CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Sociedad

Una mujer compartió una nota cruel que le dejaron en su buzón. Ella nunca imaginó la amabilidad que vendría después

Por Mallory Hughes

(CNN) — Randa Ragland abrió su buzón, a fines de julio, y encontró una carta de un vecino, sin remitente y sin nombre.

Solo palabras y muy hirientes.

La carta acusó a Ragland de no preocuparse por su hogar en Pinson, Alabama.

«Mejore el exterior de su casa. Su adefesio está afectando el valor de reventa de NUESTRAS casas», dijo. «¡¡¡Hágalo mejor!!!».

Randa Ragland and her son, Jaxen.

Randa Ragland y su hijo, Jaxen.

«Muchas cosas, cosas malas, habían sucedido justo antes de recibir la carta», dijo Ragland. «Simplemente no tenía la energía para estar enojada».

Su esposo perdió su trabajo. Recibió algunas noticias sobre su salud y su hijo de 3 años estaba luchando contra el cáncer. Jaxen, que tiene autismo y no habla, fue diagnosticado con neuroblastoma en etapa 4, solo unos días antes de su tercer cumpleaños.

publicidad
Just a few days before his third birthday, Jaxen was diagnosed with cancer.

Unos días antes de su tercer cumpleaños, Jaxen fue diagnosticado con cáncer.

Ragland decidió publicar la carta y la historia de Jaxen en Facebook, pidiéndole a la gente que «trate de ser amable con tus vecinos» y «salude a la gente».

Pero ella nunca podría haber imaginado la amabilidad que vino después.

«Acabo de publicar lo que sentía en ese momento», dijo. «Nunca pensé que en un millón de años se convertiría en esto».

El viernes, Kimberly Davis Quick recibió una notificación de Facebook sobre lo que estaba sucediendo en la comunidad. Una amiga suya había compartido la publicación de Ragland.

«Normalmente nunca hago clic en esas publicaciones, pero Dios debe haber estado hablando conmigo», dijo. «Y dije: ‘Oh, no, no en nuestra comunidad'». Ella nunca había conocido a Ragland, pero Quick comenzó una página de Facebook en honor a Jaxen para ayudar a organizar voluntarios y donaciones.

El césped de Ragland fue cortado. Un hombre con una motosierra apareció para quitar los escombros del patio. Otros fueron a la tienda a recoger provisiones para la familia. Algunos colaboraron para ordenar su casa.

Neighbors and strangers came to clean up Ragland's yard.

Vecinos y desconocidos fueron a limpiar el patio de Ragland.

«Esto es amor», dijo uno de los voluntarios, Joey Harding, a WIAT, afiliada de CNN. «Esto es amor por un desconocido».

Solo dos semanas antes, el 25 de julio, Harding perdió a su hija de 6 años, LuLu, por el mismo cáncer con el que Jaxen está luchando. LuLu y Jaxen se conocieron durante el tratamiento.

Harding le dijo a WIAT que poder ayudar a otra familia necesitada es ayudarlo a él a sobrellevar la pérdida de su hija.

Cuando llegó a la casa de Ragland, le dio una de las rocas que eran como las mantas de seguridad de LuLu. Estaba pintada de verde con corazones negros y la palabra «fuerza». Ragland se echó a llorar.

«Le dije que su bebé sabía que eso era justo lo que necesitaba en este momento», dijo.