CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
África

OMS pide a la comunidad internacional solidarizarse con el Congo por peligroso brote de ébola

Por Jacqueline Howard, David McKenzie

(CNN) — El brote de ébola en curso en la República Democrática del Congo constituye ahora una emergencia de salud pública de preocupación internacional, anunció este jueves la Organización Mundial de la Salud.

“El riesgo de propagación del ébola en la República Democrática del Congo (RDC) y la región sigue siendo muy alto, y el riesgo de propagación fuera de la región sigue siendo bajo”, dijo el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, durante una conferencia de prensa el miércoles.

“Ahora es el momento para que la comunidad internacional se solidarice con la gente de la RDC”.

La OMS define una emergencia de salud pública de interés internacional como “un evento extraordinario” que constituye un “riesgo de salud pública para otros Estados a través de la propagación internacional de la enfermedad” y que “posiblemente requiera una respuesta internacional coordinada”.

El Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional de la OMS para la Enfermedad Viral del Ébola en el Congo se reunió en la sede mundial de la organización, Ginebra, el miércoles para discutir si el brote constituye una preocupación internacional.

“La lucha está en curso durante todo un año”, dijo Robert Steffen, presidente del comité, durante una conferencia de prensa el miércoles.

La reunión fue la cuarta vez que el comité se reunió para revisar el brote. En una deliberación el viernes, se decidió que el brote no constituye una emergencia de salud pública de interés internacional.

“Esta emergencia en el Congo ha estado ocurriendo durante casi un año y es una emergencia muy, muy grave y ha sido tratada como nuestro nivel más alto de emergencia desde el principio, pero la diferencia que está ocurriendo con este comité es ¿necesitamos decirle al resto del mundo que comience a tomar medidas? Y si es así, ¿qué medidas vamos a decirles que hagan?”, dijo la doctora Margaret Harris, responsable de comunicación de la OMS sobre la emergencia del ébola en la República Democrática del Congo,en un video publicado en Twitter antes de la reunión del miércoles.

“Ellos toman su decisión como un consenso”, dijo. “También expondrán lo que, bajo esa emergencia de salud pública de interés internacional, otros países deben hacer. Por lo tanto, tendrán recomendaciones para el país afectado: el Congo. Tendrán recomendaciones para los países vecinos, los que están en mayor riesgo. También tendrá recomendaciones para el resto del mundo”.

El consenso y las recomendaciones del comité se presentan al director general de la OMS, quien elige si conviene o no y adopta las decisiones del comité.

Las emergencias de salud globales generalmente solo se anuncian en lo que la OMS denomina circunstancias “extraordinarias”, siendo esta solo la quinta declaración de este tipo.

Con su última declaración, la OMS no recomendó ninguna restricción en los viajes o el comercio, sino que la organización emitió recomendaciones para los países afectados, que incluyen continuar fortaleciendo la concientización y las evaluaciones de la comunidad, entre otras acciones.

La decisión de la OMS de declarar una emergencia de salud pública de interés internacional no cambiará notablemente la estrategia de la RDC para combatir el brote mortal, dijo la Ministra de Salud del país, Oly Ilunga Kalenga.

“Solo hay una estrategia para combatir el ébola”, dijo Kalenga durante una conferencia de prensa en la ciudad de Goma el jueves. “Es una serie de acciones alrededor de cada caso. Necesitamos identificar contactos, vacunar a los contactos y desinfectar y respetar las normas generales de higiene. Estas medidas permiten que la epidemia esté contenida. Lo que cambia es el contexto”.

La financiación se queda corta

Los miembros del Comité se sintieron decepcionados por los retrasos en la financiación que han limitado la respuesta, según la OMS, a pesar de que el brote se extendió por casi un año y los casos confirmados de ébola en constante expansión.

Los funcionarios de la OMS en el terreno han estado decepcionados con la cantidad de promesas de financiamiento que se acercan a las necesidades de su respuesta, durante varios meses.

Si bien es cierto, este brote aún debe tener el nivel de atención mundial que acumuló el brote de África Occidental, donde murieron más de 11.000 personas. Tampoco ha habido una propagación significativa fuera del RDC, algo que los funcionarios de salud dicen que ha dado lugar a una forma de complacencia del donante.

Esa complacencia también se vio agravada por la creencia de que una vacuna experimental ayudaría a detener este brote en las primeras semanas de la respuesta, según varios encuestados tanto de la ONU como de las ONG con quienes CNN habló en el terreno en junio.

La fatiga de algunos donantes también se estableció debido a la percepción de que su dinero no se estaba gastando de la manera más eficiente posible, según un extenso informe de la CNN el mes pasado.

La OMS está formulando su cuarto plan estratégico para intentar eliminar el brote, diciendo que costará cientos de millones de dólares.

Es por eso que, en parte, muchos expertos en salud pública pidieron expresamente la designación de emergencia hace meses, como una forma de reenfocar la atención y atraer fondos muy necesarios.

Aun así, luego del anuncio del miércoles, Ghebreyesus escribió en un post en Twitter que “una emergencia de salud pública de preocupación internacional no es para recaudar fondos, es para prevenir la propagación de enfermedades”.

La Organización Mundial de la Salud “no tiene conocimiento de ningún donante que haya retenido fondos porque no se había declarado la emergencia. Pero si esa era la excusa, ya no se puede utilizar”.

