CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Asia

Japón acaba de profundizar su disputa comercial con Corea del Sur

Por Sherisse Pham

Hong Kong (CNN Business) — Japón revocó el viernes el estatus de Corea del Sur como socio comercial preferido, intensificando así una disputa que amenaza la cadena de suministro global para teléfonos inteligentes y dispositivos electrónicos.

La decisión de retirar a Corea del Sur de la llamada lista blanca significa que las exportaciones japonesas al país vecino ahora requieren una evaluación adicional para asegurarse de que no sean utilizadas para armas y aplicaciones militares. Las nuevas restricciones entrarán en vigencia el 28 de agosto.

Especial: Guerra comercial

Corea del Sur era el único país asiático en la lista blanca. Revocar su estatus de privilegio significa que el país recibirá el mismo trato que otros países y territorios asiáticos, incluido Taiwán, dijo el viernes el secretario jefe del gabinete de Japón, Yoshihide Suga.

“No es una prohibición comercial”, agregó.

Durante una reunión con su homólogo japonés al margen de una cumbre mundial el viernes, el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-wha, dijo que la decisión de Tokio era lamentable y le exigió que “cancele inmediatamente las injustas medidas de restricción a las exportaciones”, según un comunicado de Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Sur.

En un tuit de su cuenta oficial, el gobernante Partido Demócrata de Corea del Sur calificó la decisión de Japón como una “declaración total de guerra económica contra nuestro país” y agregó que las relaciones entre Corea del Sur y Japón están en “crisis”.

El índice Kospi (KOSPI) de Corea del Sur cayó aproximadamente un 1% en las operaciones matutinas.

Corea del Sur es el tercer socio comercial más grande de Japón y compra productos japoneses por un valor de aproximadamente 54 mil millones de dólares, incluidas máquinas industriales, productos químicos y automóviles, según una herramienta de seguimiento de datos comerciales afiliada al Instituto de Tecnología de Massachusetts.

El enfrentamiento entre los dos países comenzó el mes pasado cuando Tokio impuso controles a las exportaciones de tres materiales químicos por parte de Corea del Sur. Los materiales (poliamidas fluoradas, fotoprotectores y fluoruro de hidrógeno) se utilizan para fabricar chips de computadora, entre otras cosas.

Las restricciones a la exportación requieren que las empresas japonesas soliciten licencias para cada uno de los tres materiales químicos que venden a Corea del Sur. El proceso puede demorar hasta 90 días.

LEE: Trump dice que impondrá más aranceles a productos hechos en China (afectarían a los iPhone)

Esas restricciones ya están teniendo un impacto en la industria global de semiconductores. Samsung y SK Hynix fabrican casi dos tercios de los chips de memoria del mundo, que se utilizan en todo, desde teléfonos inteligentes hasta automóviles conectados. Fabricantes de teléfonos inteligentes como Apple y Huawei dependen de los chips de memoria de las compañías surcoreanas.

El viernes, Samsung declinó comentar sobre la última medida de Tokio. El miércoles, cuando se le preguntó sobre las restricciones comerciales japonesas durante una llamada sobre las ganancias de la compañía, el jefe de relaciones con inversores de Samsung, Robert Yi, dijo que la compañía “enfrentaba dificultades” debido a los controles de exportación de Tokio “y las incertidumbres que traería este nuevo proceso”.

SK Hynix no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Pero la compañía advirtió el mes pasado sobre ventas más débiles para la segunda mitad del año y dijo que no podría descartar interrupciones en la producción si las restricciones a las exportaciones japonesas se prolongan. SK Hynix dijo que estaba tratando de acumular la mayor cantidad posible de los materiales afectados.

La tensión entre los dos países ha aumentado durante meses, en parte debido al dominio colonial de Japón sobre la península de Corea a principios del siglo XX. El máximo tribunal de Corea del Sur dictaminó recientemente que sus ciudadanos pueden demandar a las empresas japonesas por utilizar mano de obra forzada coreana durante la Segunda Guerra Mundial. Japón ha negado que los dos problemas estén vinculados.

Yoko Wakatsuki y Jake Kwon contribuyeron a este informe.