidades en Groenlandia, principalmente indígenas, “dependen del hielo marino para el transporte, la caza y la pesca”. Estarán entre los primeros afectados por el derretimiento de la capa de hielo, pero las repercusiones no se limitarán a Groenlandia o incluso a Norteamérica.

La “temporada de deshielo” de Groenlandia se extiende de junio a agosto, y la mayor parte del derretimiento se produce en julio, el mes más caluroso. Pero este año ya se han perdido enormes cantidades de hielo, y hasta un 40% de Groenlandia experimentaba el derretimiento hastal 13 de junio, el día en que Olsen tomó su foto, para un derretimiento total de más de 2 mil millones de toneladas de hielo, según estimaciones recientes.

Durante meses, los científicos han pronosticado un año de derretimiento récord en la capa de hielo de Groenlandia, y la cantidad que ya se ha perdido antes de comenzar el verano sugiere que tienen razón.

El efecto también es acumulativo: cuanto más hielo se pierde al comienzo del verano, mayor es el deshielo a medida que pasan las semanas. Esto se debe a que la nieve y el hielo blancos reflejan los rayos del sol al espacio, reduciendo la cantidad de calor absorbido y manteniendo el hielo frío. Cuanto menos hielo hay, menos calor se refleja y más deshielo se produce.

Thomas Mote, un científico investigador de la Universidad de Georgia que estudia el clima de Groenlandia, le dijo a CNN la semana pasada que si bien los períodos de deshielo anteriores ocurrieron en 2007, 2010 y 2012, “no vimos nada como esto antes de finales de la década de 1990”.

Esto podría tener un efecto importante en el aumento del nivel del mar, uno de los efectos más peligrosos del cambio climático, lo que podría expulsar de sus hogares a millones de personas que viven en comunidades costeras.

“Groenlandia ha contribuido cada vez más al aumento global del nivel del mar en las últimas dos décadas”, dijo Mote, “y el deshielo de la superficie y el escurrimiento tienen mucho que ver”.

Desde 1972, la pérdida de hielo de Groenlandia por sí sola ha sumado 13.7 milímetros (aproximadamente media pulgada) al nivel global del mar, según un estudio reciente. La capa de hielo de la isla es la principal fuente de agua que se agrega al océano cada año.

Al igual que un derretimiento temprano en Groenlandia puede causar más derretimiento a finales de año, la pérdida de hielo puede tener un efecto amplificador en las temperaturas globales porque se refleja menos calor fuera del planeta. Ese calor hace que aumente la temperatura del mar, lo que hace que se derrita más hielo, causando un ciclo que solo se rompe cuando llega el invierno y el Ártico comienza a congelarse nuevamente.

Pero a medida que los inviernos se vuelven más cálidos por la catástrofe climática global, el riesgo es que algún día el ciclo no se detenga o incluso se desacelere, y en lugar de perros esquimales con las patas bajo el agua en Groenlandia, estaremos hablando de personas en Manhattan. Y ese será solo el comienzo de sus problemas.

Brandon Miller y Jen Christensen de CNN contribuyeron con este informe.