CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Honduras

Cuatro muertos dejan enfrentamientos antes de un partido de fútbol en Honduras

Por Elvin Sandoval, Daniel Silva

Tegucigalpa, Honduras (CNN) — Cuatro personas murieron y varias resultaron heridas en enfrentamientos entre fanáticos de clubes de fútbol rivales en Tegucigalpa, capital de Honduras.

La violencia estalló dentro y cerca del Estadio Nacional de la ciudad antes de un partido programado entre los clubes Olimpia y Motagua.

Se cree que la violencia comenzó cuando los seguidores de Olimpia atacaron el autobús del equipo de Motagua con piedras y palos. “Nos arrojaron botellas, piedras y los jugadores se tiraron al suelo gritando”, dijo Diego Vásquez, entrenador de Motagua, a los medios hondureños.

Tres jugadores de Motagua, Emilio Izaguirre, Jonathan Rougier y Roberto Moreira, resultaron heridos por fragmentos de vidrios rotos y fueron trasladados a un hospital privado para recibir asistencia médica, según las redes sociales del equipo.

Miembros de la Cruz Roja Hondureña transportan a los fanáticos heridos a un hospital luego de los enfrentamientos.

La Policía Nacional de Honduras dijo que los seguidores de los equipos rivales se amotinaron después del ataque en el autobús. “Los fanáticos de ambos equipos organizaron un enfrentamiento en las afueras del estadio, por lo que (la policía) procedió con el uso de medios disuasivos”, dijo la policía, y agregó que se usaron gases lacrimógenos.

Laura Schoenherr, portavoz del Hospital Escuela Universitario de la ciudad, confirmó que numerosos seguidores de los equipos resultaron heridos en el incidente. “Cuatro personas murieron y siete fueron baleadas y apuñaladas. Uno de ellos es un niño. Tres de los adultos heridos están en estado crítico”.

La policía también implementó procedimientos de emergencia dentro del estadio, moviendo a alrededor de 10.000 fanáticos al centro de la cancha, en un intento por evitar que los asistentes se pisoteen hacia la salida y sean atrapados en medio de los gases lacrimógenos fuera del estadio.

La Liga Nacional de Fútbol de Honduras posteriormente canceló el partido de fútbol, al que se esperaba que asistieran 20.000 personas.

“Esto tiene que ser severamente sancionado por las autoridades correspondientes”, escribió el club Motagua en Twitter. “Reprensible y lamentable”, agregó en otro.

Rafael Villeda, presidente de Olympia, dijo a los medios hondureños que la violencia fue “desafortunada” y dijo que se reuniría con los líderes de Motagua y la Liga Nacional para decidir sobre el futuro del partido.

La policía antidisturbios vigila el estadio tras la violencia de este sábado.

Los enfrentamientos de este sábado no fueron la primera vez en que la violencia estalló entre los seguidores de Motagua y Olimpia. En 2009, una pelea entre ambos grupos dejó dos muertos y más de 15 heridos. En 2016 otra confrontación causó una muerte.

Olimpia y Motagua son los dos equipos de fútbol más exitosos en Honduras, y su rivalidad es vista como la más grande del país centroamericano.

– Matthew Robinson, de CNN, contribuyó a este informe.