CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Asistente personal de Trump sale abruptamente de la Casa Blanca

Por Jim Acosta, Kaitlan Collins, Paul LeBlanc

Washington (CNN) — La asistente personal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha estado con él desde el comienzo de su administración, abandonó la Casa Blanca, dijo a CNN una fuente familiarizada con la situación.

Madeleine Westerhout renunció como asistente ejecutiva del presidente el jueves, después de que Trump se enteró de que ella había compartido información con reporteros en una reciente reunión extraoficial, durante la cual no dijo que sus comentarios eran extraoficiales, según fuentes familiarizadas con su partida. Durante la sesión, Westerhout había discutido asuntos de la Casa Blanca, que un reportero reveló al personal de la Casa Blanca.

Un exfuncionario de la Casa Blanca le dijo a CNN que Trump era cercano a Westerhout, cuya oficina estaba directamente frente a la Oficina Oval, pero que discutir información personal sobre su familia era cruzar una línea roja.

El diario The New York Times fue el primero en informar la salida de Westerhout. Citando a una fuente con conocimiento de su partida, El periódico informó Westerhout ya era considerada el jueves una “empleada separada” y que no se le permitiría regresar a la Casa Blanca el viernes.

La renuncia de Westerhout representa una nueva partida de una administración acosada por una serie de salidas de funcionarios de alto rango, y remarca la batalla del presidente contra las filtraciones de la Casa Blanca y su mayor campaña contra la prensa.

“¡Nunca ha habido un momento en la historia de nuestro país en el que los medios de comunicación hayan sido tan fraudulentos, falsos o corruptos!”, tuiteó Trump el miércoles por la noche. Dijo esperar que cuando su presidencia sea “recordada”, una “gran parte” de su legado sea “la exposición de la deshonestidad masiva” en la prensa.

Antes de unirse a la administración Trump, Westerhout se desempeñaba como asistente de la jefa de personal del Comité Nacional Republicano, Katie Walsh, quien luego se convirtió en asesora principal del equipo de transición de Trump.

En dicho papel, Westerhout fue vista con frecuencia escoltando a miembros clave del equipo de transición de Trump a través del recibidor de la Torre Trump.

“El presidente electo quería asegurarse de que todas sus reuniones fueran muy transparentes, por lo que se hizo un poco más público de lo que originalmente pensé que sería”, dijo a CNN en 2016.

Westerhout también es una de seis funcionarios de la Casa Blanca que en 2018 se descubrió que habían violado la Ley Hatch.

Oliver Darcy de CNN contribuyó a este informe.