CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Redes sociales

Una aplicación (competencia de FaceApp) que convierte tus fotos en pinturas renacentistas se hizo tan popular que colapsó

Por Ryan Prior

(CNN) — Si alguna vez has querido ver cómo te verías a través de los ojos de Rembrandt o Rafael, esta es tu oportunidad.

Una semana después de que el interés en la aplicación de fotografía rusa FaceApp se disparó, llenando nuestros muros de noticias con las versiones viejas de nuestros amigos, una nueva aplicación que transforma la cara está llamando la atención.

La aplicación, llamada AI Portraits, utiliza inteligencia artificial para cambiar una fotografía de cualquier persona para que se parezca a una pintura vieja, con un enfoque especial en el retrato del siglo XV.

Puede que no haya roto Internet, pero está superando su dominio: el sitio web estuvo inactivo durante horas el miércoles pasado.

“Debido a la abrumadora popularidad del sitio, actualmente estamos fuera de servicio por mantenimiento”, decía un aviso en el sitio.

ai photos renaissance painting generator malone mxp vpx_00000322

En caso de que quisieras ver al actor Jason Momoa a través de los ojos de un pintor clásico, AI Portrait puede hacerlo por ti.

Convierte tu rostro en arte

AI Portraits utiliza datos de decenas de miles de pinturas, que van desde el Renacimiento hasta la era contemporánea.

Desarrollado por investigadores del MIT-IBM Watson AI Lab, AI Portraits utiliza redes neuronales para producir un generador que “ve ejemplos y trata de imitarlos”, según MIT Technology Review.

En este caso, compara fotos con 45.000 pinturas en el programa de Maestros Antiguos como Tiziano y Rembrandt.

La tecnología también crea un “discriminador”, que juzga si un ejemplo dado es falso.

Este tipo de algoritmo se puede usar para una variedad de propósitos, como la detección de videos falsos y falsos diseñados para parecerse a grabaciones reales de personas reales.

El programa tiene un punto ciego básico, dice el MIT Technology Review: debido a que sonreír era raro en los retratos renacentistas, a la inteligencia artificial le cuesta mucho mostrar tu alegría si pones una selfie sonriente.

Preocupaciones de privacidad

AI Portraits funciona de manera diferente a FaceApp, lo que generó escepticismo por su política de privacidad y por haber sido desarrollada en Rusia.

LEE: La aplicación viral FaceApp prueba que no nos tomamos en serio nuestra privacidad digital

La política de privacidad de AI dice: “Tu imagen se enviará a un servidor de IBM en EE.UU., procesada por IBM con el único propósito de generar un retrato de estilo renacentista basado en la información de píxeles de tu imagen cargada, y luego se eliminará de inmediato”.

Todas las empresas tecnológicas se preocupan profundamente por cómo manejan los datos de los usuarios, y el ojo de águila del escrutinio se fue contra FaceApp en su momento de fama.

Tenía un acuerdo de privacidad que parecía permitirle hacer prácticamente cualquier cosa que quisiera con las fotos que los usuarios subieron.

Pero en un comunicado a TechCrunch, la compañía dijo que “la mayoría de las imágenes se eliminan de nuestros servidores dentro de las 48 horas a partir de la fecha de carga”. FaceApp también señaló que el 99% de sus usuarios no iniciaron sesión en la aplicación, por lo que sus fotos no se pudieron vincular a sus datos personales, y que sus datos no se transfieren a Rusia.

FaceApp y AI Portraits no son las únicas aplicaciones de transformación de fotos que llamaron la atención rápidamente.

El año pasado, Google lanzó una función en su aplicación Arts & Culture que utilizaba un algoritmo de coincidencia para analizar los rostros de las personas y encontrar a sus dobles en la historia del arte.