CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Panamá

Absuelven de todos los cargos a Ricardo Martinelli por el caso de presuntas escuchas ilegales

Por CNN Español

La versión original del artículo contenía un error respecto a los procesos judiciales en contra de Martinelli. El expresidente fue absuelto de todos los cargos. El artículo ha sido actualizado.

(CNN Español) — El expresidente panameño Ricardo Martinelli está libre. Un tribunal de Panamá absolvió de forma unánime y declaró no culpable al exmandatario, la noche del viernes, por el caso de supuestas escuchas ilegales durante su mandato, de 2009 a 2014.

Uno de los abogados querellantes, Carlos Herrera, calificó el fallo como “injusto” y dijo que apelarán la sentencia del tribunal ante la Corte Suprema de Justicia.

“Aquí la víctima soy yo… jamás he utilizado recursos del Estado de forma ilegal, jamás di una orden, ni me metí con eso”, dijo Martinelli el jueves ante los jueces, en la audiencia de alegatos finales.

La Fiscalía había pedido la condena de 21 años contra Martinelli, porque aseguran que se aportaron todas las pruebas por los supuestos delitos de inviolabilidad del secreto y derecho a la intimidad; seguimiento y persecución sin autorización judicial; peculado de uso y de sustracción.

Pero la defensa siempre aseguró que el caso fue producto de una conspiración para afectar personal y políticamente a Martinelli, que las pruebas se obtuvieron de forma ilícita y que se violó el debido proceso. Con el fallo, los jueces le dieron la razón advirtiendo una serie de errores procesales y que la fiscalía no logró probar su teoría del caso.

publicidad

Elizabeth González, corresponsal de CNN quien se encontraba adentro de la sala mientras se leyó la sentencia, dijo que los presentes gritaron al momento en que se conoció la decisión de los jueces.

En la audiencia se perdió el orden por los gritos al anunciarse la no condena a Ricardo Martinelli.

Cuando el expresidente y sus abogados abandonaron la sala, hubo caos y situación de peligro, por la cantidad de medios de comunicación y simpatizantes de Martinelli apostados en la entrada, esperando que saliera. Debido a las personas que querían acercarse al exmandatario liberado, se hizo presión a una de las puertas de vidrio de las instalaciones del Sistema Penal Acusatorio, que hizo que explotara en pedazos, pero era de vidrio templado.

Gritos y desorden se escuchaban a la salida del tribunal. Miembros de la fiscalía, presuntas víctimas y querellantes tuvieron que salir, poco a poco, escoltados por fuertes cordones policiales.

Martinelli fue extraditado desde Miami en junio de 2018. Pasó dos años detenido, uno en Estados Unidos y otro en Panamá, hasta el 12 de junio pasado, que se le dio casa por cárcel.

En este momento, sobre el político y empresario panameño el tribunal mantuvo impedimento de salida del país, hasta que se resuelvan las acciones legales que anunciaron la querella y la fiscalía.

El exmandatario era investigado por espiar conversaciones telefónicas y correos electrónicos, sin autorización judicial, de al menos unas 150 personas, incluyendo políticos, periodistas, empresarios y dirigentes sindicales.

Martinelli siempre se ha declarado inocente ante la justicia y ha dicho que es un perseguido político de su exvicepresidente y canciller, el ahora expresidente de Panamá, Juan Carlos Varela, quien en más de una oportunidad ha dicho que el juicio en contra de Martinelli era un asunto netamente judicial.

Con información de Elizabeth Plaza y Elizabeth González