CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crisis en Nicaragua

Nicaragua

Jefe del Ejército de Nicaragua dice que han sido víctimas de una campaña de desprestigio

Por Mario Medrano

(CNN Español) — El jefe del Ejército de Nicaragua, el general Julio César Avilés afirmó este miércoles, en una conferencia de prensa a directores de medios oficiales, que el Ejército ha sido víctima de campañas de desprestigio por parte de la oposición, que cuestiona el papel de la institución en el contexto de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde abril de 2018.

«No nos van a hacer tomar el camino equivocado en las elecciones que tomemos como institución, aquí nos enmarcamos en lo que es la constitución y la ley, nada más», afirmó Avilés.

Las declaraciones de Avilés responden a las críticas de organismos de derechos humanos y líderes opositores que exigen al Ejército de Nicaragua desarticular los llamados grupos paramilitares que, según denuncian, operan en el país, concepto que Avilés rechaza.

«Bajo ningún punto de vista, aceptamos el concepto de fuerzas paramilitares, ese es un paramilitarismo como es el concepto de Colombia, que surgen por estructuras económicas, por intereses económicos y políticos, que organizan como fuerzas armadas de autodefensas de Colombia, ese término es utilizado por algunos medios, mirábamos nosotros que al utilizar el término paramilitar o militarización, es un término equivocado de las funciones que nosotros estamos realizando».

LEE: Policía Nacional de Nicaragua mata a joven y alega defensa propia; CENIDH contradice esa versión

Avilés concluyó que la seguridad pública es tarea de la policía nacional dentro de su propio marco de legislación.

publicidad

Organismos internacionales como el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, así como  la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en sus informes sobre la crisis en Nicaragua han señalado a la Policía y grupos parapoliciales de cometer violaciones a los derechos humanos y sostener una campaña de represión frente a manifestantes opositores.

Jefes policiales han expresado en entrevista con CNN que los armados son policías encubiertos.