CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Enfermedades

Funcionarios de salud estatales investigan el vínculo entre el vapeo y la enfermedad pulmonar grave

Por Michael Nedelman

(CNN) — Al menos 15 estados han identificado más de 120 casos de enfermedades o lesiones pulmonares que podrían estar relacionadas con el vapeo, según una encuesta de CNN en los departamentos de salud estatales. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) dijeron este sábado que investigan enfermedades pulmonares graves entre las personas que usan cigarrillos electrónicos en algunos estados.

Los estados con más casos incluyen Wisconsin, con 15 casos confirmados y 15 más bajo investigación, según la encuesta de CNN. Illinois tiene 10 casos confirmados, mientras que 12 más están bajo investigación. California investiga 19 de esos casos. El Departamento de Salud del Estado de Nueva York dijo este viernes que estaba “investigando activamente” 11 casos. Indiana y Nueva Jersey informaron nueve casos, de los cuales Indiana ha confirmado seis.

Los funcionarios de salud en Connecticut, Florida, Iowa, Michigan, Minnesota, Carolina del Norte, Pensilvania, Texas y Utah también dijeron que estaban al tanto de casos confirmados o potenciales. Un total de 42 estados y Washington DC proporcionaron a CNN una respuesta.

“Estos últimos informes de enfermedad pulmonar en personas que usan productos de vapeo en Nueva York y otros estados son prueba de que se necesitan más estudios sobre los efectos a largo plazo en la salud de estos productos”, dijo el doctor Howard Zucker, comisionado de salud del estado de Nueva York, en un comunicado este viernes.

Los CDC dijeron este sábado que habían contado 94 posibles casos de enfermedad pulmonar grave asociada con el vapeo en 14 estados, del 28 de junio al 15 de agosto.

Los funcionarios de salud en varios estados dijeron que aún no está claro si existe una conexión entre los casos o si el vapeo definitivamente causó estas enfermedades, lo que llevó a varias personas a ser hospitalizadas.

En un correo electrónico este viernes, los CDC instaron a los médicos a recopilar información y muestras de lo que pacientes similares podrían haber estado vapeando. La agencia dijo que estaba trabajando con algunos de estos estados para compartir información y facilitar las pruebas.

“Todavía hay muchas preguntas sin respuesta, pero los daños a la salud que surgen de la epidemia actual de vapeo juvenil en Minnesota continúan aumentando”, dijo la doctora Ruth Lynfield, directora médica y epidemióloga estatal del Departamento de Salud de Minnesota, en un comunicado el martes. “Alentamos a los proveedores y a los padres a estar atentos al vapeo como causa de problemas respiratorios inexplicables y lesiones y enfermedades pulmonares”.

Una condición difícil de rastrear

El Departamento de Salud de Minnesota informó esta semana que algunos pacientes fueron hospitalizados por “varias semanas” y en algunos casos terminaron en la unidad de cuidados intensivos. Llegaron con síntomas que incluyen dificultad para respirar, fiebre, tos, vómitos, diarrea, dolor de cabeza, mareos y dolor en el pecho.

La doctora Emily Chapman, directora médica de Children’s Minnesota, que informó cuatro casos, dijo en un comunicado que estas enfermedades son difíciles de diagnosticar porque pueden comenzar a parecer una infección común antes de provocar complicaciones más graves.

También son difíciles de rastrear, dicen los expertos, porque la enfermedad pulmonar relacionada con el vapeo no es una condición obligatoria para informar. Algunos departamentos de salud dijeron que no rastrean estos datos.

Aún así, los estados están publicando avisos con la esperanza de que los médicos noten las pistas y hagan las preguntas correctas. En Colorado, Georgia y Kansas, los funcionarios de salud han tratado de buscar casos analizando datos de los departamentos de emergencias.

“No hay un código de diagnóstico… para enfermedades pulmonares relacionadas con el vapeo. Por lo tanto, será difícil de seguir y rastrear”, dijo el doctor Humberto Choi, neumólogo y especialista en cuidados críticos de la Clínica Cleveland.

Choi dijo que él mismo ha visto tres casos en los últimos meses, y sospecha que hubo otros que no pensaron en vapear como una causa potencial.

“La gente tenía la impresión de que vapear era algo seguro”, dijo Choi. “No conectan nuevos síntomas con el vapeo”.

El estado de Ohio, donde labora Choi, sin embargo, no es uno de los estados donde los departamentos de salud actualmente están reportando casos, según el departamento de salud del estado.

“Es difícil saber qué esperar en estos casos porque es algo nuevo”, dijo Choi.

No hay un culpable claro

Thomas Haupt, epidemiólogo de enfermedades respiratorias del Departamento de Servicios de Salud de Wisconsin, le dijo a CNN a principios de este mes que los casos en su estado eran jóvenes que “por lo demás normalmente estaban sanos y que entraban con enfermedades respiratorias graves, y en algunos casos, en realidad tuvieron que ir a la unidad de cuidados intensivos y fueron colocados en ventiladores”.

La enfermedad pulmonar inicialmente parecía ser causada por una infección, “pero cada prueba ha resultado completamente negativa”, agregó.

Los casos de Wisconsin fueron en su mayor parte en la parte sureste del estado, dijo Haupt. Esto limita con la parte noreste de Illinois, donde los pacientes iniciales de ese estado fueron hospitalizados.

Si bien las autoridades aún buscan determinar qué productos usaron los pacientes, algunos estados, incluidos Wisconsin, Minnesota y Nueva York, dijeron que se había informado el uso de productos de nicotina y marihuana.

En Wisconsin, “todos los pacientes informaron del vapeo antes de su hospitalización, pero no conocemos todos los productos que usaron en este momento”, dijo Andrea Palm, secretaria designada del Departamento de Servicios de Salud del estado, en un comunicado la semana pasada. “Los productos utilizados podrían incluir una serie de sustancias, como nicotina, THC, cannabinoides sintéticos o una combinación de estos”.

Los expertos en salud han señalado una variedad de sustancias en los líquidos electrónicos que temen que puedan dañar las células o contener “productos químicos peligrosos”, pero el alcance total de los riesgos a corto y largo plazo de los cigarrillos electrónicos aún no está claro. Varios productos falsificados y adulterados también han llegado al mercado, que puede tener otros aditivos o ingredientes. No está claro si eso juega un papel en estos casos.

– Nadia Kounang, Minali Nigam, Jen Christensen, Amanda Watts y Sheena Jones, todas de CNN, contribuyeron a este informe.