CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Europa

La ola de calor de esta semana en Europa es un anticipo de lo que nos espera por la crisis climática

Por Jordan Evans, Brandon Miller

(CNN) — Europa lleva apenas tres días de verano y la Madre Naturaleza está aumentando rápidamente el calor.

Se pronostica que una ola de calor “potencialmente peligrosa” envolverá el continente esta semana.

Con la devastadora ola de calor del verano de 2018 y las sequías aún frescas en la mente de los europeos, muchos se preguntan si esta temporada será más de lo mismo.

Gracias al cambio climático, este tipo de olas de calor ocurren con mayor frecuencia.

“Las olas de calor están en aumento”, dijo en un comunicado Stefan Rahmstorf, copresidente del del sistema de análisis de la Tierra en el Instituto de Investigación de Impacto del Clima de Potsdam y profesor de la Universidad de Potsdam en Alemania.

Rahmstorf relacionó las recientes olas de calor con el cambio climático al compararlas con 500 años de registros.

“Los veranos más calurosos en Europa desde el año 1500 dC ocurrieron desde el último cambio de siglo: 2018, 2010, 2003, 2016, 2002”, dijo Rahmstorf.

Hoy en día, los récords de calor a nivel global se están rompiendo cinco veces más a menudo que en un clima estable, y según Rahmstorf, lo que estamos viendo es exactamente lo que los científicos del clima predijeron como resultado del aumento de las temperaturas globales causado por el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero por la quema de carbón, petróleo y gas.

Se esperan temperaturas récord esta semana

Se espera que las temperaturas suban casi 20 grados Celsius (36 grados Farenheit) por encima del promedio estacional de 22 grados Celsius (72 Fahrenheit).

El servicio de meteorológico nacional de Francia, Météo-France, advirtió de un aumento de la temperatura a lo largo de la semana, y muchas ciudades, entre ellas París y Lyon, se acercan a los 40 grados Celsius (104 grados Fahrenheit), algo que nunca ha ocurrido en junio.

Según Météo-France, esta ola de calor “promete ser excepcional” para junio. Las olas de calor son comunes en julio y agosto. “Desde 1947, la única ola de calor de junio se produjo en 2005. Esta parece mucho más intensa, sin precedentes en junio”.

Se prevé que la frecuencia de olas de calor como esta “se duplique para 2050”, dijo Météo-France, y sin recortes significativos en las emisiones de gases de efecto invernadero, podrían ser más fuertes y durar más que en el pasado reciente.

Los días de ola de calor en Francia podrían pasar de cinco por verano a 25, según el comunicado.

La ola de calor viene por delante de una tormenta estancada sobre el Atlántico, que bombeará aire caliente desde África y el Mar Mediterráneo.

La alta presión también se estacionará en la región esta semana, lo que resultará en una cúpula de aire que calentará las temperaturas en Europa.

Las olas de calor son algunas de las manifestaciones más directas del cambio climático, según el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, y Europa no es ciertamente el único lugar donde se siente el calor.

Las olas de calor mortal serán un problema mucho mayor en las próximas décadas, se harán más frecuentes y se producirán en una porción mucho mayor del planeta debido al cambio climático, según un estudio publicado hace dos veranos en la revista Nature Climate Change.