CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

Gobierno de México lanza plan de lectura para que los funcionarios lean más

Por Expansión

(Expansión) — La nueva estrategia de lectura del gobierno federal buscará que todo ciudadano y servidor público lea y, con ello, alcanzar la paz que el país necesita, aseguró este miércoles Beatriz Gutiérrez Müller.

Durante su intervención en la presentación de la Estrategia Nacional de Lectura –realizada en Palacio Nacional–, la titular del Consejo Asesor Honorario de la Coordinación Nacional Memoria Histórica y Cultural de México explicó que este plan de lectura recorrerá varios estados con la idea de sumar a más lectores.

“Estaremos haciendo algunas visitas a estados y haremos, si nos lo permiten y nos ayudan, haremos leer a funcionarios públicos, a gobernadores, a presidentes municipales, haremos leer a artistas, a público en general”, dijo Gutiérrez Müller.

LEE: Cómo interesar a los niños en la lectura

La escritora y esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que el propósito de esta estrategia es acercar al país a la paz.

Beatriz Gutiérrez resaltó que López Obrador “es un gran lector y autor de libros” y recordó que ella ofreció participar de manera gratuita con el actual gobierno para el fomento de la lectura.

La estrategia de lectura

De acuerdo con el gobierno de México, este plan tiene como objetivos fundamentales:

  • Formar hábitos de lectura.
  • Asegurar la disponibilidad de los materiales de lectura (ya sea en bibliotecas o para comprar o adquirir los libros).
  • Y “resignificar” la lectura; es decir, saber a qué tipo de lecturas tendremos acceso.

Eduardo Villegas Mejías, coordinador de Memoria Histórica y Cultural de México, expuso que este no es un programa con un presupuesto anual ni reglas de operación, sino que consiste en “todas las acciones que se llevan a cabo a propósito de la lectura”.

Reconoció que el desafío de fomentar la lectura en México es “gigantesco” por las diferencias socioeconómicas y por la complejidad religiosa, étnica y multicultural.