CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Enfermedades

Juez que preside el juicio de opioides podría emitir el mayor fallo en la historia de Estados Unidos

Por Wayne Drash, Jacqueline Howard

Norman, Oklahoma (CNN) — El juez que preside el histórico juicio de opioides de Oklahoma emitirá su fallo este lunes por la tarde, una decisión que podría tener implicaciones radicales mientras otros estados y comunidades intentan responsabilizar a las compañías farmacéuticas por la epidemia de opioides que ha matado a cientos miles de estadounidenses desde 2000.

El estado ha acusado a Johnson & Johnson y su subsidiaria, Janssen Pharmaceuticals, de causar una molestia pública que le costó al estado miles de millones de dólares y destruyó miles de vidas. Johnson & Johnson ha negado haber actuado mal y dijo que se ha convertido en un “chivo expiatorio”.

MIRA: Moving Arts es un centro comunitario de artes que brinda esperanza y aleja a los niños y jóvenes de los opioides en Nuevo México

El juez de distrito del condado de Cleveland, Thad Balkman, emitirá su decisión a las 4 pm ET en su sala de audiencias en la ciudad universitaria de Norman.

Es el primer juicio estatal que intenta responsabilizar a una compañía farmacéutica por una de las peores epidemias de la historia. El estado ha pedido casi 17.200 millones de dólares para combatir la epidemia en un plan de 30 años. Si Balkman se alinea por completo con el estado, el veredicto sería la mayor compensación monetaria emitido en un juicio con jurado en la historia de Estados Unidos.

“Este sería el fallo en juicio con jurado más grande en la historia de Estados Unidos y tendría implicaciones de largo alcance”, dijo Carl Tobias, profesor de derecho de la Universidad de Richmond.

Si el juez estuviera del lado de Johnson & Johnson, proporcionaría a la industria farmacéutica un precedente para defenderse en casos en todo el país, dijeron los observadores.

MIRA:  Johnson & Johnson deberá pagar 417 millones de dólares a mujer que usaba talcos y desarrolló cáncer

“Lo que está sucediendo en Oklahoma está marcando la pauta”, dijo a CNN Abbe Gluck, profesora de la Facultad de Derecho de Yale, mientras se desarrollaba el juicio. “Johnson & Johnson se arriesgó aquí, yendo a juicio frente al mundo en un tribunal televisado … Podrían tener una gran victoria o una gran derrota, y eso establecerá un tono para todo lo que sigue”.

El caso dependerá de si Balkman compra la teoría de molestia pública del estado: que Johnson & Johnson creó una crisis de salud pública. Debido a que los opioides tienen un propósito médico legítimo, según los observadores, será interesante ver si la teoría de las molestias públicas se mantiene.

“Si el juez rechaza esa teoría”, dijo Tobias, “los demandantes en otros casos dependerán más de las teorías más tradicionales de la ley de agravios, como la responsabilidad y negligencia de los productos”.

De lo mundano a los fuegos artificiales

La decisión de Balkman llega después de 33 días de testimonios y 109 testigos. El caso presentaba todo, desde horas de testimonios mundanos sobre farmacología hasta fuegos artificiales de corte que eran un espectáculo para la vista.

“Nunca he visto una compañía que trate de ocultar la verdad más que esta”, dijo Brad Beckworth, un abogado que representa al estado, luego de enfrentar repetidas objeciones.

La abogada de Johnson & Johnson, Sabrina Strong, respondió: “No se trata de ocultar la verdad”.

En otro momento, el comisionado de salud mental del estado, Terri White, se echó a llorar y se enojó cuando un abogado de Johnson & Johnson preguntó si el estado tenía alguna responsabilidad por la epidemia de opioides. Johnson & Johnson, dijo White, llevaron los opioides a Oklahoma “sin decirnos que iban a hacer esto, sin que todavía acepten ninguna responsabilidad hoy”.

“Somos la única razón, la única razón, por la que se están salvando vidas en el estado”, dijo.

