CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Autos

El primer antepasado del Porsche 911 pudo ser el Porsche más caro jamás vendido

Por Peter Valdes-Dapena

(CNN) — Se esperaba que un bulboso automóvil de carrera de la década de 1930 fuera el automóvil más caro con el nombre de Porsche vendido en una subasta. Pero la venta se vio empañada por una confusa situación en el escenario de la subasta.

Técnicamente hablando, el Type 64 no es realmente un Porsche porque la compañía aún no existía cuando Ferdinand Porsche creó el automóvil en la Alemania nazi. Pero su papel como antepasado de los autos deportivos Porsche de hoy es claro, y se esperaba que se vendiera el sábado por hasta 20 millones de dólares.

Pero la subasta de California, con una oferta que llegó a 17 millones de dólares, terminó con el auto sin poder venderse. Los vendedores de subastas a menudo tienen un precio mínimo no revelado por debajo del cual el automóvil no se venderá. Aparentemente esa cifra, llamada precio de reserva, no se alcanzó.

MIRA: Así es el 2020 Porsche 911. La misma apariencia, diferente tecnología

El problema comenzó en la subasta de RM Sotheby, en Monterey, California, tan pronto como comenzó a ofertar por el Type 64.

En los videos publicados en línea del evento, el subastador llamó a una oferta inicial de 13 millones de dólares, pero la gran pantalla ubicada detrás de la escena, que mostraba el precio actual de la oferta, proyectó 30 millones.

Fue un error honesto, dijo RM Sotheby’s en un comunicado, y no fue planeado. “Nos enorgullece llevar a cabo nuestras subastas de clase mundial con integridad y nos tomamos muy en serio nuestra responsabilidad con nuestros clientes. Esto no fue de ninguna manera una broma o un truco en nombre de nadie en RM Sotheby’s, sino un desafortunado malentendido amplificado por la emoción en el lugar”.

Si se hubiera permitido vender el automóvil por 17 millones de dólares, ese habría sido el precio más alto jamás pagado por un automóvil con el nombre de Porsche. Si se vendiera por 70 millones de dólares, el precio que se muestra por error en la pantalla, habría sido el automóvil más valioso de cualquier tipo vendido en una subasta por un amplio margen.

El Porsche Type 64 tenía los conceptos de diseño esenciales de los automóviles Porsche posteriores, como el Porsche 356 y el 911.Muchos en la subasta reprocharon el hecho y otros se rieron. No estaba claro por la voz del subastador que, de hecho, estaba diciendo “diecisiete” y no “setenta”. El problema continuó durante los 14 millones, que se mostró como 40 millones y luego 15 millones se mostraron en la pantalla como 50 millones. La junta leyó 70 millones de dólares antes de que el subastador se diera cuenta del problema justo detrás de él y pidió que se corrigiera.

Algunos en la audiencia abuchearon cuando se corrigió el precio. Después de eso, las ofertas dejaron de llegar y la venta se cerró en 17 millones de dólares.

El Type 64 era, esencialmente, una versión modificada del automóvil que se convertiría en el Volkswagen Escarabajo.

El Type 64 se parece un poco al modelo de arcilla infantil de un Porsche moderno. Fue el primer intento de Ferdinand Porsche de diseñar un auto deportivo con el motor en la parte trasera. Esta fue la misma idea básica que la compañía de automóviles Porsche usaría en su primer automóvil, el 356, y más tarde en el 911.

“Si pones a alguien con conocimiento de automóviles al frente de ese automóvil y les preguntas qué es, probablemente diría ‘Porsche’, porque es realmente bastante obvio”, dijo Leslie Kendall, curadora del Petersen Automotive Museum en Los Ángeles, en las semanas previas a la subasta.

El Type 64 se basó en uno de los diseños anteriores de Ferdinand Porsche, el KdF-Wagen. Se suponía que el Kraft-durch-Freude-Wagen (que se traduce como “fuerza a través del coche de la alegría”) era un automóvil económico para las familias alemanas, algo que el gobierno nazi podría celebrar como un logro para su gente. Nunca entró en producción a gran escala durante la era nazi, pero, después de la guerra, se conocería como el Volkswagen Escarabajo.

Porsche vio el potencial de un auto de carreras basado en el diseño de motor trasero del KdF-Wagen. Tener el motor en la parte trasera ponía peso sobre las ruedas que impulsaban el automóvil, lo que ayudaba a la tracción en carreteras resbaladizas y al acelerar. En manos de un conductor experto, un automóvil con motor trasero también podría tomar curvas cerradas sin que el peso de un motor en la parte delantera empuje la nariz del automóvil hacia afuera. Por supuesto, solía tirar de la cola hacia afuera y podía hacer que el auto girara, uno de los riesgos inherentes de este tipo de diseño.

El Type 64 fue creado para una carrera por carretera de Berlín a Roma que nunca sucedió.

El primer Type 64 fue construido para competir en una carrera de ruta de Berlín a Roma programada para septiembre de 1939. Su chasis y motor fueron prestados del KdF-Wagen, pero el motor se modificó ligeramente, aumentando su producción a 32 caballos de fuerza. Esa era una cifra respetable para un automóvil de su tamaño y peso en ese momento. Se utilizaron tecnologías de construcción de aeronaves para hacer el cuerpo de aleación ligera.

El 1 de septiembre de 1939, las fuerzas armadas alemanas invadieron Polonia, provocando la Segunda Guerra Mundial. La carrera Berlín-Roma nunca sucedió. Las fábricas que habrían construido KdF-Wagens para familias alemanas se dedicaron a producir vehículos militares diseñados por Porsche. En este momento, solo se había construido un Type 64, pero un segundo se completó más tarde.

El que se puso en venta en Monterey fue, técnicamente, el tercer automóvil, pero fue construido en el marco del primero, después de que un ejecutivo de Volkswagen de la era nazi lo hubiera estrellado. El segundo Type 64 fue confiscado por las fuerzas aliadas después de la guerra y se estrelló poco después. Más tarde fue reconstruido y ahora está en exhibición en un museo en Hamburgo, Alemania, después de pasar un tiempo en el Museo Petersen.

A la familia Porsche se le permitió mantener este Type 64 en particular y fue conducido ampliamente tanto por Ferdinand como por su hijo Ferry, quien más tarde crearía el 356. Ferry aplicó el nombre de la familia al frente del automóvil. En 1947, este Type 64 fue restaurado por la empresa de diseño y fabricación de automóviles de Turín, Italia, conocida hoy como Pininfarina.