CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Historias Humanas

Ladronas roban el regalo especial de un niño enfermo, luego lo devuelven con una disculpa

Por Ray Sánchez

(CNN) — Un niño autista de 5 años con un tumor cerebral recuperó su réplica de cinturón de lucha después de que un par de ladronas arrepentidas se enteraron de su situación.

Para la familia Vick, de Seaford, Delaware, la lucha profesional es «un asunto de familia», según Timothy Vick Sr., cuyo hijo Timmy fue diagnosticado con el tumor en octubre. «Es solo un gran tema de la familia».

Los padres de Timmy trataron de sobrellevar las noticias de la enfermedad al ahorrar dinero para comprar un regalo especial para el niño: una réplica del título de campeonato de la WWE.

Para que el cinturón parezca más auténtico, los padres se conectaron a través de Facebook con el diseñador de cinturones Sergio Moreira en Washington.

LEE: Número de tumores cerebrales se duplicó en Inglaterra y preocupa el uso de teléfonos móviles

Moreira dijo que se ofreció a trabajar sin costo alguno, reemplazando las gemas de plástico con circonia cúbica y engrosando las placas.

publicidad

«Será lo más parecido al cinturón original que él ve en la televisión cada vez que cualquier otro cinturón que pueda comprar en el mercado», dijo Moreira.

Los Vick mandaron el cinturón. El paquete se dejó en el porche de Moreira a principios de esta semana. Su cámara de seguridad ubicada en la puerta capturó a dos ladronas robando el paquete.

Pero días después de que la policía publicó imágenes de las ladronas y los medios locales contaron la historia de Timmy, las dos mujeres regresaron a la casa de Moreira con el cinturón y una nota de disculpa manuscrita de cuatro páginas.

«Dijeron que eran adictas a las drogas, sin hogar y pensaron que podían ganar unos dólares extra de lo que había en las cajas», recordó.

«Pude ver la expresión de sus caras, que estaban muy, muy tristes y que habían estado llorando».

Moreira dijo que abrazó a las mujeres y les pidió que se cuidaran.

Dijo que dudaría en presentar cargos mientras las mujeres buscaran ayuda.

«No veo otra forma de hacerlo porque todos tienen algo en la vida con lo que están lidiando», dijo.

La nota de las mujeres decía: «Sentimos mucho haber tomado tus cosas. Nunca en un millón de años habría robado a un niño enfermo de cinco años y me avergüenzo de lo que hice».

El Departamento de Policía de Edgewood en Washington publicó una foto del cinturón de lucha en Facebook esta semana con el mensaje: «¡Habla de restaurar tu fe en la humanidad!»