CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tiroteos

“Fue una masacre”: tiroteo en El Paso, Texas, deja 20 muertos

Por Dakin Andone, Hollie Silverman, Nicole Chávez

(CNN) — Veinte personas murieron y más de dos docenas resultaron heridas en un tiroteo masivo en un centro comercial de El Paso el sábado, según las autoridades locales y de Texas.

“Se perdieron vidas que aún deberían estar con nosotros hoy”, dijo el gobernador Greg Abbott en una conferencia de prensa cerca de Walmart y un centro comercial adyacente.

Veintiséis personas resultaron heridas, según el jefe de policía de El Paso, Greg Allen.

“Las edades y géneros de todas estas personas heridas y asesinadas son numerosas en distintos grupos de edad”, dijo Allen. “No hace falta decir que la situación es horrible”.

Un hombre blanco de 21 años de Allen, un suburbio de Dallas a más de mil kilómetros de distancia, está bajo custodia policial, dijo el jefe de policía de El Paso. Las autoridades están considerando presentar posibles cargos de homicidio capital contra él.

El caso también tiene un “nexo con un posible crimen de odio”, dijo.

“En este momento, tenemos un manifiesto de este individuo que indica hasta cierto punto un nexo a un posible crimen de odio”, dijo Allen.

El agente especial a cargo del FBI en El Paso Emmerson Buie, dijo que se necesitaba más trabajo de investigación antes de determinar si había un posible delito de odio.

Una fuente familiarizada con el proceso de investigación dijo más tarde el sábado que el FBI abrió una investigación de terrorismo interno sobre la masacre. Coincidirá con la investigación estatal y las autoridades de Texas tomarán la delantera en el caso.

Entre los muertos había tres ciudadanos mexicanos, según un tuit del presidente Andrés Manuel López Obrador. Seis mexicanos resultaron heridos, escribió en Twitter el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

CNN informó que el sospechoso es Patrick Crusius de Allen, de 21 años, según tres fuentes.

Dos fuentes federales de orden público y una fuente del gobierno estatal confirmaron la identidad del sospechoso. Las fuentes federales dijeron que los investigadores están revisando un escrito en línea publicado días antes del tiroteo que puede hablar de un motivo.

Se cree que la publicación en línea fue escrita por Crusius, dijeron las fuentes, pero eso no ha sido confirmado.

‘Esto fue una masacre’

Allen dijo que la primera llamada de un tirador activo fue a las 10:39 a.m., hora local. El primer agente policial llegó a la escena seis minutos después.

El sargento de policía de El Paso Robert Gómez dijo a los periodistas que inicialmente se les dio a la policía múltiples ubicaciones posibles del tiroteo, en el Walmart y el Centro Comercial Cielo Vista, al lado.

“Esta es una gran escena del crimen, un área grande”, dijo Gómez sobre la escena.

Varias agencias respondieron a la escena, incluido el FBI, el departamento del sheriff, el Departamento de Seguridad Pública y la Patrulla Fronteriza del estado.

La escena del crimen “estará activa durante un período largo”, dijo Allen. “Desafortunadamente, los fallecidos permanecerán en el lugar hasta que la escena se procese correctamente con fines probatorios para el juicio”.

El sargento del departamento de policía de El Paso Robert Gomez informa a los medios sobre el tiroteo.

Funcionarios de dos hospitales locales dijeron que habían recibido al menos 23 personas.

Trece personas fueron llevadas al Centro Médico Universitario de El Paso, dijo el vocero Ryan Mielke a CNN, y una de ellas murió. Dos niños con lesiones no mortales fueron transferidos a un centro médico para niños, dijo Mielke.

Once víctimas fueron transportadas al Centro Médico Del Sol, dijo el portavoz del hospital, Víctor Guerrero. Nueve están en condición crítica pero estable, dijo. Al menos dos de los pacientes se encuentran en una “situación peligrosa para la vida”, según el Dr. Stephen Flaherty, del Centro Médico Del Sol. Dijo que los pacientes tenían entre 25 y 82 años. Dos están en condición estable, dijo, y siete requieren operaciones de emergencia.

“Esta fue una masacre”, dijo a CNN la representante estadounidense Veronica Escobar, quien representa el área. Escobar ha recibido informes contradictorios sobre el número de víctimas, dijo, pero agregó: “Los números son impactantes”.