CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Aviones de combate estadounidenses interceptan bombarderos rusos cerca de Alaska

Por Zachary Cohen, Ryan Browne

Washington (CNN) — Aviones de combate estadounidenses y canadienses interceptaron el jueves dos bombarderos rusos de largo alcance frente a la costa de Alaska, según el Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD), que publicó imágenes del encuentro.

Dos aviones de combate furtivos F-22 de EE. UU. y dos cazas CF-18 canadienses interceptaron los bombarderos rusos Tu-95 Bear con capacidad nuclear después de que ingresaron a las zonas de identificación de defensa aérea de Alaska y Canadá, que se extienden aproximadamente a 200 millas de la costa occidental de Alaska, dijo NORAD en un comunicado.

La aeronave rusa permaneció en el espacio aéreo internacional y nunca entró en territorio soberano de Estados Unidos o Canadá, agrega el comunicado.

Esta última intercepción llega en un momento complicado en las relaciones entre Estados Unidos y Rusia.

Por un lado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dejado en claro que quiere mejorar las relaciones con Moscú, pero al mismo tiempo, los dos países se han enfrentado en una amplia gama de cuestiones geopolíticas, incluida la anexión rusa de Crimea, la interferencia electoral y el intento de envenenamiento de un presunto espía ruso en Gran Bretaña.

También es el último de una serie de encuentros entre activos militares estadounidenses y rusos este año.

Los vuelos de bombarderos rusos como el que tuvo lugar el jueves son vistos por los oficiales militares estadounidenses como parte de un esfuerzo de Moscú para entrenar a sus militares ante una crisis potencial y al mismo tiempo enviar un mensaje de fuerza a los adversarios.

Funcionarios estadounidenses dicen que los bombarderos y aviones rusos han volado en el área varias veces al año durante los últimos años y han sido interceptados de manera similar por aviones estadounidenses o canadienses que operan como parte de NORAD.

“La principal prioridad de NORAD es defender Canadá y Estados Unidos. Los operadores de NORAD identificaron e interceptaron el avión ruso que volaba cerca de nuestras naciones”, dijo el general Terrence J. O’Shaughnessy, el comandante de NORAD. “Ya sea respondiendo a los infractores del espacio aéreo restringido a nivel nacional o identificando e interceptando aviones militares extranjeros, NORAD está en alerta las 24 horas del día, los siete días de la semana, los 365 días del año”.

El incidente del jueves se produce después de que NORAD identificó dos aviones de guerra antisubmarinos de reconocimiento marítimo ruso que ingresaron a la misma zona la semana pasada.

“El avión ruso permaneció en el espacio aéreo internacional al oeste de Alaska continental y en ningún momento entró en el espacio aéreo soberano de Estados Unidos”, dijo NORAD en un comunicado sobre ese incidente.

La intercepción más reciente con aviones rusos frente a la costa de Alaska tuvo lugar en mayo cuando dos F-22 estadounidenses interceptaron cuatro bombarderos rusos y dos aviones de combate Su-35 que sobrevolaron la Zona de Identificación de Defensa Aérea.

En enero, un avión estadounidense E-3, dos aviones de combate F-22 y dos aviones de combate canadienses CF-18 “identificaron positivamente” dos bombarderos estratégicos rusos Tu-160 Blackjack que ingresaron a la Zona de Identificación de Defensa Aérea Canadiense.

Estados Unidos también realiza vuelos similares en el espacio aéreo internacional cerca de la costa rusa, aunque a veces ha acusado a los pilotos rusos de realizar maniobras inseguras o no profesionales durante los encuentros.

En junio, un avión ruso interceptó un avión estadounidense que volaba en el espacio aéreo internacional sobre el mar Mediterráneo tres veces en poco menos de tres horas, según la Sexta Flota estadounidense.

La segunda de las tres interacciones “se determinó que no era segura” debido a que el avión ruso “realizó un pase de alta velocidad directamente frente al avión de la misión, lo que puso en riesgo a nuestros pilotos y tripulación”, dijo la Sexta Flota en un comunicado en ese momento.

El avión ruso estaba armado y pasó frente al avión estadounidense, según dos funcionarios estadounidenses.

El ejército ruso cuestionó la caracterización de la intercepción por parte de la Marina de Estados Unidos como insegura.