CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

NRA advirtió a Trump sobre el apoyo a las verificaciones de antecedentes

Por Kaitlan Collins, Veronica Stracqualursi

Washington (CNN) — Donald Trump, presidente de Estados Unidos, enfrenta la presión de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) por su apertura a ampliar las verificaciones de antecedentes a raíz de los tiroteos masivos mortales de la semana pasada en Texas y Ohio.

Trump habló con el presidente ejecutivo de la NRA, Wayne LaPierre, varias veces en los últimos dos días, según le dijo a CNN una persona familiarizada con las conversaciones. En esas conversaciones, LaPierre dejó en claro la postura de la NRA sobre los renovados llamamientos para una ampliada verificación de antecedentes, algo que el presidente ha apoyado de manera privada y pública en los últimos días.

El jefe de la NRA enfatizó a Trump que no creen que los llamados en Washington  a medidas más restrictivas sobre el acceso a armas coincidan con la opinión de sus partidarios en áreas predominantemente republicanas.

Reflejando esa conversación, el grupo de cabildeo de armas tuiteó este jueves que “la posición de larga data de la NRA es que aquellos que han sido juzgados como un peligro para sí mismos o para otros no deberían tener acceso a armas de fuego y deberían ser admitidos para recibir tratamiento”.

LEE: La NRA pagó miles de dólares a miembros de su junta por los servicios adicionales para el grupo, según, The Washington Post

“Pero, debe haber evidencia real de peligro, y no podemos sacrificar los derechos constitucionales de nadie sin el debido proceso”, dijo la organización en una serie de tuits. “Ya no es suficiente decir simplemente que ‘necesitamos más verificaciones de antecedentes’. Teniendo en cuenta que ambos sospechosos en El Paso y Dayton los aprobaron, esa es una retórica para activistas multimillonarios y manifestaciones de campaña, no un llamado al progreso constructivo”.

Según The Washington Post, que informó por primera vez sobre los detalles de una llamada de este martes, LaPierre le dijo a Trump que el apoyo a una ley de verificación de antecedentes de los senadores Pat Toomey y Joe Manchin no sería apoyado por la base de Trump y argumentó en contra de los beneficios de la ley.

El proyecto de ley de verificación de antecedentes ampliado de Toomey y Manchin, de 2013, fue rechazado por la NRA, que afirmó que la legislación “no evitaría el próximo tiroteo”.

Wayne LaPierre, presidente ejecutivo de la NRA.

Sin embargo, el día después de su llamada inicial con LaPierre, Trump dijo a los periodistas que trabajará con el Congreso en legislación para abordar tiroteos masivos, comenzando con verificaciones de antecedentes y enfermedades mentales.

“Bueno, estoy buscando hacer verificaciones de antecedentes. Creo que las verificaciones de antecedentes son importantes. No quiero poner armas en manos de personas mentalmente inestables o con ira u odio”, dijo Trump el miércoles, antes de iniciar sus visitas a El Paso y Dayton.

Los demócratas han pedido que el presidente y los líderes republicanos actúen sobre la legislación a raíz de los dos tiroteos, que dejaron más de 30 muertos. Una fuente familiarizada con las discusiones internas le dijo a CNN que Trump está buscando formas de reforzar las verificaciones de antecedentes a través de algún tipo de acción ejecutiva, pero la fuente advirtió que es demasiado temprano en el proceso para entrar en más detalles.

El año pasado, Trump firmó la Ley Fix NICS, que, entre otras cosas, otorga fondos a los estados que voluntariamente brindan información sobre individuos para la base de datos del Sistema Nacional de Verificación de Antecedentes Criminales. Pero la ley no impidió los tiroteos masivos, el pasado fin de semana, porque actualmente no hay evidencia de que los dos presuntos atacantes hayan tenido legalmente prohibido poseer armas de fuego.

Trump ya expresó su apoyo a las restricciones más estrictas de armas, particularmente después del tiroteo en la escuela secundaria de Parkland, Florida, el año pasado, solo para retroceder bajo la presión de la NRA.

La consejera del presidente, Kellyanne Conway, dijo a principios de esta semana, en una entrevista con Fox News, que “el presidente está listo para actuar” y está “dispuesto a hacer cosas que mantengan las armas fuera del alcance de las personas equivocadas, sin renunciar a los derechos de ciudadanos” para tener armas.

Agregó que Trump había hablado con Toomey, un republicano de Pensilvania, y Manchin, un demócrata de Virginia Occidental, sobre su legislación de verificación de antecedentes.

Una encuesta de NPR/PBS NewsHour/Marist de mediados de julio descubrió que el 89% consideraba que era una “buena idea” implementar verificaciones de antecedentes para la compra de armas en ferias de armas u otras ventas privadas, con una división partidaria casi inexistente: el 96% de los demócratas, el 89% de los independientes y el 84% de los republicanos lo calificaron de buena idea.

Esta historia ha sido actualizada.

Jim Acosta, Kevin Liptak y Nikki Carvajal, todos de CNN, contribuyeron a este informe.