MIRA: Estudio revela que tasas de prescripción de opioides siguen siendo altas

Cal Hobson, que fue alguna vez uno de los legisladores más poderosos de Oklahoma, observó cada hora del juicio, ya sea en persona o en línea. Llamó a ese momento, cuando vio a White llorando, “uno de los momentos más reveladores” de todo el juicio. En su opinión, dijo Hobson, el caso de Johnson & Johnson se fue cuesta abajo desde allí.

“Fue devastador”, dijo Hobson, quien sirvió un total de 28 años en la Cámara y el Senado de Oklahoma.

Johnson & Johnson dice que el caso estatal es endeble

El fiscal general de Oklahoma Mike Hunter encabezó la acusación contra Johnson & Johnson y calificó a la compañía como el “capo de la droga” de los fabricantes de opioides. Logró dos acuerdos importantes antes del juicio con otros fabricantes de medicamentos opioides: un acuerdo de 270 millones de dólares con Purdue Pharma, el fabricante de OxyContin, y un acuerdo de 85 millones de dólares con Teva Pharmaceuticals, uno de los fabricantes de medicamentos genéricos más grandes del mundo.

Eso dejó a Johnson & Johnson solo en su defensa en la corte.

En su cierre, Hunter acusó a la compañía de un “esquema astuto, cínico y engañoso para crear la necesidad de opioides”.

Beckworth enfatizó que solo en el Condado de Cleveland había 135 opioides recetados por cada adulto. “Si sobreabasteces, la gente morirá”, dijo. “Esa es una respuesta simple a un problema complejo”.

MIRA Johnson & Johnson está en el centro del primer juicio por la crisis de opioides en EE.UU.

El abogado de Johnson & Johnson, Larry Ottaway, instó a Balkman a no comprar el argumento del estado, diciendo que la compañía siempre había estado centrada en el paciente y no había hecho nada malo.

“Solo una empresa que cree en su inocencia vendría a defenderse de un estado”, dijo, “pero aceptamos el desafío porque creemos que tenemos razón”.

Johnson & Johnson argumentó en sus presentaciones judiciales finales que el caso del estado era frágil, diciendo que la acusación de molestia pública se basa en “teorías radicales sin fundamento de más de un siglo de jurisprudencia de Oklahoma”.

“Además de esos defectos legales fundamentales, el estado no pudo demostrar su caso”, dijo Johnson & Johnson.

La compañía farmacéutica criticó a los testigos del estado y argumentó que el estado no ofreció ninguna explicación de cómo su filial, Janssen, contribuyó a la crisis de los opioides.

Aunque Johnson & Johnson es mejor conocido por su talco para bebés, durante años la compañía comercializó la tableta opioide de uso prolongado Nucynta, que vendió por 1.000 millones de dólares en 2015. Todavía produce un parche de fentanilo llamado Duragesic.

El estado señaló el hecho de que Johnson & Johnson una vez tuvo dos subsidiarias en Tasmania que le permitieron suministrar más del 60% de todos los ingredientes activos para los opioides fabricados y vendidos en Estados Unidos, incluido el analgésico de gran éxito OxyContin fabricado por Purdue Pharma.

Fueron esas acciones, argumentó el estado, las que condujeron al “empuje a los analgésicos opioides al público desprevenido desde la década de 1990”.

Oklahoma es uno de los muchos estados que demandan a los fabricantes de opioides y el primero en llegar a juicio. Un juicio federal está programado para este otoño en el que casi 2.000 casos relacionados en el que ciudades, condados, comunidades y tierras tribales se han agrupado en uno, acusando a los fabricantes de opioides de causar la epidemia.

Más de 130 personas en Estados Unidos mueren cada día por sobredosis de opioides y las muertes por sobredosis de drogas continúan aumentando en todo el país.

De 1999 a 2017, más de 702.000 personas murieron por una sobredosis de drogas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

En 2017, más de 70.000 personas murieron por sobredosis de drogas, por lo que es una de las principales causas de muerte relacionadas con lesiones en Estados Unidos, según los CDC, y de esas muertes, casi el 68% involucraron una receta o un opioide ilícito.