CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Armas en Estados Unidos

Walmart, bajo presión para dejar de vender armas tras últimos tiroteos en EE.UU.

Por Clare Duffy

Nueva York (CNN Business) — El año pasado, la tienda Dick’s Sporting Goods dejó de vender fusiles semiautomáticos de estilo de asalto y cartuchos de gran capacidad después de un tiroteo masivo en Parkland, Florida, que dejó 17 personas muertas. También aumentó la edad para comprar armas de 18 a 21 años.

Walmart, a pesar de tener un historial como vendedor de armas de caza que se remonta a sus orígenes, también ha cambiado sus políticas de venta de armas en respuesta a los tiroteos. En 2015, la tienda dejó de vender rifles de asalto y el año pasado elevó la edad mínima para comprar armas a 21 años, después del tiroteo de Parkland.

Estados Unidos se enfrenta nuevamente a impactantes imágenes de la devastación provocada por los tiroteos masivos, y los activistas contra la violencia armada y una ola de gente molesta en las redes sociales han pedido a Walmart que haga más.

Walmart de El Paso, Texas, donde ocurrió un tiroteo el fin de semana. (MARK RALSTON/AFP/Getty Images)

Como el minorista más grande del país, Walmart sigue siendo un importante vendedor de armas de fuego. La semana pasada, fue escenario de dos tiroteos. El sábado, un nacionalista blanco mató a 20 personas dentro de una tienda Walmart en El Paso, Texas. El martes pasado, dos empleados murieron en un tiroteo en un Walmart de Mississippi.

Nueve personas murieron el domingo en un tiroteo en un popular distrito de vida nocturna en el centro de Dayton, Ohio.

El tipo de arma utilizada en el ataque del sábado no se ha vendido en Walmart en años. Pero ahora que la violencia armada ha impactado en las tiendas de Walmart mientras los clientes estaban de compras con sus hijos previo al regreso a clases, muchos se preguntan si la compañía tomará medidas adicionales para limitar las ventas de armas de fuego.

“Como empleador y un lugar donde una gran población de personas muy diversas compran, está en el interés de Walmart reiterar lo que hará para garantizar que sus empleadores y sus clientes estén seguros”, dijo Kris Brown, presidente del grupo de prevención de violencia armada Brady.

En redes sociales piden a Walmart dejar de vender armas

La compañía recibió cientos de llamados en las redes sociales para dejar de vender armas por completo. El sábado, Walmart tuiteó que la compañía está “en shock” después del tiroteo y está “orando por las víctimas, la comunidad y nuestros asociados, así como por los servicios de emergencia”. Muchos respondieron a ese mensaje diciendo que, como un importante minorista de armas, la compañía no debería sorprenderse y la instaron a cambiar sus políticas.

“¡Oye @Walmart! Esta sería una gran oportunidad para que tomes una verdadera posición de liderazgo y dejes de vender armas”, dijo la actriz Alyssa Milano en respuesta al tuit de la compañía.

El capitalista de riesgo y empresario Chris Sacca tuvo una respuesta similar: “Hey @ Walmart, tal vez podrías, ummm, no sé, ¿dejar de vender armas?”.

Ese paso podría marcar una diferencia significativa: los estudios muestran que reducir la disponibilidad de armas de fuego puede reducir la violencia armada.

Otros en Twitter pidieron a la compañía que deje de permitir la portación de armas de fuego en sus tiendas, algo que la compañía dice que hace en estados como Texas, donde la portación de armas al descubierto es legal.

Walmart, sin embargo, ya tiene en marcha lo que muchos defensores de la prevención de la violencia armada consideran políticas de seguridad que van más allá de los requisitos federales: no vende armas de asalto, no vende a personas menores de 21 años, requiere verificación de antecedentes y ya no vende juguetes que emulan rifles de asalto.

Incluso si no cambia sus políticas, muchos piensan que Walmart está en posición de presionar a los legisladores para que promulguen restricciones más estrictas sobre las armas.

“Aquí hay un papel que desempeñar en el liderazgo y la defensa”, dijo Brown. “Walmart ya implementó estas políticas por sí solo … Lo hicieron porque les preocupaba la seguridad pública si no lo hacían. Entonces, ¿por qué no dirían, desde una perspectiva nacional, si queremos que las personas se sientan segura, estos pasos deberían tomarse de forma más amplia?”.

Y aunque Walmart es un importante vendedor de armas, hay muchos lugares donde la gente puede comprarlas. Brown dijo que la compañía debería alentar a otros minoristas a seguir su liderazgo en la implementación de políticas seguras de venta de armas de fuego.

Walmart también podría desempeñar un papel en la educación de sus clientes sobre la seguridad de las armas, dijo el presidente de Texas Gun Sense, Ed Scruggs. Especialmente en las comunidades rurales, las tiendas Walmart actúan como centros comunitarios de facto que Scruggs dijo podrían ser sede de programas educativos.

“Tenemos un problema en Texas con niños y adolescentes que acceden a armas de fuego que no están almacenadas adecuadamente”, dijo Scruggs. “Tal vez podrían tener cursos gratuitos en la tienda sobre seguridad de armas o promover el uso de seguros o realizar ventas de cajas fuertes para almacenar armas. Llegar a la comunidad puede parecer algo pequeño, pero tienen la oportunidad de llegar a mucha gente”.

El enfoque de Walmart

Por ahora, a 36 horas del ataque, las políticas de Walmart siguen siendo las mismas, de acuerdo con Randy Hargrove, portavoz de la compañía. Hargrove también dijo que la compañía ha proporcionado trimestralmente entrenamientos para actuar ante tiradores activos para todos los empleados desde 2015, y que todo el personal de la tienda de El Paso que fue atacado el sábado había recibido capacitación.

“Seguimos devastados por la pérdida de vidas, y en este momento nuestro enfoque está en apoyar a nuestros asociados, nuestros clientes y a la comunidad de El Paso”, dijo Hargrove.