CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Ex detectives de la policía de Nueva York recibirán libertad condicional por tener relaciones sexuales con una joven detenida

Por Ray Sánchez, Mirna Alsharif

Nueva York (CNN) — Dos ex detectives de Nueva York no cumplirán condena en prisión después de declararse culpables de soborno y mala conducta oficial por tener relaciones sexuales en una camioneta de la policía con una joven que arrestaron y liberaron, dijeron los fiscales el jueves.

Los fiscales solicitaron que Eddie Martins, de 39 años, y Richard Hall, de 34, recibieran sentencias de uno a tres años de prisión, dijo Eric González, fiscal de distrito de Brooklyn, en un comunicado.

Pero Danny Chun, juez de la Corte Suprema del estado, indicó que cada acusado será sentenciado en octubre a cinco años de libertad condicional, según González. El acuerdo de culpabilidad fue ofrecido por el tribunal, sin el consentimiento de los fiscales, porque los acusados se declararon culpables de toda la acusación, dijo el fiscal de distrito.

En la corte, el juez dijo que aceptó la libertad condicional porque los fiscales habían demostrado cargos violentos de delitos graves contra los acusados, incluidos los cargos de violación que finalmente fueron desestimados, no pudieron ser comprobados más allá de una duda razonable.

“La credibilidad de la víctima, o de la demandante, en este caso fue seria, seriamente cuestionable, en el mejor de los casos”, dijo Chun, según una transcripción judicial obtenida por CNN.

Si bien la evidencia científica en el caso fue “muy convincente”, Chun dijo que existía la posibilidad de que un jurado condenara solo por los cargos de delito menor. La oferta de libertad condicional sin tiempo en la cárcel no fue “injusta” ya que los exagentes habían renunciado a sus trabajos y habían aceptado condenas por delitos graves, dijo el juez, según la transcripción.

Los exagentes fueron procesados originalmente por 50 cargos, incluida violación en primer grado

Los exagentes se declararon culpables el jueves de dos cargos de soborno en tercer grado y nueve cargos de mala conducta oficial, dijo el fiscal de distrito.

Martins y Hall fueron procesados originalmente en noviembre de 2017 por 50 cargos, incluyendo violación en primer grado, acto sexual criminal en primer grado y secuestro en segundo grado, dijeron los fiscales.

“Estos acusados se involucraron en un impactante abuso de poder, que finalmente reconocieron”, dijo González. “Si bien hubiera preferido verlos en prisión, ya no son miembros de nuestro departamento de policía y con la declaración de hoy son delincuentes condenados”.

El fiscal de distrito dijo que el caso resultó en que Nueva York aprobó una ley que prohíbe a los agentes de policía tener relaciones sexuales con personas bajo custodia, cerrando una brecha que permitió a la policía afirmar que el sexo fue consensuado.

“No pudimos aplicar la nueva ley de manera retroactiva, y los serios problemas de credibilidad en este caso nos impidieron proceder con cargos adicionales; sin embargo, seguimos comprometidos a responsabilizar a estos acusados”, dijo González.

El abogado de la mujer, Michael N. David, dijo que la sentencia era inaceptable y envía un mal mensaje a las víctimas sobre la violencia policial.

“Estamos indignados. Es una injusticia absoluta lo que sucedió hoy. No puedes consentir cuando pesas 45 kilos y ambos son muy musculosos. La tenían esposada”, dijo.

El abogado dijo que representará a la mujer en una demanda federal contra la ciudad y le pedirá al fiscal federal del Distrito Este de Nueva York que procese a Martin y Hall.

Los abogados defensores dicen que el caso podría haberse resuelto hace mucho tiempo

El abogado de Martin, Mark Bederow, calificó el acuerdo de culpabilidad como “un resultado justo”. Dijo que el caso fue “estropeado horriblemente” por los fiscales que siguieron “el clima político en ese momento” en lugar de la “evidencia creíble”.

“Déjenme ser claro, no estoy criticando el movimiento Me Too. Estoy criticando la oficina del fiscal de distrito”, dijo a CNN. “Tenían evidencia de que la víctima había mentido repetidamente bajo juramento sobre casi todo y, en lugar de presentar esa evidencia, ellos, dado el clima, presentaron cargos de violación en primer grado”.

Peter Guadagnino, el abogado de Hall, dijo: “Podríamos haber resuelto este caso hace más de un año y medio con la misma declaración, si los hubiesen acusado adecuadamente desde el principio”.

“La injusticia fue que la oficina del fiscal de distrito posicionó esto como un caso de violación”, dijo. “Mi cliente ha sido llamado violador todo este tiempo. Recibió un soborno y no voy a hablar de eso, pero nunca violó a nadie”.

La oficina del fiscal de distrito rechazó hacer comentarios más allá de su declaración anterior.

Michael David, un abogado que representa a la joven, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Los fiscales desestimaron los cargos de violación a principios de este año, citando problemas de credibilidad. El fiscal de distrito, en una carta al tribunal en enero, dijo que la mujer “hizo una serie de declaraciones falsas, engañosas e inconsistentes sobre los hechos de este caso”.

Los ADN de los detectives fueron recuperados de la mujer, dice el fiscal

Los antiguos detectives renunciaron voluntariamente a la policía de Nueva York en noviembre de 2017. Posteriormente se declararon inocentes de todos los cargos, dijeron los fiscales.

En ese momento, Martins fue liberado con una fianza de 250.000 dólares y Hall fue liberado con una fianza de 150.000 dólares. Cada uno enfrentaba hasta 25 años de prisión si era declarado culpable de los cargos más graves.

Los exdetectives fueron asignados al escuadrón de narcóticos del sur de Brooklyn en el momento en que fueron acusados de tomar turnos para violar a la mujer esposada de 18 años en el asiento trasero de su camioneta policial en Coney Island en septiembre de 2017, dijeron los fiscales.

Estaban de servicio en una Dodge Caravan como parte de un equipo de detectives vestidos de civil que realizaban una operación de compra y redada, según el fiscal de distrito.

Los fiscales dijeron que los acusados dejaron su puesto sin autorización y luego detuvieron un automóvil conducido por la mujer de 18 años, que estaba acompañada por dos pasajeros masculinos, dijo González en el comunicado.

Los detectives esposaron y arrestaron a la mujer después de que ella les dijera que tenía marihuana y dos pastillas de Klonopin, según el comunicado. A los dos pasajeros se les permitió salir.

El fiscal de distrito dijo que la mujer tuvo relaciones sexuales con Martins y realizó un acto sexual con Hall. Los acusados luego liberaron a la mujer y le devolvieron las píldoras. No informaron el incidente.

Su ADN fue recuperado de la mujer y el video de vigilancia la mostró saliendo de la camioneta unos 40 minutos después de que la recogieron, dijo González.

Laura Ly, de CNN, contribuyó a este informe.