CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

DeseARTE

DeseARTE

Elisa Corona, cuando Lorca y Siri le cantan a Nueva York

Por Miguel Ángel Antoñanzas

(CNNN Español) — Elisa.

Se describe como guitarrista, escritora, compositora, traductora, víctima del vértigo, crítica de la censura y amante del poeta andaluz Federico García Lorca. No es poco.

Elisa Corona Aguilar, natural de la Ciudad de México, es una mujer especial. Lo notas en su sonrisa, en sus ojos, en una frente amplia que denota una inteligencia emocional que parece ocupar cada rincón de su cabeza.

Nacida en 1981, dice en su página de internet elisacoronaaguilar.com, que ya a los 7 años le gustaba escribir, y que a los 13 tocaba la guitarra. El atormentado Oscar Wilde fue su inspiración para estudiar letras inglesas en la UNAM de la capital mexicana.

Nueva York

Elisa Corona en el estudio de Manhattan donde ensaya sus trabajos. Actualmente la escritora tiene junto a Eduardo Huchín Sosa, dos discos en el mercado bajo el nombre artístico de Doble Vida. (Crédito: Miguel Ángel Antoñanzas)

Llegó a La Gran Manzana con una beca para intentar escribir de manera creativa. Nueva York es para ella «una fuente de inspiración inagotable. Conmigo ha sido una ciudad muy generosa y me ha dado todo, influencias musicales, literarias, un nuevo hogar donde practico kung-fu».

Pero reconoce que también es una ciudad «muy dura. Mucha gente la toma como un lugar al que se puede llegar de vez en cuando pero no habitarlo completamente. Es diferente para cada cual pero no hay duda de que nos inspira como artistas» .

publicidad

La escritora, que está por doctorarse en Música en la New York University, ganó en México en 2008 el Premio Nacional de Ensayo Joven José Vasconcelos, y el Premio Internacional Sor Juan Inés de al Cruz en 2013.

Música

Es una mujer todo terreno. Cuando la entrevisto me recibe en un destartalado cuarto de un viejo edificio de la calle Broadway de Manhattan. En la sala de una tarima muy estropeada, apenas una mesa, un sillón, y su guitarra y pequeño teclado conectado también a un iPhone. Al fondo, una campana de iluminación para fotografía de estudio. Apenas entra luz por la ventana, que da a un patio interior donde llega ese latido de la ciudad. Constante, vibrante, duro.

Como guitarrista y compositora ha participado en varios proyectos internacionales, y ahora forma parte de un dueto de guitarras bajo el nombre de «Doble vida», junto con Eduardo Huchín Sosa, quien ha producido dos discos que pueden escucharse en plataformas como Spotify o Apple Music.

Elisa Corona es una admiradora de la obra del poeta y dramaturgo andaluz Federico García Lorca. De hecho incorpora versos de «Poeta en Nueva York», que el granadino escribió sobre la ciudad en 1929, en sus interpretaciones musicales. (Crédito: Miguel Ángel Antoñanzas)

Hoy tengo la suerte de que va a actuar para el reportaje, y tiene todo preparado: su guitarra, el atril, sus auriculares. Con una mezcladora de sonido pequeña y su iPhone logramos conectar la salida de audio a mi celular, con el que hago el reportaje. Y comienza a tocar la guitarra y a recitar poemas, con letras del conocido libro del poeta español Federico García Lorca, «Poeta en Nueva York», escrito en 1929 cuando el andaluz visitó la ciudad estadounidense.

Me cuenta que comenzó a cantar estos poemas con Siri porque la invitaron a un festival, pero le pidieron que trajera la guitarra. Y aunque ella no le gustaba la idea de recitar con música, se le ocurrió hacer algo diferente, e incorporar a Siri, y al proyecto lo llamó «A.I. Landscape», como el paisaje inteligente. «Surgió como la necesidad de retratar a la ciudad, que es una ciudad multilingue, que todo el tiempo está uno escuchando otros idiomas y que a veces no entiendes la mitad de lo que te están diciendo, y también surgió como una conversación con Federico García Lorca, que escribió este libro de «Poeta en Nueva York» cuando estuvo en 1929 y fue como una conversación con este libro».

Publicar

A la hora de publicar, Elisa me cuenta que para muchos de los autores hispanoamericanos que viven en Nueva York es complicado. Elisa lo ha logrado gracias a haber ganado concursos literarios, y dice que eso le ha abierto muchas puertas.

Pero en Nueva York es «diferente, porque si no tienes los contactos, o no tienes una traducción, además hay otro mecanismo y es que quieren publicar a la gente que va a vender. No se trata de que seas un buen escritor sino de venderte de alguna forma, y de encasillarte». Dice Elisa que eso es algo a lo que se ha resistido, pero que sí le gustaría publicar en inglés y en Nueva York, aunque le preocupa que la etiqueten para la venta por su nacionalidad y no por sus textos. Entre otras razones que esgrime publicar en ese idioma, figura que mucha gente que conoce no puede disfrutar de sus textos al no dominar el español.

Sus nuevos proyectos

Quiere también hacer una edición bilingüe de un libro de poesías para niños y le gustaría publicar algo de ficción, una posible novela ambientada en el mundo de la música neoyorquina y centrado en mujeres extranjeras que componen, pero que son discriminadas. En cierta manera, dice Elisa, «se está convirtiendo en una reflexión de mi carrera musical, con los encuentros y desencuentros que uno tiene, y de quiénes siguen y quiénes se quedan fuera».

Autores favoritos

Elisa lee constantemente a Margareet Atwood, a Susan Sontag y a JM. Coetzee. En el apartado hispano, dice que el poeta y narrador mexicano Pancho Hinojosa es su ídolo y un ejemplo a seguir. Le gusta como ensayista Rosario Castellanos, la poesía de Xavier Villaurrutia y sigue muy de cerca a sus contemporáneos: Lorena Ventura, Liliana Pedroza, Carlso González Muñiz y Luis Miguel Estrada.