CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigración

El gobierno federal consideró la frase “regresa a tu país” como discriminatoria en varios casos

Por Rene Marsh, Ellie Kaufman

Washington (CNN) — El gobierno federal y el sistema judicial de Estados Unidos han considerado que las variaciones de la frase “regresa al lugar del que viniste” cuando las usan empleados son discriminatorias, según muestran los casos de CNN.

Desde que el presidente Donald Trump tuiteó que cuatro congresistas demócratas progresistas de color “que vinieron originalmente de países cuyos gobiernos son una catástrofe total y completa” deberían “regresar de donde vinieron” el domingo pasado, el presidente insistió en que sus comentarios no fueron racistas. Las cuatro legisladoras de minorías a los que hizo referencia, las representantes Ilhan Omar de Minnesota, Alexandria Ocasio-Cortez de Nueva York, Rashida Tlaib de Michigan y Ayanna Pressley de Massachusetts, son todas ciudadanas estadounidenses. Tres de las cuatro nacieron en Estados Unidos.

Aunque Trump no es el empleador de estas cuatro congresistas y, por lo tanto, es probable que no esté sujeto a las leyes que rigen su entorno laboral, el gobierno federal consideró que la frase que usó es discriminatoria.

CNN revisó varias quejas presentadas ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo de EE. UU. (EEOC, por sus siglas en inglés) y encontró algunas en las que un lenguaje similar al que utilizó Trump se consideraba evidencia de discriminación en el lugar de trabajo. La EEOC es una parte del gobierno federal que hace cumplir la ley federal para garantizar que los empleados no sean discriminados por su género, sexo, origen nacional o edad.

En 2007, la comisión demandó a una compañía en nombre de un vendedor de automóviles musulmán de ascendencia india al que se llamaba repetidamente “Talibán” y al que le dijeron que debía “simplemente regresar de donde vino”. La EEOC también alegó que un gerente le dijo al acusado que “esto es Estados Unidos… no el país islámico de donde vienes”.

LEE: Trump afirma que desaprueba el canto racista de “envíenla de regreso” después de la presión de sus aliados

El 5º Tribunal del Circuito de Apelaciones de Estados Unidos se unió a la afirmación de la EEOC de que el vendedor fue sometido a un ambiente de trabajo hostil basado en su origen nacional y religión. El tribunal citó el ejemplo del uso de la frase varias veces para emitir su decisión. El caso se cita en el sitio web de la EEOC en una sección donde se enumera específicamente el comentario “regresa al lugar del que viniste” como ejemplo de “conducta potencialmente ilegal”.

En otro caso, la EEOC presentó una demanda contra un hospital de California en nombre de 70 trabajadores filipinoestadounidenses. Los trabajadores del hospital alegaron que eran el objetivo de comentarios de acoso. A algunos trabajadores filipino-estadounidenses les dijeron que serían arrestados si no hablaban inglés y se les pedía que regresaran a Filipinas.

LEE: Empleado de una estación de servicio dice que unos clientes deben “volver a su país” en una confrontación que quedó grabada

El hospital resolvió el caso en 2012 y acordó pagar cerca de un millón de dólares en la demanda por discriminación de origen nacional de la EEOC.

La Universidad de Nueva York (NYU), una de las universidades privadas más grandes del país, acordó pagar 210.000 dólares para resolver una demanda por acoso y represalias de origen nacional y raza presentada por la EEOC. En 2011, la comisión alegó que la NYU violó la ley federal al someter a un empleado nacido en Ghana a un ambiente laboral hostil que incluía “acoso verbal degradante”. Resolver un caso no es necesariamente una admisión de mala conducta.

De acuerdo con la demanda de la EEOC, el supervisor de la sala de correo en la Biblioteca Elmer Holmes Bobst de la NYU se dirigió al empleado, originario de Ghana, con insultos como “mono” y “gorila” e insultos como “vuelve a tu jaula”.

LEE: ¿Es Donald Trump racista? 10 frases para analizarlo

En un caso de 2006 entre un empleado de correos y un compañero de trabajo, el empleado de correos dijo que se enfrentaba a discriminación en el lugar de trabajo después de que un compañero le dijera: “Si no puedes hablar inglés, no perteneces aquí. Aprende a hablar mejor o regresa a tu propio país”. En este caso, la EEOC encontró evidencia suficiente para hacer una denuncia de acoso.

La analista legal de CNN Laura Coates dijo que los tuits de Trump, “aunque obviamente son racistas para el público”, pueden no ser ilegales en el caso del presidente.

“Las pautas de la EEOC son claras pero están relacionadas con el empleo”, dijo Coates. “El Congreso no trabaja para el presidente. No estoy segura de que puedan usar la misma afirmación de un entorno laboral hostil basado en una atmósfera política“.