CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

Un “pingüino monstruo” tan grande como un humano vivió en Nueva Zelandia

Por Jack Guy

(CNN) — Científicos de Nueva Zelanda han identificado un “pingüino monstruo” que era tan alto como un humano.

MIRA: El loro más grande del mundo tenía más de 90 centímetros de altura, revela el hallazgo de un fósil

Un equipo de investigadores del Museo de Canterbury descubrió el Crossvallia waiparensis después de estudiar fósiles encontrados en Waipara, cerca de la ciudad de Christchurch en la Isla Sur de Nueva Zelandia, según un comunicado de prensa.

El pingüino gigante, que midió 1,6 metros de altura, es el último miembro de un creciente elenco de fauna de gran tamaño que solía llamar hogar a la nación isleña. Estos incluyen el loro más grande del mundo, un águila gigante, un murciélago excavador gigante y el moa, una especie de gran ave no voladora.

LEE: Científicos dicen que los fósiles de dinosaurios encontrados en Colorado son los de un triceratops de 68 millones de años

Con 70-80 kilogramos (154-176 libras), el pingüino habría pesado más que el ser humano promedio del mundo, cuyo promedio de peso es 62 kilogramos (137 libras) según un estudio de 2012 de BMC Public Health.

Vivió hace entre 66 y 56 millones de años, durante la época del Paleoceno, así que es una de las especies de pingüinos más antiguas del mundo.

La especie de pingüino vivo más grande es el pingüino emperador, que mide 1,2 metros de altura.

El paleontólogo aficionado Leigh Love descubrió los huesos de pingüinos gigantes en 2018, y fueron analizados por un equipo del Museo de Canterbury y el Museo de Historia Natural de Senckenberg en Frankfurt, Alemania.

MIRA: Vuelven los dinosaurios: así luce la renovación del museo de fósiles más grande del planeta

Según los investigadores, el pariente más cercano del pingüino gigante es otra especie del Paleoceno, Crossvallia unienwillia, y este segundo descubrimiento proporciona más evidencia de que los primeros pingüinos eran grandes.

“Refuerza aún más nuestra teoría de que los pingüinos alcanzaron un tamaño gigante muy temprano en su evolución”, dijo Vanesa De Pietri, del Museo de Canterbury.

Los restos fosilizados de Crossvallia unienwillia fueron encontrados en la Antártida, y los investigadores dicen que el descubrimiento proporciona evidencia de una estrecha conexión entre Nueva Zelandia y la Antártida.

LEE: El fósil de este ‘ratón poderoso’ de 3 millones de años todavía tiene pelaje rojo

“Cuando las especies de Crossvallia estaban vivas, Nueva Zelandia y la Antártida eran muy diferentes a las actuales: la Antártida estaba cubierta de bosques y ambos tenían climas mucho más cálidos”, dijo Paul Scofield del Museo de Canterbury.

Ambas especies tienen huesos de patas que hacen que los investigadores piensen que sus pies eran más importantes para nadar que los de los pingüinos modernos, o que estar de pie todavía no era tan importante.

Se publicaron más detalles de la investigación en la revista Alcheringa: An Australasian Journal of Palaeontology.

A principios de agosto, el Museo de Canterbury también reveló detalles del loro más grande del mundo, que usó su pico masivo para romper la comida.

El loro medía más de 1 m de alto y pesaba alrededor de 70 kg, según un estudio. Vivió en Nueva Zelandia hace unos 19 millones de años.