CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cono sur

La cumbre del Mercosur finalizó y el acuerdo de asociación con la Unión Europea fue el protagonista

Por Ignacio Grimaldi

(CNN Español) — Los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, de Brasil, Jair Bolsonaro, de Paraguay, Mario Abdo Benítez, de Uruguay, Tabaré Vázquez, de Bolivia, Evo Morales, y de Chile, Sebastián Piñera, participaron en la reunión de líderes del bloque más importante de Sudamérica.

La cumbre dejó consensos en el área comercial, diferencias en los asuntos políticos relacionados con la crisis en Venezuela, y hasta hubo tiempo para hablar de fútbol.

¿Cuáles fueron los consensos? Primero, concretar el acuerdo de libre comercio con el EFTA en el segundo semestre de 2019.También, avanzar las negociaciones con Canadá, Corea y Singapur para alcanzar un acuerdo de libre comercio.

Además, comenzar tareas para reducir el arancel externo común, que es el impuesto a las importaciones entre países del Mercosur. Y eliminar el cobro por servicios de roaming en los países del Mercosur.

Por fuera de lo comercial, todos los Estados coincidieron en condenar el ataque terrorista sufrido en la Asociación Mutual Amia, en Buenos Aires, que cumplirá 25 años el próximo jueves.

En cuanto a las diferencias, todos los Estados menos Bolivia firmaron una declaración en la que reconocieron el «severo deterioro de las condiciones de vida del pueblo venezolano» y citaron el informe de la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Bolivia no adhirió al documento dado que el presidente Evo Morales expresó su apoyo a Nicolás Maduro en ocasiones anteriores.

Finalizada la cumbre, Macri le traspasó a Bolsonaro la presidencia pro témpore del Mercosur.

Pero todavía hubo tiempo para más. Argentina, Paraguay y Uruguay firmaron un protocolo junto con Chile para que el país andino se sume a la candidatura trinacional para ser sede de la Copa Mundial de la FIFA en 2030. De esta manera, los cuatro países sudamericanos intentarán albergar el mítico campeonato.