CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Empresas

Algunos restaurantes de Taco Bell enfrentan escasez de tortillas

Por Danielle Wiener-Bronner

Nueva York (CNN Business) — Taco Bell tiene un problema de tortillas.

La cadena dijo que algunos restaurantes están experimentando una escasez de tortillas de los proveedores, y que está «trabajando diligentemente para reponer el suministro». Taco Bell, que tiene cerca de 7.000 locales en Estados Unidos, no compartió cuántos restaurantes están lidiando con la escasez.

«Nos disculpamos por cualquier inconveniente que esto pueda causar», agregó Taco Bell en una declaración. Las tortillas son utilizadas para sus quesadillas y burritos.

Algunos usuarios exasperados de redes sociales se quejaron del menú limitado en Twitter.

«¡Estoy en uno de sus locales en el área de Greater Rochester y están sin tortillas!», escribió un usuario el 1 de julio. Otro usuario se quejó el 30 de junio de la escasez en un local en Rome, Nueva York. Varios dijeron que el personal les dijo que la escasez de Taco Bell está ocurriendo en varios lugares alrededor del país.

Taco Bell did not specify which or how many locations are affected by the tortilla shortages.

Taco Bell no especificó cuáles ni cuántos locales estaban afectados por la escasez de tortillas.

La escasez no parece estar afectando a los competidores de Taco Bell.

publicidad

En respuesta a las consultas, Chipotle y Qdoba le dijeron a CNN Business que no están sufriendo escasez. Qdoba señaló que no la espera en el futuro cercano.

MIRA: Taco Bell lanza estrategia innovadora de reclutamiento

Taco Bell alentó a los clientes a ordenar los elementos del menú que no están hechos con tortillas, como el Power Menu Bowl o Cheesy Gordita Crunch.

El año pasado, KFC, que, como Taco Bell y Pizza Hut, es propiedad de Yum! Brands, se enfrentó a una escasez de pollos tan grave que tuvo que cerrar temporalmente cientos de restaurantes en el Reino Unido. La marca se disculpó con los clientes por las molestias con un anuncio en tono de burla.

Jordan Valinsky de CNN Business contribuyó a esta noticia