CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cambio climático

Las máximas temperaturas récord superan con creces los mínimos históricos, una tendencia de la crisis climática

Por Nash Rhodes, Brandon Miller

(CNN) — Más de 400 lugares en todo Estados Unidos alcanzaron temperaturas récord la semana pasada. Durante ese mismo lapso, solo alrededor de 100 áreas registraron mínimos récord.

Si bien esta proporción récord de 4 a 1 se puede atribuir principalmente a la ola de calor de esta semana, no se aleja demasiado de la proporción de máximos y mínimos récord de 2 a 1 que hemos visto en la última década en Estados Unidos.

La variabilidad del clima puede hacer que esta relación cambie de un año a otro, como en 2012, cuando los máximos históricos superan los mínimos en un número asombroso de 6 a 1, pero el año siguiente se registraron máximos y mínimos en el mismo ritmo.

Las altas temperaturas récord que se producen con el doble de frecuencia con respecto a las bajas récord reflejan directamente nuestra crisis climática, como es de esperar que el aumento de la temperatura promedio aumente la cantidad de temperaturas extremas, mientras que el frío extremo ocurre con menos frecuencia.

Desde que empezamos a llevar registro en 1895, la temperatura promedio del país ha subido entre 1,3 y -16,7 grados Fahrenheit. 

El Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR, por sus siglas en inglés) realizó recientemente una investigación sobre cómo debería comportarse esta relación para avanzar.

publicidad

«Observamos una simulación modelo, donde aumentábamos el dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero que se extendían hacia el siglo XXI, y mientras el clima seguía calentándose, la proporción continuó creciendo», dijo el científico de NCAR Gerald Meehl.

Las proyecciones actuales sitúan esa proporción tan alta como 20 a 1 para 2050 y 50 a 1 para finales de siglo.

¿Cuáles son las implicaciones?

Si esta relación continúa creciendo con el tiempo, muchas temperaturas que actualmente etiquetamos como extremas pueden no ser más que una ocurrencia ordinaria.

Las mismas advertencias y avisos de calor excesivo que afectaron a casi 200 millones de estadounidenses esta semana serían más frecuentes y de larga duración. Esto no solo afectará a los ancianos y jóvenes, que ya son particularmente vulnerables a las enfermedades relacionadas con el calor, sino que afectará a todos.

Las enfermedades relacionadas con el calor solo continuarían aumentando a nivel mundial, con casos que van desde náuseas hasta golpes de calor, que se cobraron dos vidas durante la ola de calor de la semana pasada.

MIRA: Esto es lo que debes evitar ante una ola de calor

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC) advierte que el planeta alcanzará el umbral crucial de 1,5 grados centígrados (2,7 grados Fahrenheit) por encima de los niveles preindustriales para 2030, lo que conlleva un mayor riesgo de sequía extrema, incendios forestales, inundaciones y escasez de alimentos para cientos de millones de personas.

De acuerdo con la Cuarta Evaluación Nacional del Clima para EE. UU., los costos económicos del cambio climático podrían alcanzar cientos de miles de millones de dólares anuales. El sudeste solo probablemente perderá más de 500 millones de horas de trabajo para el 2100 debido al calor extremo.