CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Denuncian amenazas en panfletos contra inmigrantes venezolanos en Colombia

Por CNN Español

(CNN Español) — Las autoridades de Colombia alertaron sobre panfletos amenazantes contra inmigrantes venezolanos en la ciudad de Bucaramanga, en el noroeste de Colombia, emitidos, según ellos, por un grupo de delincuencia organizada que amenaza con una “limpieza” de los ciudadanos del vecino país y quienes los ayuden.

Humberto Calderón Berti, embajador en Colombia de Juan Guaidó, quien es reconocido como presidente interino por mas de 50 países, envió el 31 de julio una carta a la Cancillería de Colombia en la que pide a las autoridades investigar las amenazas a través de panfletos de un grupo llamado “Águilas Negras”.

“En estos anuncian que ejecutarán una limpieza de la delincuencia que según dicen son generalmente venezolanos, y que igualmente sus acciones irán dirigidas a quienes les acojan o les proporcionen empleo”, dice la carta de Calderón Berti dirigida al canciller Carlos Holmes Trujillo. “Finalmente indican que dan 48 horas para que los empleadores que tengan trabajadores venezolanos los reemplacen”.

Uno de esos panfletos, dice la carta, fue puesto en la puerta de una fundación llamada “Entre dos Tierras”, que ofrece alimentos a los venezolanos que están de paso por Bucaramanga o que se han establecido en esa ciudad.

Calderón Berti sigue su carta pidiendo a las autoridades competentes que inicien una investigación al respecto y se tomen “medidas necesarias” para impedir que resulten afectados tanto colombianos como venezolanos por cuenta de estas amenazas.

Migración Colombia dijo en un comunicado este miércoles que notificó de estos hechos a la Dirección de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, para que adelante las investigaciones correspondientes y se dé con el paradero del o los culpables de las amenazas.

“No vamos a permitir que unos cuantos afecten la seguridad y la tranquilidad de la ciudadanía. La gran mayoría de los venezolanos son personas de bien, personas que han tenido que migrar por necesidad y han llegado a Colombia con la esperanza de tener un futuro”, dijo Andrés Martínez, director encargado de Migración Colombia. “Nosotros, como colombianos, hemos vivido lo que es el rechazo y la xenofobia, por eso hago un llamado a la ciudadanía, para que en lugar de tomar la justicia por las manos, unan esfuerzos para construir un mejor país”.

El general Manuel Vásquez, comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, negó la existencia de las Águilas Negras como un grupo armado organizado.

“El panfleto no tiene origen en grupo armado organizado alguno. Esa organización denominada las Águilas Negras fue desarticulada hace mucho tiempo”, dijo a Noticias RCN.

La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, se pronunció al respecto y dijo que estas amenazas son “totalmente inaceptables” y que los responsables de estas amenazas deberán responder ante la justicia.

“Queremos ser muy enfáticos: cualquier amenaza a la vida de la población venezolana o colombo-venezolana que ha llegado a Colombia, cualquier amenaza a ellos o a sus vidas constituye un delito, y por lo tanto los responsables de esos panfletos tendrán consecuencias judiciales y penales”, dijo Ramírez, señalando a su vez que los venezolanos que estén delinquiendo en el país también deberán responder ante la justicia colombiana.

“Queremos que el mensaje sea muy claro: la delincuencia en Colombia es inaceptable venga de donde venga. Cualquiera que sea su nacionalidad. Ni podemos permitir que se estigmaticen a todos los venezolanos ni tampoco podemos permitir que haya delincuentes venezolanos que amparados en esta generosidad terminen acá llegando a nuestro país a delinquir”, agregó.

En los últimos años, Colombia se ha vuelto un punto de tránsito y también destino final para los venezolanos que cruzan la frontera huyendo de la crisis en su país. Según cifras de Migración Colombia de febrero de 2019, en el país hay poco más de 1,1 millones de venezolanos, que se ubican sobre todo en Bogotá (22,23%), Norte de Santander (14,30%) y La Guajira (11,78%).

Según cifras de Migración, para febrero de este año había unos 59.080 venezolanos en el departamento de Santander, donde fueron emitidas las amenazas.

Christian Krüger, director de Migración Colombia estimó a mediados de junio que la cantidad de venezolanos en territorio colombiano podría alcanzar 1,8 millones para finales de 2019.

¿Quienes son las Águilas Negras?

Las Águilas Negras es el nombre de un grupo paramilitar supuestamente desarticulado que ha amenazado a líderes sociales, defensores de derechos humanos, periodistas y políticos en todo el país desde hace años, según el medio de investigación InsightCrime.

El director de la Policía de Colombia, general Óscar Atehortúa, se refirió a las Águilas Negras a principios de 2019, cuando panfletos firmados supuestamente por este grupo criminal amenazaban a líderes sociales del país. Según él, no hubo evidencia de la existencia de este grupo criminal.

“La primera información que nos entregan por supuesto a priori… es que esos documentos son copiados de documentos que aparecen seguramente en Internet y aparecen en algunas redes sociales para amedrentar y amenazar a estas personalidades. No hemos encontrado que haya detrás de ellos un grupo realmente conocido como Águilas Negras”, dijo Atehortúa en ese entonces.

Grupos de investigación de la violencia en Colombia como la Fundación Paz y Reconciliación (PARES), e incluso Insight Crime, concuerdan en que no existe evidencia de que sea un grupo criminal organizado, sino más bien una fachada para cometer crímenes sin ser identificados.

Según InsightCrime, el nombre de las Águilas Negras apareció en 2006 después de la desmovilización de las Autodefensas Unidas de Colombia, que era una coalición de grupos paramilitares de derecha.

Pero según una investigación de PARES, “las Águilas Negras no existen como estructura criminal”, y en su investigación no encontró registro de campamentos, líderes o comandos armados que revelaran su existencia”.

En cambio se estableció que algunos grupos criminales se ponen el nombre de Águilas Negras “cuando van a hacer operaciones criminales que dejen muchos muertos o que sean muy violentos”. El nombre también es usado por “sectores en la legalidad” —como empresarios, políticos o particulares— para “amedrentar personas” a través de sicarios, dice PARES.

“Es decir que Colombia ha generado unos mercenarios ilegales que se utilizan como grupos privados de seguridad”, dicen los investigadores.