CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

La Casa Blanca avanzaría con el plan de cancelar la ayuda al extranjero, lo que provocaría una pelea con al Congreso

Por Jennifer Hansler, Manu Raju

(CNN) — Se espera que la administración Trump presente un plan para cancelar miles de millones de dólares en fondos de ayuda al extranjero para fines de esta semana, dijo un alto funcionario de la administración a CNN el viernes, lo que iniciaría así una pelea entre la Casa Blanca y el Congreso sobre la medida raramente utilizada y controvertida conocido como rescisión.

Los legisladores de ambos partidos y los defensores de la política exterior se han manifestado públicamente en contra de la medida de cancelar fondos al Departamento de Estado y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, advirtiendo sobre su impacto en las prioridades de la política exterior de EE.UU. Detrás de escena, los apropiadores del Congreso de ambos partidos (los encargados de los proyectos de designación de fondos para agencias federales) y funcionarios del Departamento de Estado han presionado a la Casa Blanca para que retire los recortes planeados, que podrían llegar a los US$ 4.000 millones. La administración Trump ha tratado de disminuir lo que cree que es un gasto derrochador y hacer que la ayuda externa esté más condicionada al apoyo a las políticas estadounidenses. Los funcionarios de la Casa Blanca creen que tienen la autoridad para cancelar los fondos sin la aprobación del Congreso.

El funcionario le dijo a CNN que la Oficina de Administración y Presupuesto estaba trabajando para finalizar algunos de los términos del paquete de rescisión, pero esperan que se haga público a principios de la próxima semana. El funcionario dijo que la rescisión incluye dinero para las Naciones Unidas, incluidos algunos fondos de mantenimiento de la paz, fondos para los países del Triángulo del Norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador), y programas culturales.

El funcionario dijo que el paquete de rescisión no eliminará totalmente el financiamiento en las cuentas. CNN informó el miércoles que los proyectos encabezados por Ivanka Trump y el vicepresidente Mike Pence, así como los fondos globales de salud, se salvarían de la cancelación. El funcionario dijo que no debería sorprender que las prioridades políticas del presidente Donald Trump estuvieran exentas.

El senador republicano Lindsey Graham, un partidario típicamente incondicional del presidente, y el representante republicano Hal Rogers le escribieron a Trump el viernes para expresar su preocupación por la cancelación propuesta.

“No solo estos recortes tienen el potencial de socavar los esfuerzos significativos de seguridad nacional y antiterrorismo de nuestros diplomáticos y socios internacionales en el extranjero, sino que tememos que tal paquete de rescisión pueda complicar la capacidad de la Administración y el Congreso de trabajar de manera constructiva en futuros acuerdos de apropiación”, escribieron el senador de Carolina del Sur y el representante de Kentucky.

Graham es el presidente de la subcomisión de Estado, Operaciones en el Extranjero y Programas Relacionados de la Comisión de Asignaciones del Senado y Rogers es el miembro de mayor rango de la subcomisión de Estado, Operaciones en el Extranjero y Programas Relacionados del Comité de Asignaciones de la Cámara. Los líderes de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara también instaron a la administración a no presentar un paquete de rescisión.

La Casa Blanca impulsó un paquete de rescisión de ayuda exterior el año pasado, pero finalmente abandonó el plan después de una reacción generalizada, incluso del secretario de Estado Mike Pompeo. Pompeo no se ha pronunciado públicamente en contra de la rescisión de este año.

Si la Casa Blanca avanza con los recortes, los legisladores probablemente intentarán reponer el dinero en la próxima ronda de conversaciones fiscales en el otoño, algo que podría ser un punto crítico antes de la fecha límite del 30 de septiembre para evitar otro cierre del Gobierno.

Los fondos en riesgo de cancelación, que habían sido congelados por la Oficina de Administración y Presupuesto hace varias semanas, están parcialmente disponibles. Un portavoz de USAID dijo el miércoles que “a partir del viernes 9 de agosto, la Oficina de Administración y Presupuesto ha emitido una nueva distribución que permite al Departamento de Estado y a USAID obligar a los fondos de las cuentas cubiertas hasta un límite de aproximadamente el dos por ciento de los fondos no comprometidos restantes cada día”.

“El Departamento de Estado y USAID están trabajando con las oficinas y publicaciones relevantes para implementar la distribución revisada de la Oficina de Administración y Presupuesto  y esperan escuchar sobre los próximos pasos en los próximos días”, dijo el portavoz.