CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

Ameba come cerebros mata a un hombre que nadaba en parque acuático de Carolina del Norte

Por Madeline Holcombe

(CNN) — Una ameba come cerebros mató a un hombre de Carolina del Norte que nadaba en un parque acuático.

La víctima, Eddy Gray, se enfermó y murió después de nadar en el parque acuático Fantasy Lake el 12 de julio, según WTVD, afiliada de CNN.

LEE: ¡No entres en pánico! 5 cosas que necesitas saber sobre la ameba ‘come cerebros’

Su familia ha pedido “privacidad y respeto durante este momento difícil”, dijo el abogado de su esposa, Justin Plummer, a la estación.

La ameba Naegleria fowleri, conocida como la ameba come cerebros, causó la muerte de Gray, dijo el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte en un comunicado.

El organismo unicelular se encuentra cuando el agua dulce tiene temperaturas más altas y niveles más bajos, generalmente durante períodos prolongados de calor, dijo el departamento. Puede causar a sus víctimas fuertes dolores de cabeza, fiebre, náuseas y vómitos que luego progresan a rigidez en el cuello, convulsiones y coma.

Sin embargo, no es infecciosa cuando se ingiere el agua. La muerte sí puede ocurrir cuando entra por la nariz en actividades como el buceo y el esquí acuático.

Desde la nariz, dicen los Centros de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el organismo viaja hasta el cerebro, donde destruye el tejido.

“Enviamos nuestras condolencias a la familia y los seres queridos”, dijo el epidemiólogo estatal Zack Moore. “La gente debe ser consciente de que este organismo está presente en lagos de agua dulce, ríos y aguas termales en Carolina del Norte, así que tengan cuidado mientras nadan o practican deportes acuáticos”.

El parque está trabajando con funcionarios locales de salud para notificar a las personas sobre la presencia de la ameba.

En áreas donde la infección es más común, los funcionarios recomiendan mantener la nariz cerrada o usar un clip nasal, así como evitar desenterrar sedimentos en áreas poco profundas.

Aunque graves y aterradoras, las infecciones de la ameba son raras, según el departamento. Solo se han identificado 145 infecciones en EE. UU. desde 1962 hasta 2018.

Joe Sutton de CNN contribuyó a este informe.