CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Religión

¿Existe Dios?

Por Rafael Domingo Oslé

Nota del editor: Rafael Domingo Oslé es profesor investigador del Centro de Derecho y Religión de la Universidad Emory y catedrático de Derecho de la Universidad de Navarra.

(CNN Español) — La cuestión de la existencia de Dios es una cuestión que todo ser humano se ha planteado alguna vez en su vida. Muchas cosas, por no decir todo, dependen de su existencia. Unos la afirman con un sí incondicional; son los teístas. Otros, los ateos, la niegan con un no rotundo, y otros, los agnósticos, la evitan, con un no sé, no contesto.

A Dios más que racionalizarlo y argumentarlo, hay que experimentarlo. O se tiene una experiencia concreta de Dios, o resulta difícil afirmar su existencia. Por eso, no soy muy partidario de los argumentos racionales sobre la existencia de Dios. Dios no puede ser reducido a un argumento. Menos todavía a una hipótesis científica, como pretenden algunos científicos. Eso supone desendiosar a Dios.

Con todo, hay un argumento que me atrae especialmente, porque le he dado muchas vueltas. He llegado a él por convencimiento propio, aunque haya sido formulado anteriormente por algunos filósofos. Se trata del argumento de necesidad. Lo suelo formular así: Todas las cosas necesarias existen; Dios es necesario; luego Dios existe.

Todas las cosas necesarias existen: No es que todo lo que existe sea necesario, que no lo es, sino que todo lo necesario, para serlo, debe existir ya que, si las cosas no fueran necesarias, podrían dejar de existir. Por tanto, lo necesario valga la redundancia es aquello que existe por necesidad. Dicho de otro modo: condición necesaria, pero no suficiente, para que una cosa sea necesaria es su propia existencia.

Segunda parte del argumento: Dios es necesario. Claro. Si Dios no fuese necesario, no sería Dios. Dios es el único ser necesario. Por eso, es increado. Todo lo creado, en el fondo, es contingente. Y si esto es así, la conclusión es obvia: Dios existe.

Te invito a que des vueltas a este argumento. Y tanto si te convence como si no, me lo hagas saber a través de las redes sociales.

Muchas gracias y hasta pronto.