CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigración

La administración de Trump considera impedir el ingreso de refugiados a EE.UU. el próximo año

Por Geneva Sands, Priscilla Alvarez, Kylie Atwood

(CNN) — La administración de Trump planteó la posibilidad de admitir cero refugiados el próximo año durante una reunión reciente con funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional, el Departamento de Estado, el Pentágono y otras agencias, según fuentes cercanas a la reunión.

Se están discutiendo una serie de opciones y la opción cero ya recibió un rechazo de algunos funcionarios del Gobierno, según una fuente.

La represión contra los refugiados está en línea con la agenda de inmigración del gobierno, que ha tratado de limitar la entrada a Estados Unidos. A principios de esta semana, el Gobierno también estableció un reglamento que prohíbe a la mayoría de los migrantes centroamericanos buscar asilo en Estados Unidos.

Politico informó sobre los detalles de la reunión, que tuvo lugar en el edificio de la Oficina Ejecutiva Eisenhower con unos 20 funcionarios la semana pasada.

Según Politico, dos aliados del asesor de la Casa Blanca Stephen Miller, el funcionario de Servicios de Ciudadanía e Inmigración John Zadrozny y el funcionario del Departamento de Estado Andrew Veprek, argumentaron en la reunión que el límite de refugiados debería ser bajo debido a las “continuas preocupaciones de seguridad y la capacidad de Estados Unidos para ofrecer protecciones humanitarias a través del proceso de asilo”.

MIRA: 10 cifras impactantes sobre la crisis de refugiados en el mundo

Organizaciones defensoras inmediatamente expresaron alarma de que las admisiones de refugiados podrían reducirse a cero.

“Estados Unidos es un país construido por refugiados. Rehusarse a admitir a los refugiados, en un momento en el que hay un número récord de personas que huyen de sus hogares en todo el mundo, es una abdicación cobarde y racial de los valores de nuestra nación”, dijo Jennifer Quigley Human Rights First.

El número de refugiados en todo el mundo alcanzó un máximo sin precedentes de 70,8 millones de personas en 2018, según las Naciones Unidas.

Durante la administración de Trump, el número de refugiados a los que se les permitió ingresar a Estados Unidos se redujo drásticamente, de 110.000 en el año fiscal 2017 a 30.000 refugiados en el año fiscal 2019.

Se espera que varias agencias presenten sus recomendaciones en las próximas semanas.

El límite de refugiados está determinado por varios departamentos y agencias, y aprobado por el presidente. Como a menudo se ha considerado que el límite es un objetivo a alcanzar, el número real de refugiados admitidos se ha quedado corto. La administración había establecido el límite máximo de 2018 en 45.000 refugiados, y solo 23.000 fueron admitidos, según cifras del Centro de Procesamiento de Refugiados.

Hasta el momento, la administración ha admitido más de 21.000 refugiados al 30 de junio, según datos del Gobierno.

Un portavoz del Departamento de Estado se negó a comentar sobre las conversaciones interinstitucionales.

“Cada año, el presidente hace una determinación anual, después de consultar apropiadamente con el Congreso, con respecto al límite máximo de admisión de refugiados para el siguiente año fiscal. Se espera que esa determinación se haga antes del inicio del año fiscal 2020 el 1 de octubre de 2019. Nosotros no tenemos nada más que anunciar en este momento”, dijo el vocero.

El año pasado, el secretario de Estado Mike Pompeo dijo que el número no debe considerarse como “el único barómetro” del compromiso de Estados Unidos con los esfuerzos humanitarios en todo el mundo, y agregó que EE.UU. “se centrará en los casos de protección humanitaria de aquellos que ya se encuentran en el país.”