El grupo humanitario Mercy Corps espera que la declaración de la OMS “se traduzca en medidas urgentes y prácticas, incluyendo más fondos de donantes internacionales”, dijo Laura Miller, directora interina del país de Mercy Corps para la RDC, en una declaración escrita tras el anuncio de la OMS.

“Todos los días, mujeres, hombres y niños se están muriendo por el virus del Ébola y es cada vez más fácil olvidar que la cifra cada vez mayor de casos son personas”, dijo ella. “Con la declaración de la OMS viene la posibilidad de que los países vecinos puedan reaccionar bloqueando o reduciendo el acceso a las fronteras de una manera que restrinja el comercio. Esto sería devastador para la economía de la región e impactaría la seguridad alimentaria de un gran número de personas”.

  • Mira: A cuatro años del brote más mortal de ébola

Más de 1.600 muertos

Este brote de ébola comenzó a mediados del año pasado. El primer día de agosto de 2018, el Ministerio de Salud de la República Democrática del Congo declaró un brote de la enfermedad del virus del Ébola en la provincia de Kivu Norte del país.

Ahora, la Organización Mundial de la Salud reporta un total de 2.512 casos de ébola y 1.676 muertes involucradas en el brote, hasta el lunes.

El lunes, las Naciones Unidas organizaron una reunión de alto nivel para discutir los esfuerzos de respuesta en medio del brote actual en el Congo. La reunión se llevó a cabo después de que el primer caso de ébola se confirmara el domingo en la ciudad de Goma, la capital de la provincia de Kivu del Norte y un importante centro de tránsito donde aproximadamente un millón de personas residen en la frontera con Ruanda.

Ese caso generó temores de que el virus pudiera abrirse camino a través de la frontera porosa hacia Ruanda que aún no está infectada, algo que los expertos en salud han estado trabajando desesperadamente para prevenir. Los funcionarios de salud y las organizaciones de ayuda han temido la llegada del ébola a Goma durante meses y han estado trabajando para prepararse para la eventualidad, que es en parte la razón por la que el caso se detectó y aisló de inmediato.

Estas medidas de preparación incluyen un equipo de respuesta de emergencia que ha llevado a cabo ejercicios de simulación de brotes, equipos de la OMS que examinan a los viajeros en cada punto de entrada y salida en Goma, y trabajadores que revisan los centros de salud de la ciudad todas las mañanas para detectar casos sospechosos, según los funcionarios de la OMS.

El ministro de Salud de la República Democrática del Congo, Kalenga, dijo el jueves que el reciente caso confirmado de ébola de una persona que viajaba a Goma era un pastor, al igual que otros casos recientes. Entonces, dijo, la práctica de poner las manos sobre las personas durante las ceremonias religiosas fue un factor que impulsó la propagación de la enfermedad. Él llamó a los pastores a ser responsables y detener esta práctica.

Ha sido difícil adelantarse al brote ya que la violencia en curso en el área ha impactado los esfuerzos de respuesta. Desde enero, ha habido 198 ataques contra el personal de atención médica y pacientes en áreas afectadas por el ébola, lo que resultó en siete muertes y 58 lesiones, según la OMS.

El Ministerio de Salud congoleño emitió una declaración en su cuenta oficial de Twitter el miércoles, aceptando la designación de la Organización Mundial de la Salud de que el brote de ébola en curso en la República Democrática del Congo ahora “constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional”.

La declaración citó que la dificultad número uno para contener el brote es el resultado de “problemas de desarrollo” en la región y el “sistema de salud débil”.

El Ministerio agregó que “el gobierno está estudiando medidas” para evitar que las personas consideradas de alto riesgo “propaguen la epidemia en la región”.

La rara pero mortal enfermedad del virus del Ébola puede causar fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular, vómitos, diarrea y sangrado inexplicable, entre otros síntomas. El virus se identificó por primera vez en 1976, cuando se produjeron brotes cerca del río Ébola en la República Democrática del Congo.

Los científicos creen que el virus inicialmente infectó a los humanos a través del contacto cercano con un animal infectado, como un murciélago, y luego el virus se propagó de persona a persona.

El virus se propaga entre los humanos a través del contacto directo con los fluidos corporales de una persona infectada, incluida la sangre infectada, las heces o los vómitos, o el contacto directo con objetos contaminados, como agujas y jeringas.

Sin embargo, la esperanza viene en forma de avances de investigación. Los tratamientos experimentales y las vacunas se han utilizado en el Congo. Hasta la fecha, al menos 585 pacientes se han recuperado de la enfermedad y se han administrado más de 133.000 vacunas, lo que muchos creen que ha ayudado a limitar la propagación del brote.

La vacuna experimental rVSV-ZEBOV, fabricada por Merck, fue aprobada por el comité de ética del Ministerio de Salud de Congo para su uso en el país en mayo de 2018.

En su reunión anterior del viernes, el comité de emergencia recomendó que todos los países en riesgo pusieran en práctica la aprobación de dispositivos necesarios para el uso de medicamentos y vacunas en investigación como parte de su preparación.

 

— Amir Vera, Jessie Yeung, Susan Scutti, Sharif Paget, Barbara Wojaze y Saskya Vandoorne de CNN contribuyeron a este informe.