CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tiroteos

Sobrevivieron a un tiroteo masivo por segunda vez en dos años

Por Alisha Ebrahimji

(CNN) — Tras sobrevivir al tiroteo masivo más mortal en la historia moderna de Estados Unidos, tres amigos no esperaban que la historia se repitiera dos años después.

En 2017, Christopher y George Cook estuvieron en Las Vegas durante el festival Route 91 Harvest, un concierto de música country al aire libre, cuando un hombre armado disparó contra la multitud matando a 58 personas e hiriendo a más de 500. Se las arreglaron para escapar sin herida alguna.

Su huida de los disparos fue capturado por un fotógrafo en ese momento. Mostró a George, que está en una silla de ruedas, siendo empujado por una mujer, quien Christoper dijo que era una enfermera fuera de servicio.

«Esto era algo familiar»

El domingo, los hermanos asistieron al Festival de Ajo en Gilroy cuando un hombre armado abrió fuego. Tres personas murieron y 12 resultaron heridas.

Físicamente, los hermanos Cook escaparon ilesos, pero mentalmente, Christopher le dijo a CNN que ha estado enfrentando una ola de emociones.

LEE: Un tiroteo en un Walmart de Mississippi deja 2 personas muertas y un policía herido

publicidad

«Crees que estás agradecido por todo lo que tienes hasta que algo así sucede», dijo.

George le dijo a CNN que las dos experiencias fueron muy diferentes para él.

«Ni siquiera lo había pensado en absoluto», dijo. «Esto era algo familiar».

Ellos tres sobrevivieron a un tiroteo por segunda vez en dos años.

George dijo que definitivamente se sentía como un objetivo en Las Vegas, pero esta vez en Gilroy no lo sintió tanto y dijo que tal vez sea porque ha estado en muchos festivales desde Las Vegas.

«El tiempo lo cura todo», dijo. «No voy a cambiar lo que hago o cómo me divierto».

Sobrevivientes que apoyan a sobrevivientes

Los hermanos no estaban solos para el festival del ajo. A ellos se unió su amiga Alicia Olive, quien también sobrevivió al festival de la Ruta 91. Los tres no se conocían en el momento del tiroteo en Las Vegas, pero terminaron conectándose en Facebook a través de un grupo de apoyo.

Olive, de Las Vegas, asistió al festival de música cuando fue contratada como camarera. Después de sobrevivir al tiroteo masivo, dijo que cayó en una profunda depresión.

«No quieres salir mucho de casa… no hay ganas de hacerlo», dijo sobre sus sentimientos después del tiroteo.

En abril, se mudó de Las Vegas a California, donde le dijo a CNN que fue entonces cuando sintió que podía comenzar a vivir de nuevo.

Dijo que en Gilroy era la primera vez que realmente podía bajar la guardia y salir a un evento público como ese.

«No sé cómo será cuando salga [ahora]», dijo. «Pero sé que siento muchas de las mismas cosas que sentí cuando sucedió Las Vegas».

Aprender a sobrellevarlo

Tanto Christopher como Olive dijeron que la diferencia entre su experiencia en Las Vegas y Gilroy es que estuvieron un poco más tranquilos que la primera vez y ahora, han aprendido habilidades que antes no tenían para afrontar las secuelas.

«Esta vez pude estar un poco más tranquilo», dijo Christopher. «La diferencia era que en Las Vegas no sabías de dónde venían [los disparos], pero en Gilroy sabíamos que [los disparos] estaban detrás de nosotros».

Christopher dijo que cambió la forma en que vive los festivales y eventos al aire libre. Por ejemplo, busca la salida más cercana a donde sea que se encuentre. Dijo que no quiere que las personas dejen de disfrutar estos eventos siempre que estén conscientes de su entorno.

LEE: Cinco gráficas para entender la cultura de armas en EE.UU. frente al resto del mundo

En un Facebook Live del domingo, Olive se muestra emocionada cuando es llevada en un autobús lleno de pasajeros desde el festival hasta el estacionamiento.

El grupo de apoyo para sobrevivientes en Facebook reunió a los tres porque compartieron una experiencia común, pero su relación ha crecido rápidamente por elección propia, desde extraños a familia.

«Mi hermano y yo nunca hemos tenido hermanas, pero Alicia ha tenido un gran impacto en nuestras vidas», dijo Christopher.

Él le dijo a CNN cuando vio de nuevo el Facebook Live de Olive, que le afectó mucho la posibilidad de perderla en su vida ese día.

Olive dijo que ahora se enfocará en hacer una diferencia y en apoyar a los sobrevivientes que lo necesiten, ya sea a través de un abrazo, una conversación o abogando por leyes más estrictas sobre armas.

«Hay una razón por la que todavía estoy aquí hoy», dijo. «Hay una razón».