CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Accidentes

Una mamá jugaba a la ‘gallina’ con su camioneta y sus hijos, según la policía, y atropelló a su hijo de 3 años

Por Madeline Holcombe

(CNN) — Una mujer de Texas fue acusada de matar a su hijo de 3 años tras atropellarlo con una camioneta mientras jugaban al juego de la “gallina”.

En el juego de la gallina (game of chicken, en inglés), dos coches se lanzan el uno contra el otro, a toda velocidad, y el juego lo pierde quien se aparta primero.

La mujer, Lexus Stagg, de 26 años, aparece en un video captado por cámaras de vigilancia en su apartamento en el Condado de Harris, Texas, conduciendo hacia sus tres hijos mientras ellos corren hacia la parte delantera de su Lincoln Navigator 2006, según un comunicado de prensa del Fiscal del Distrito del Condado de Harris, Kim Ogg.

El menor quedó debajo de la rueda de una camioneta Lincoln Navigator 2006.

Dos de los niños se quitaron del camino del vehículo, pero el hijo de 3 años de Stagg fue atropellado, dijo la oficina de Ogg en el comunicado.

El niño quedó atrapado debajo del neumático derecho de la camioneta, según el comunicado. Stagg no se detuvo de inmediato y la llanta trasera del vehículo golpeó nuevamente al niño. La camioneta pesa alrededor de 5.600 libras (dos y media toneladas), según el comunicado.

Stagg le dijo a la policía que primero pensó que había golpeado un reductor de velocidad, dijo el comunicado.

El incidente tuvo lugar el 11 de junio y Stagg fue arrestada el jueves. Fue acusada de homicidio por negligencia criminal, dijo la oficina del fiscal de distrito. Enfrenta hasta 10 años de prisión si es declarada culpable.

La mamá, Lexus Stagg, de 26 años, fue arrestada.

Un abogado de Stagg no estuvo disponible de inmediato.

Dos de los hijos de Stagg habían sido retirados de su hogar por los servicios de protección infantil en 2013, según la afiliada de CNN, KTRK. Después de la muerte del menor Lord Renfro, de 3 años, sus otros dos hijos sobrevivientes también fueron retirados de su hogar, informó la estación.

“Todos los padres tienen la obligación de proteger a sus hijos, incluso de ellos mismos”, dijo Ogg. “Los autos no son juguetes y jugar a la gallina con tus hijos no es un juego”.